El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 16 de enero de 2017

SAVIEM SC10 U de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


Hace más de medio siglo que el SC10 de SAVIEM comenzó su leyenda por las calles de París, reemplazando precisamente a los no menos legendarios Renault de plataforma. El SC10 fue uno de los autobuses urbanos más producidos en Francia e impuso su familiar silueta  por las principales ciudades galas hasta el fin de la década de los 90.

Ordenado en serie a partir de 1965, el SC10 (SC por "SAVIEM Chausson") era el perfecto vehículo estándar tal y como demandaban las ordenanzas técnicas de la RATP, la compañía autónoma de los transportes parisinos. Debido a la gran cantidad de autobuses no normalizados que existían (con pisos muy altos o muy bajos, pasillos estrechos o amortiguaciones inadecuadas) se hizo necesario encontrar un estándar que el fabricante ganador debía materializar para la construcción en serie. A finales de 1961 SAVIEM había presentado su primer prototipo y lo presentó internacionalmente en Viena un par de años después, pero el modelo definitivo no entró en acción hasta mayo del 65 en París, siendo Nancy la primera ciudad de provincias que lo disfrutó.

El debutante no empezó con buen pie, pues su motor Fulgur de 136 CVS se reveló como poco fiable y fue pronto reemplazado por un bloque MAN de seis cilindros con 150 CVS de potencia. Toda la suspensión era neumática (al igual que el accionamiento de los limpiaparabrisas), los frenos de disco a las cuatro ruedas, la caja de cambios automática (una Fluidmatic) de accionamiento eléctrico y la dirección hidráulica era completamente asistida. En cuanto a la carrocería, estaba compuesta por paneles y el techo era de aluminio, con un gran parabrisas antirreflejos cilíndrico con un cuadro de mandos pintado en negro mate pensado para la comodidad del conductor en la conducción nocturna.

La capacidad de estos autobuses podía variar según las series o los servicios, estando situada entre las 65 y las 75 plazas. Los usuarios estuvieron muy contentos en general con estos vehículos gracias a su confort, luminosidad y espacio. Lo malo? Su calefacción, ciertos movimientos bruscos al frenar y una velocidad punta muy escasa. Esto último podía obviarse por el centro de la ciudad, pero cuando el autobús tomaba algún tramo de autovía su velocidad no sobrepasaba los 60 Km/h. Sin embargo, el SC10 pronto conquistó el entorno urbano de casi toda Francia a falta de Lille (que era terreno de Brossel) y Marsella (dominada por los Berliet PH10 y 12).

En 1979 ya se habían construido 3.500 autobuses que a lo largo de los años habían visto reflejadas ciertas mejoras, sobre todo en las prestaciones del motor, calidad sonora y rediseño del acristalamiento. Pero el gran cambio sucedió en 1981 (con SAVIEM ya bajo la propiedad de Renault V.I.) al presentarse la serie R, un rediseño en profundidad de casi todos los elementos salvo el motor. Así (y bajo la marca Renault) el último autobús salió de la cadena de montaje en 1989 tras haberse producido unas 11.000 unidades, retirándose del servicio la última en 2002. En esencia fue un éxito local, pues no se exportó casi nada aunque algunos de ellos conocieron una segunda vida en Camboya, Birmania, Rumanía, Albania, Rusia y algunos países africanos y del Magreb.







Quizás este SAVIEM sea uno de los autobuses más representativos de la colección de Hachette... siempre y cuando lo veamos con ojos de francés. En efecto, cuantas veces lo hemos visto en películas del país vecino con esa librea verdiblanca dándole vueltas al Arco del Triunfo! Hasta Majorette lo tenía a escala 1:64 (yo lo tuve). Me consta el hecho de que ha sido una de las miniaturas más perseguidas en el Hexágono y yo, sinceramente, no pensaba en el hecho de "autoexportarme" uno para España pero con suerte pude hacerme con el mío. Y aparte de lo que pueda o no representar para mí, este SAVIEM me parece una gran miniatura con muchos detallitos y muy buenos (genial la publicidad del R5!), con unos exteriores y un molde rayando a buena altura y lo de siempre, un interior "de compromiso" que no acompaña. Podemos pasar perfectamente de él, pero aunque uno no sea francés no dejo de reconocer que es uno de los autobuses más famosos y conocidos del mundo y había que tenerlo. Y además, me recuerda tanto a París...





























18 comentarios:

  1. Hermoso, más por ser un colectivo que circula por París; además, exportado a países muy interesantes.
    Me encantan sus carteles.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los carteles queda muy bien, en caso contrario sería un tanto "insípido".
      Y es tan francés...

      Abrazos!

      Eliminar
  2. Muy bueno, genial la pintura y publicidades!. Muy buen trabajo. Puede ser que los interiores de estos modelos no esten tan detallados, pero es cierto que hay miniaturas que "hay que tener"

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que este autobús es uno de los famosos, si tuviese que escoger solo diez de la colección éste iría en la selección.
      En Francia se agotó, con eso te lo digo todo.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Muy bueno este Saviem Antonio por fuera eso si por que como en todas las ocasiones, y como se solía decir
    los interiores son mas pobres que el salpicadero de un Panda.

    Me ha gustado sobre todo la publicidad que hay en él ese R-5 me ha encantado casi igual como el bus.

    Enhorabuena por él


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del R5 es una "pasada", además he visto esa publicidad en imágenes de Internet. Así que no era fantasía.

      Saludos y gracias!

      Eliminar
  4. La verdad es que la miniatura salió redonda . Porque el sujeto es bastante austero , más en esos colores , pero la publicidad de Renault y Leroux (¡Y dale con la achicoria!) lo iluminan mucho.
    Es más , en una de las tomas el cartel del R5 hace aparecer más reales la rueda y las puertas de ascenso .

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelve la "achicoria"!!

      Está muy detallado, es una miniatura muy fina y además es como un "souvenir" con olor a baguette calentita y mantequilla salada.

      Abrazos!

      Eliminar
  5. Yo tambièn tuve (quizàs deba tenerlo por ahì) el Majorette.
    De este modelo me encantan los pequeños detalles, desde la detallada parrilla en el frontal, pasando por los detalles de las ventanas y la trasera con tanta cosa,
    pero lo que màs me gusta es el parabrisas cilìndrico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como dije... parece que muchos tuvimos el famoso Majorette. Yo hasta hace menos de diez años, lo vendí junto con todos mis otros 1:64.

      Eliminar
  6. Hola Antonio! Soy Josep, de Salou. Hermosa miniatura. Para mi de lo mejor que he visto de la colección de autobuses. Muy detallada, finamente pintada y con una tampografia de calidad. Gran pieza que intentaré conseguir, aunque me imagino que la cosa está difícil.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep!

      Y más ahora (me refiero a lo de dificil), pues parece que la colección no sale de momento en España.
      Pero bueno, tenemos otras series y si tanto te gusta puedes probar por Ebay, aunque es una pieza muy demandada en Francia y terminó por agotarse (yo lo pillé de chiripa).

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Está muy bonito, se le ve mas típico que urbano.
    Solo por que no anda sobre rieles, pero como que tiene el encanto de un gran tranvía.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es como un tranvía, pero era realmente cómodo por su suspensión adaptada a los traqueteos de las calles de París.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Sprawia wrażenie bardzo dobrego montażu :)
    Pozdrowienia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bardzo francuski jako bagietki i beret!

      Witaj, przyjacielu!

      Eliminar
  9. Extraña solución para simplificar la curvatura del parabrisas. Muy original.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya hemos visto algunos parabrisas de autobuses realmente "rebuscados", pero siempre con el fin de no generar reflejos.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!