El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 19 de julio de 2013

FIAT 124 Sport Spider "América" de AMERCOM




Pertenece a una colección polaca de kiosko.



El 124 Spider fue un cabriolet 2+2 presentado en el Salón de Turín de 1966 con la vista puesta en su comercialización en los EE.UU. En los casi veinte años de su producción, unos 150.000 ejemplares fueron puestos a la venta con notable éxito, conociendo el modelo algunas versiones especiales como la Abarth o la "América", que fue la destinada para el mercado norteamericano y que difería un poco en masa y dimensiones con respecto al fabricado para Europa. El diseño del modelo fue obra de Tom Tjaarda y Pinifarina.

El éxito de la berlina 124 de FIAT hizo que se propusiesen derivados más personales para el mercado europeo,  materializándose en los 124 Sport Coupé y el modelo que nos ocupa hoy. Todos tenían en común (aparte del nombre) el uso de las mismas mecánicas y en el caso del coupé también el chásis de la berlina, siendo el bloque motor un 1.4 de gasolina biárbol alimentado por un carburador de doble cuerpo que entregaba 90 CVs, con los cuales se podía alcanzar unos 170 Km/h (aunque la revista italiana "Quattroruote" verificó 173 Km/h en una prueba de autopista). De serie incorporaba un nuevo cambio de 5 velocidades y servofreno, dejando obsoletos de un plumazo a los modelos precedentes 1500 S y 1600 S. Como es natural, el modelo fue evolucionando en sus 20 años de vida y llegó a contar con motores 1.6, 1.8 y 2.0 algunos de ellos con inyección, llegándose a los 135 CVs del modelo VX.

Viendo el potencial del modelo, y la demanda que había hacia los cabrios europeos en Estados Unidos, FIAT decidió exportar hacia 1968 algunas unidades con frenos de disco en las cuatro ruedas, limpiaparabrisas con intermitencia, neumáticos radiales y caja de cambios de cinco velocidades. Tal fue el éxito que, aunque el modelo se dejó de fabricar en Europa para 1975, el Spider prosiguió su carrera comercial americana y llegó incluso a volver al viejo continente en 1981 denominándose "Spidereuropa", idéntico a la versión americana "Spideramerica" pero ya con sistema de inyección en ambos.

Hoy en día se recuerda mucho en Estados Unidos este pequeño vehículo (para sus estándares) por parte de aquellos aficionados de más de 50 años, aunque le tuvieron que perdonar muchos fallos de calidad al italiano.







Revisando el modelo de AMERCOM (un fabricante de modelos del cual ignoro su filiación) me entra la duda de que si el molde proviene de Starline, pues existe el modelo en su catálogo siendo idéntico y con parecida calidad por lo que he podido ver. Solo encuentro alguna diferencia mayor en el acabado de la pintura (todavía hay que tener cuidado pues las llantas destiñen!), falta de insignia en la calandra y algún detallito menor como la matrícula trasera. El interior no está mal, aunque es algo basto lo encontramos detallado. Lo peor, sin duda esa penosa rejilla delantera. Realmente no merece la pena adquirir este modelo existiendo los de Starline (en varios colores y además en versión Abarth blanca y negra) que tienen además un precio muy bajo, casi el mismo que el polaco AMERCOM. Si dispusiese del modelo alemán haría una comparativa, pero de momento tendrá que esperar mejor ocasión.



























13 comentarios:

  1. qué hermoso interior!
    volante, palancas y tablero!
    lo compro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero mejor un Starline, Gaucho. Quizás el Abarth, es más vistoso...

      Éste, si puedo, lo jubilaré. Me gusta demasiado el modelo real como para tenerlo en una miniatura de "low cost", pero de momento es lo que hay.

      Saludos

      Eliminar
  2. Curiosa e interesante pieza que para ser de coleccionable tiene muy buenos detalles como bien ha comentado gaucho, tales como el tablier y el volante, quizás vea algo desmesurada la palanca del freno de estacionamiento, la trasera de los asientos no me acaba de gustar, pero es una muy buena pieza con un color muy llamativo.

    Un saludo.

    =))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El interior medio se salva, lo esperaba peor. Es casi idéntico al de Starline, por eso sospecho que sea el mismo molde (pasa como con algunos AMERCOM que son claramente procedencia IXO).

      Saludos Pau!

      Eliminar
  3. Hola Antonio!!
    Uff, este auto me fascina!!!
    Y para ser un coleccionable de kioskos, esta impecable, aunque tiene sus contras, como la parrilla delantera toda de plástico, y la patente gigante atrás, creo que esta fuera de escala!!!
    Tengo un amigo de Chile que restauró un auto similar a este, si no te molesta te dejo la foto asi lo vez!
    https://fbcdn-sphotos-a-a.akamaihd.net/hphotos-ak-frc1/484900_254096841394564_41822175_n.jpg
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, comienzo por el final: no me molesta en absoluto que pongáis links para ver cosas interesantes, bien al contrario, cuanto más pongáis, mejor! así que bienvenido el enlace, ya voy a ver el trabajo de restauración!

      A mí me gusta tanto este coche que lo tuve a 1:18 de Auto Art, era una maravilla. Lo echo de menos!

      En cuanto al resto de lo que opinas sobre el modelo, totalmente de acuerdo contigo.

      Saludos Ramiro, y gracias por la visita!

      Eliminar
  4. Qué extraño que coexistan en una misma miniatura una parrilla tan fea con un interior tan esmerado. Pero como bien decís, por suerte existen los Starline. Y los Vitesse, que también están muy lindos!
    Saludos Antonio, y felíz día del amigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cruiser, es que este cochecito creo que es pariente del Starline, pues no recuerdo que Ixo lo tenga en catálogo aunque pudiera ser.

      Pronto pondré otro AMERCOM derivado de un Ixo, pero por fortuna mejor hecho que éste.

      Saludos y Feliz Dia del Amigo!

      Eliminar
  5. La miniatura creo que cumple por lo que pide a cambio.
    A mi también me gusta mucho el modelo real, por eso tengo el de Autoart a 1:18, pero la versión posterior con los paragolpes negros, es uno de los pocos (sino el único) Fiat del catálogo de AA.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mio era rojo, de AutoArt y con esos paragolpes negros qe dices propios de las últimas versiones.
      Una miniatura muy buena a precio razonable entonces.
      Por otro lado es cierto, no hubo muchos FIATs en catálogo de AutoArt.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Salvo la parrilla delantera, el resto del auto me gusta, así que yo lo perdonaría y lo dejaría en la colección.
    Bellas lineas del modelo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que prefieres el coupé de rally, del que puse el enlace en este mismo post.

      Pena de parrilla... pero no descarto conseguir el Abarth un día.

      Saludos! y abrazos!!

      Eliminar
    2. Claro, prefiero ese de rally (también yo lo tengo en la vitrina), pero éste que muestras no está nada mal.
      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!