El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 1 de mayo de 2014

FMR Tg500 de Vitesse




FMR (Fahrzeug und Maschinenbau Gmbh) era un fabricante alemán de Regensburg que construyó un extraño vehículo deportivo entre 1958 y 1961 basándose en el monocasco del triciclo Messerschmitt KR200, que había sido construido bajo licencia en 1956. El modelo de FMR se apellidaba "Tg" por "Tiger", aunque no de forma oficial ya que el nombre se usaba en un camión de Krüpp y en un coche de Panhard de la misma época.

Como características más destacadas del vehículo podemos citar su cúpula acrílica fija con portezuela o abatible para resguardar a los dos ocupantes del vehículo que viajaban en tándem, su estrechez, ligereza y bajo centro de gravedad que además contribuían a hacer del Tg un microcoche con buenas cualidades de conducción. Otra cualidad del tándem es que no tenía problemas para ser exportado a aquellos países con conducción por la izquierda.

En cuanto a su diminuto motor, consistía en un bloque de dos cilindros y 494 cm3 colocado entre las ruedas traseras de forma transversal y enfriado por aire. Este motorcito fue diseñado por Fichtel & Sachs para FMR e incorporaba una caja de cambios tipo Transaxle que incluía marcha atrás, al contrario que en los modelos precedentes. Los controles sí eran similares pero en esta ocasión el cuentarrevoluciones estaba disponible para su montaje, prescindiendo del reloj. La suspensión delantera y la dirección eran las mismas que en el KR200 pero el sistema trasero era independiente esta vez y los frenos con asistencia hidráulica.

Sus prestaciones no estaban mal, con un 0 a 100 Km/h en 28 segundos y una velocidad máxima de 126 Km/h, lo que no le colocaban lejos de otros vehículos más "serios" de la época, como el Austin-Healey Sprite (al que se acercaba también por precio). Estos Tg500, sin embargo, tuvieron muy poca difusión y parece ser que no se construyeron más de 950 unidades, aunque otras fuentes citan que esa cifra era mucho menor (320).


Bien, pues aquí tenemos al "marciano" de mi colección, vehículo extraño (pero simpático) donde los haya. En esta ocasión la miniatura pertenece a los viejos tiempos de Vitesse, de cuando construía en Portugal sus modelos. En parte, apreciamos estos "pecados de juventud" por su molde (un poquito basto), la base de metal negro sin apenas bajos reflejados (tampoco es que haya mucho sitio, la verdad) y el interior de la cabina, prácticamente inexistente (solo se aprecia algo parecido a un manillar). Me agradó la combinación de colores, dentro de una serie que incluye otras (creo que las metalizadas son de fantasía y poco realistas), el diseño de la "burbuja" y las ruedecitas tan simpáticas sobre las que se asienta el modelito, aunque se salen fácilmente y corren el riesgo de perderse. Quien quiera ver uno de estos cochecillos en acción que se mire la extraña película inglesa "Brazil", en donde aparece uno de ellos (quizás era un KR200?).




















20 comentarios:

  1. Curiosa pieza y realmente extraña.
    en aquellos años había mucha imaginación ala hora de trastear con coche mas que hoy en día.

    Una pieza curiosa pero llamativa, enhorabuena por ella


    Un saludo

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esos tiempos no había los medios de hoy, y un coche era demasiado caro... aunque éste no era barato.

      Pau, te imaginas este cochecito sirviendo en Protección Civil?

      saludos!

      Eliminar
  2. Muy bueno. Vitesse había hecho muchísimas variantes de este cochecito, de varios colores, con techo, sin techo, con ruedita de repuesto y sin ella, y la verdad, cuesta decidirse sólo por uno, son todos hermosos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he visto algunas de ellas y con colores más bonitos que éste, es cierto. La cosa es que el modelo no me gusta para nada, es muy juguetero, aunque es simpático, eso sí.

      Si estuviese hecho por SCHUCO la cosa cambiaría...

      Saludos!

      Eliminar
  3. lo que no recuerdo de la película brazil es si el autito tenía 4 o 3 ruedas, lo que sí recuerdo con simpatía era el pequeño reactor fuera de borda que tenía tras la burbuja.

    pero no le critiques la sencillez de la carlinga, en verdad no sé si tenían gran cosa aparte del manillar.

    el modelo me encanta y es un viejo faltante de mi colección, algún día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo recuerdo, a ver si me doy una vuelta por YouTube.

      Mi crítica es por el aspecto general, es un poquito basto, ya entiendo que el cochecito era más sencillo que el mecanismo de un chupete...

      Suerte para conseguirlo!

      Eliminar
    2. También aparece en la película "Los Locos Addams", es el coche en el cual el Tío Cosa se levanta a una dama y se la lleva!

      Eliminar
    3. Gracias Cruiser, me imagino que la serie que dices es la de la familia Addams, la del terror... qué divertida era!

      Saludos y gracias!

      Eliminar
  4. La miniatura creo que está en línea con la sencillez del original, no veo por qué no te agrada su aspecto general.
    Respecto al auto, esa adaptación a cuatro ruedas no me gusta, lo prefiero en su diseño original.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es el aspecto en general, no sé, me parece como el coche de Ronald McDonald (el payaso de McDonalds, me figuro que sabes quien es).

      A mí nunca me gustó ni el de tres ni el de cuatro, este cochecito me parece un esperpento!

      Saludos!

      Eliminar
  5. ¡Precioso! Tiger, Messerschmitd, Isetta, Henkel, etc, todos esos pequeños coches son hermosos. De más está decir que cuando vea alguno con un número...
    Pequeña gran miniatura.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, recuerdo tu Zundapp Janus, una pequeña maravilla!

      Estos FMR llegaron a correr pero solo entre ellos, por lo visto eran muy buenos curveando.
      Hay fotos por ahí.

      Saludos & abrazos!

      Eliminar
    2. Acá hay unos Antonio:
      http://commons.wikimedia.org/wiki/File:FMR_Tg500_am_1976-08-14.jpg
      Al Zundapp aun no le ha tocado su turno e el blog.
      Abrazos!

      Eliminar
    3. Creo que ya vi la foto, pero gracias de todas maneras.

      Espero ver pronto al Zundapp.

      Abrazos!

      Eliminar
  6. Nunca me llamaron la atención estos "microcoches" o "miniautos", siempre los vi como bichos raros, tanto este como el Isetta.
    La miniatura esta muy buena, Vitesse la volvió a editar, hace poco tiempo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos...
      Gracias por lo que comentas, no lo sabía. Una buena oportunidad para que el ame a estos "sapitos"...

      Saludos!!

      Eliminar
  7. Hola Antonio rara pieza pero no esta mal para ser replica, en todo caso que no daria por conseguir una isseta o algo parecido aca no llegan ni de dos ruedas linda pieza, cuando existe una real, no es juguete. Saludos Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con la curiosidad de verlos en vivo y en directo, eso sí. Pero no son santo de mi devoción...

      Saludos José Luis!

      Eliminar
  8. Ahondando en curiosidades; el mismo "rey del Rock" Elvis Presley aparece aqui conduciendo uno:
    http://blog.hemmings.com/index.php/2013/03/22/the-king-in-a-bubble-or-king-schmitt/
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por el hallazgo! Seguramente Elvis conoció este cochecito cuando estuvo haciendo el servicio militar en Alemania, y por lo que leí se lo trajo a su país.

    La verdad es que mucho no le pega...

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!