El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 9 de julio de 2013

Ford GT40 MkII "Le Mans 1966 N.6" de IXO



La gestación del GT40 tiene que ver mucho con las pasiones humanas, ya desatadas desde antes de que estuviera siquiera en un "blueprint". Aunque es una historia muy conocida por parte del aficionado al automovilismo deportivo no está de más recordar que a principios de los años 60 Henry Ford II, propietario y director de Ford, supo que "Il Commendatore" Enzo Ferrari estaba interesado en venderle su empresa. Deseando Henry tener más presencia en el campo deportivo accedió a negociar con Enzo, pero no llegaron a nada pues Ferrari deseaba tener más protagonismo de la cuenta dentro de Ford. Cierto es que Enzo podía tener el "ego" un tanto subido, pues los Ferrari estaban abonados a la victoria en Le Mans en esos años (además de en otras pruebas) pero cometió el error de enfadar al magnate americano...

Una vez rotas las negociaciones, Henry (que estaba bastante calentito con el asunto) decidió que un día derrotaría al orgulloso Enzo en su casa, Europa, para lo cual inició contactos con firmas deportivas especializadas de la época como Lotus, Lola y Cooper (todos ellos ingleses). De todos ellos quien se llevó el gato al agua fue Lola, constituyéndose una empresa que se denominó Ford Advanced Vehicles Ltd.

Para marzo de 1963 ya estaba constuido un chasis y en abril es presentado en Inglaterra el modelo GT/101, pronto exhibido en Nueva York. Pero este coche no resultó fiable ya desde su primera prueba (Nürburgring, 1964), siendo aquí cuando entra el siguiente personaje en escena: nada menos que Carroll Shelby, que vio mucho potencial en el coche. Tras dos años de pruebas, con alguna victoria y mucho fallos, el GT40 (recordemos que la cifra se refiere a la altura en pulgadas, que era la mínima necesaria para competir en Le Mans y que equivale a un metro escaso) ya estaba listo para dar lo mejor de sí en el escenario para el cual había sido concebido: la famosa prueba de resistencia de las 24 Horas de Le Mans. La primera participación no pudo ser mejor, consiguiendo el podio completo en aquel año de 1966 tras haberse invertido una cantidad ingente de horas de trabajo... y de millones de dólares.

Enzo estaba furioso, pero aquella segunda versión del GT (MkII) era un coche magnífico. Su aerodinámica estaba muy estudiada y su corazón era un motor de siete litros que provenía del "mundano" Ford Galaxie. Lo peor es que Enzo tuvo que suportar nada menos que tres años más de derrotas en su feudo, Le Mans, lo que parece que tampoco afectó demasiado al devenir de su escudería pues en F1 se desquitaba largamente.

Pasando revista ahora a la magnífica miniatura de IXO "caja negra" (recordemos que son modelos mucho más elaborados que los que fabrica para editoriales de coleccionables) que representa a uno de los GT40 MkII que corrieron en Le Mans en 1966, éste en concreto con el número 6 que fue pilotado por Mario Andretti (italo-americano) y Lucien Bianchi (belga), para el equipo estadounidense Holman & Moody. Para la pequeña historia diremos que tras 97 vueltas se tuvieron que retirar, aunque el resto de los GT40 obtuvieran resultados magníficos. Esta miniatura tiene un acabado y detallado excelentes, el molde es fino y su pintura muy buena aunque creo que las calcas son un tanto frágiles. El interior es bastante bueno, aunque muy poco visible, apreciándose unos asientos magníficos y un tablero de mandos detallado. Por lo demás está todo correcto, en este modelo está presente la famosa "burbuja Gurney" del techo y me encantó la parte trasera de la miniatura, quizás más que la delantera. Del GT40 hay para una temática entera de die cast, pero si queremos una buena miniatura no muy cara y con una bonita presentación ésta puede ser un buen candidato.

















10 comentarios:

  1. no hay duda, el ford gt es cosa seria, en cualquier variante, de cualquier fabricante.
    me encanta este auto y me encanta el modelo.
    cuando me inicié en el coleccionismo coleccionaba exclusivamente ford gt, lotus esprit y cobras.
    algún día voy a retomar esa colección y te aseguro que este modelo de ixo va en primer lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta a tal punto que es de los poquísimos yankis que tengo en mi colección (considero aparte la rama europea de Ford). Este GT fue tan admirado que (como sabrás) se reeditó su espíritu por parte de Ford ya en el siglo XXI con el Ford GT.

      Si lo prefieres, hay otros GT 40 de IXO en otros colores. Todos igual de buenos! Brindo por la reanudación de esta temática.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Antonio!!!!!

    Los americanos no tienen buen gusto, por lo menos para nosotros, pero hay que admitir que este auto, debe estar entre los 3 más lindos vehículos de competición. Un diseño que nunca va a pasar de moda y con el plus que es ganador!!!!!

    Hermosa la miniatura, el GT se merece esa calidad.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ongi Etorri, Vasco!

      Coincido contigo al 100%.
      Les salió un diseño bárbaro, si tengo que pensar en un coche de Le Mans visualizo éste o el Porsche 917, vestido de Gulf.

      De todas formas el GT40 casi es más inglés que americano, pero realmente hay otros diseños yankis que me tienen enamorado (muchos muscles, por ejemplo).

      Eliminar
  3. Interesante reseña, se agradece tanta data.

    El modelito se ve bárbaro, esa trasera es perfecta. (las rejillas de ventilación son en fotograbado).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro que Juanh sabe mucho más que yo de este deportivo y podrá añadir cosas.
      Una cosa buena de investigar sobre estos coches, y resumir lo obtenido, es que se aprenden datos interesantes.

      Me sorprendió mucho esta pieza de IXO, es un buen modelo que no me esperaba aun después de haber visto fotos.

      Saludos y hasta otra.

      Eliminar
  4. Como bien dices Antonio, un coche más bien inglés que estadounidense; buen diseño de Lola Cars de Eric Broadley, fabrica que, luego de pasar por varios dueños, hace pocos meses cerró definitivamente sus puertas. Dejaron en la historia el mítico Lola T70 y el diseño y desarrollo de este GT40.
    La miniatura es muy buena, se nota al ver el detalle d elas rejillas traseras en la última foto; tengo dos variantes de este auto.
    La económica (pero no por ello menos bella) de Ixo-Altaya:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/01/064-ford-gt40-mki.html
    Y la más costosa de Bizarre:
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/2012/08/136-ford-gt40-mki.html
    Los GT40 dan para tener una vitrina especial para ellos; años de triunfos en Le Mans y las pistas del mundo...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los datos, Juanh, ya sabía yo que los completarías excelentemente. No sabía que la factoría había cerrado ya, una auténtica pena.

    Como bien dices el GT da para una temática de colección. Miraré los que indicaste otra vez, siempre es un placer admirar estas miniaturas las haga quien las haga.

    Saludos & abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno este Gt de Ford.
    La trasera como bien comentas es mejor que la delantera.
    Una rara pieza pero que teniendo en cuenta que su misión eran los circuitos se entiende el diseño de su carrocería.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor que pudo hacer Ford fue darla carta blanca a Lola Cars para que lo diseñase, pero don Carroll Shelby también puso su granito de arena...

      Saludos Pau.

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!