El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Lancia Astura MkIV Ministeriale Convertibile de Starline (c) 2019 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 28 de septiembre de 2019

Citroën SpaceTourer Pössl Campster de IXO/Hachette





Pertenece a la colección francesa de kiosko "Passion Camping Car" de la ed. Hachette.

Usando la versión intermedia de 4,96 mts. del Citroën SpaceTourer, el especialista alemán Pössl creó el Campster en 2016 y lo presentó un año después. Este modelo, el más pequeño de la gama del fabricante, está conociendo un gran éxito y ha contribuido en gran parte al éxito europeo de Pössl al colocarlo como número dos continental solamente tras Volkswagen y su camper California.

Tras unos comienzos modestos en 1989, Pössl logró un excelente acuerdo con el constructor esloveno de vehículos de recreo Adria que consistió fundamentalmente en un traslado y aumento de su producción a la factoría eslovena, además de una exención de impuestos. Pössl se especializó en el diseño de campers construidos con la base de diversos furgones comerciales (FIAT Ducato y Citroën Jumper) vendidos bajo las marcas Pössl y Globecar.

Esos furgones adaptados contaban con un buen mobiliario de calidad y un aislamiento interior a base de espuma de poliuretano, pero quizás lo más importante fue la inteligente asociación que hizo el fabricante bávaro con Citroën a la hora de crear el Campster, obteniendo como base el lujoso Spacetourer (un monovolúmen que aspira a entrar en el segmento del Mercedes Clase V o el Volkswagen Transporter). El vehículo tuvo una gestación difícil y complicada, ya que aunque fue presentado en el Salón de la Caravana de Düsseldorf de 2016 entre homologaciones y pruebas la comercialización se demoró un año y provocó el malestar de los primeros clientes.

La mejor definición que cuadraba con el Campster era la de ser una "navaja suiza", modulable, transformable y adaptada para vivir lo más cerca posible de la naturaleza. Disponible con varias longitudes y tracción total a la demanda, el Campster se mostró como muy manejable gracias a su longitud contenida, su poca altura (que le permite estacionar en los párkings urbanos) y su accesibilidad interior gracias a sus dos puertas laterales corredizas o mediante su ventana trasera abrible. El modelo permite viajar hasta a siete personas de día y alojar a cuatro mediante sus dos camas gemelas; dichos ocupantes pueden ponerse de pie sin dificultad cuando se eleva el techo plegable SCA y disfrutar de las bondades de una completa cocina transportable al exterior y un refrigerador. Numerosos compartimentos completan el espacio interior así como una mesa plegable central con asientos pivotantes que organizan una grata estancia en el vehículo a la hora de comer o simplemente convivir.

Pero a la hora de los desplazamientos el Campster se revelaba también como un vehículo ideal para hacer kilómetros, no en vano deriva de un lujoso monovolúmen y de él conserva muchos elementos de seguridad y confort, incluyendo frenado automático, navegador GPS, cambio automático y pantalla a color. Este vehículo además permite elegir entre cuatro motorizaciones disponibles todas ellas diesel HDi y de entre 102 y 177 CVs, asemejándose en su comportamiento al de un turismo de tamaño grande con cierto ambiente "premium".











Ya finalizada la gran colección "Passion Camping Car" tan solo me queda ir mostrando los números que tengo disponibles, entre ellos este Pössl que fue uno de los últimos en aparecer. Seguramente por su aspecto tan moderno da mayor sensación de "juguete" pero no debemos dejarnos engañar, ya que si miramos más atentamente veremos una excelente réplica con un muy buen molde y una representación muy realista del techo plegable (casi parece neopreno real!). La pega es que ese color tan fluorescente "ahoga" mucha parte del detallado externo y lo difumina, mejor hubiera sido escoger otro color en la gama Pölster como el rojo burdeos metalizado. En fin, seguimos viendo cosas interesantes como los "cristales" ahumados o el interior pero me imagino que el modelo no llamará mucho la atención frente a otras producciones más clásicas de Hachette.































11 comentarios:

  1. No imaginaba wue existieran autos asi modernos con esta onda camper con techo desplegable que se me hace tan retro.
    Linda pieza para sumar a una colección.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por que fui mostrando muchos clásicos, pero las marcas europeas suelen tener muchos vehículos modernos adaptados y se muestran en las ferias especializadas. Menos mal que en la colección prefirieron cosas más antiguas!

      Saludos.

      Eliminar
  2. Parece una opción muy recomendable la combinación de la SpaceTourer y el trabajo camper de Pössel.
    No tiene el encanto de las furgos clásicas camper, pero si incorpora todo tipo de mejoras, al fin y al cabo en este tipo de vehículos es lo fundamental, no?.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si se trata de divertirse en una autocaravana uno prefiere lo moderno y práctico, no? Las clásicas son para gente con pasta, que se puede permitir lucir alguna.

      Eso sí, en miniaturas no hay color... mejor lo clásico, son más bonitas, no?

      Saludos!

      Eliminar
  3. Y sí, el color es poco apropiado, aunque por la última foto se comprueba que es muy real.
    El diseño moderno tampoco permite demasiadas florituras con la matricería, apenas se pueden destacar las luces traseras y las delanteras.
    Y la cúpula levantada, con los fierritos negros, obviamente ahí está el detalle que define.
    Pero con ese color!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ese color me recuerda algo a ambiente náutico o de surf... A mí me encanta este chisme, pero soy mucho más de autocaravana que de camper, sin embargo reconozco que estas últimas al ser más perfiladas quedan estéticamente mejor. Con colores más mundanos, eso sí.

      Y el modelo, pues estamos de acuerdo, pero ahora las cosas son en este estilo!

      Eliminar
  4. Síiii, las camper de antes son mucho más encantadoras y bonitas, en eso estamos todos de acuerdo. Había un no se qué de pionero/explorador en aquellos trastos, que ha sobrevivido en nuestro imaginario generación tras generación.

    ¿Que si tuviera tiempo y dinero? Pues una como la que nos muestras ya me va bien. Ya lo creo que me serviría. Para echar un vinito con pan y chorizo con la jefa, a la sombra, en un bosque en la montaña, un fin de semana, a mí me basta y sobra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay quien coge una C15 y la deja que no veas para hacer eso que dices... con una Citroën como ésta ya no te digo nada, lujo oriental!

      Pero sigo opinando que donde esté una autocaravana con su water y su duchita...

      Eliminar
    2. Sí, también estoy de acuerdo. Pero eso es para largas estancias. Que también me gustaría...

      Pero yo hablo de salidas relámpago: unas millas en bici, luego un piquenique (o incluso barbacoa si me apuras), una siestecita, y pa'casa. Tampoco le pido tanto a la vida.

      Eliminar
    3. Ahhh ok, en ese plan! Claro, de esa forma no hace falta tanto tiempo

      Saludos!

      Eliminar
  5. Miałem okazję widzieć na żywo ten model. Przyznam, że jak na serię gazetową model jest świetnie wykonany. Z powodzeniem mógłby być wydany jako regularna wersja w gablotce.

    Pozdrawiam;)

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!