El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 10 de abril de 2015

Mercedes Benz C111 MkII de IXO/Altaya



Pertenece a la colección temática de kiosko "La leyenda Mercedes Benz", de la Ed. Altaya.


Bajo las siglas C111 se esconden una serie de vehículos experimentales del fabricante alemán  Mercedes Benz en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo. La empresa quería probar nuevas tecnologías y conceptos en el ámbito de la automoción que acababan de nacer, como los motores rotativos Wankel, motores Diesel mejorados y la turboalimentación. También se ensayaron las suspensiones multibrazo, las puertas "alas de gaviota" e incluso probaron nuevos interiores revestidos de cuero y sistemas de climatización.

El primero de los C111 apareció en 1969 revestido con una carrocería de fibra de vidrio y un motor Wankel de tres rotores e inyección, instalado en posición central. Un año más tarde aparece una evolución incluyendo un nuevo Wankel mejorado (en esta ocasión con cuatro rotores) que producía 370 CVs y permitía hacer circular al vehículo a casi 300 Km/h.

Para las siguientes dos series Mercedes olvidó el concepto del motor rotativo y se enfocó en la tecnología Diesel, probando evoluciones de su conocido motor de tres litros OM617 que alcanzaron potencias de 190 y 230 CVs. Mediante una carrocería dotada con una aerodinámica muy cuidada, estos modelos obtuvieron varios récords sobre todo con la definitiva evolución de su motor a gasóleo: un bloque V8 de cinco litros y doble turbo KKK con 500 CVs que llegó a rodar a más de 400 Km/h en 1979.

Estos prototipos no llegaron a caer en el olvido y Mercedes Benz se llegó a proponer en 1991 producir un deportivo inspirado en estos vehículos (se habló de que iba a llevar un motor V6 de seis litros). Sin embargo, y a pesar de haber recibido 700 peticiones en firme la marca de la estrella se echó atrás y decidió no emprender la aventura de resucitar este mito de la automoción moderna.



De siempre he admirado este vehículo pero ignoraba de que se trataba de una especie de escaparate y laboratorio de pruebas de la marca alemana, por lo que disfruté bastante elaborando la entrada sobre el modelo de hoy. Una miniatura que apareció hace ya años formando parte de una excelente colección temática sobre automóviles de Mercedes Benz y que nos ofreció algunas piezas bastante buenas. Sin embargo a este C111 parece como si le faltara algo, aun siendo un correcto modelo no ha acabado de cumplir con las expectativas que tenía sobre él. No acierto a ver lo que pueda ser, pero a la miniatura no le faltan algunos detalles (como el extintor del habitáculo o las luces traseras) ni carece de un buen molde y además bien pintado. Creo que en un futuro buscaré la versión de Minichamps, muy alabada por los aficionados y que parece que es la versión definitiva (por ahora) de un modelo que siempre me entusiasmó.




























23 comentarios:

  1. Me uno a tu grupo de admiradores del C111.
    Era una epoca fantastica de los concepts, tambien me parece extraordinario el BMW turbo.
    Recuerdo haberle hecho una entrada a ambos.
    http://zona-rapida.blogspot.com.es/2011/01/antagonistas-de-la-historia-mercedes-c.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xavi, lástima no haber leído tu entrada (me hubiese aportado cosas interesantes). En cuanto pueda corro a echarle un vistazo.
      Éste y el M1 son máuinas que nos alucinaban de peques, junto con los supercars italianos, claro.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Tanto sujeto como modelo me parecen hermosos . De la miniatura me gustaron las ópticas (¡ojo con el giro trasero izquierdo que está , ahí , de desprenderse!) , y las ruedas , tanto por el dibujo de los neumáticos como por el trabajo de las llantas (que parecen mas de tren de aterrizaje , que de auto deportivo.
    No quiero ser hinchapelotas , pero me quedé con ganas de algo más para la estrella de la trompa . . . No digo fotograbado , por el costo , pero quizás un relieve en la matriz que acompañara la tampografía , y no sé si hasta un inserto de plástico cromado ; aún si se fuera un poquito de escala , le hubiera sumado mucho al modelo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo!
      Miraré lo del intermitente, pero ya lo guardé en la vitrina y supongo que si nadie lo toca no debería desprenderse. Sé que no debería, pero soy muy adepto al cianoacrilato... (que no te suene a que me gusta esnifarlo o algo por el estilo!)

      También a mí me gustaron esas llantas, creo que parecidas a las que usaba Ferrari en algunos de sus coches de esos años.

      Y yo también me quedé con las ganas de ver la estrellita en relieve y no esa tan "pobretona" pintada. Pero hay que disculpar al modelito, es de una colección de kiosko que tuvo algunos altibajos (ya verás más adelante las cosas que tan magníficas que llegó a publicar) y este modelo ya digo que no "llena" lo suficiente. Planteaste una buena idea (lo del relieve pintado), parece que los chinos no estuvieron demasiado inspirados en esto... Sin embargo sí que pusieron el extintor!

      Abrazos y hasta el próximo.

      Eliminar
    2. Esa foto del interior no me abría (ando medio mal con Internet) ! Efectivamente , el matafuego está , como prueba del esmero . Con respecto al cianocrilato , no hay problema ; las cetonas no producen alucinaciones ni adicción , solamente "patean" el hígado y producen somnolencia . Entre nosotros , para "esnifar" acostumbro freir cebolla y ají : te aseguro que ese aroma me hace voolaaar . . .

      Eliminar
  3. Habría que ver el modelo de minichamps, aunque este no me parece del todo feo.
    Piensen que es un prototipo y las formas originales no tenían tantos detalles.
    Yo tengo visto uno de estos en el Museo Fangio.
    No tengo forma de saber si es una maqueta o un clon, pero te aseguro que se veía bastante despojado de detalles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos prototipos iban bastante "pelados", es cierto...
      El Minichamps tiene algunas opiniones encontradas según he estado leyendo, algunos dicen que no merece mucho la pena pagar la diferencia y otros que sí. Si uno es muy fan del coche y puede, pues adelante con el Minichamps. Yo lo soy, y en el futuro quien sabe si lo cambio pero de momento estoy contento con los diez euritos que me costó.

      Eliminar
  4. Conozco el de Minichamps (pues lo tuve) y es probable que la calidad sea superior a este de Ixo, también posee apertura de capot con motor detallado, unas luces traseras mas realistas, etc........pero cuesta 4 veces mas que este y no parece que valga la pena.

    Este Ixo lo veo muy bien logrado, ademas hay que tener en cuenta que no existe aun la versión "pata negra", solo lo sacaron en coleccionable hasta ahora así que bienvenido sea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es lo que le decía a Gaucho, uno no sabe si vale realmente la pena tirarse a por el Minichamps.
      De éste sería interesante una versión "pata negra", pero no creo que lo mejorase demasiado.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Un eterno ausente en mi colección, que desafortunadamente aqui no lo incluyeron en la tirada local de la colección de MB de Ixo.
    Teniendo en cuenta su linaje creo que es bastante lo que da a cambio de su costo, con lo cual yo me quedaría conforme sin más pretensión.
    Y el color, es el ideal, le va justo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También era un gran ausente (como tantos otros) en mi colección, pero "poco a poco hila la vieja el copo..."

      De momento se queda, después de todo tengo otros objetivos también pendientes. El color no lo acabo de ver como el real, éste es más marrón que anaranjado. El tono es complicado, lo reconozco.

      Saludos!

      Eliminar
  6. A mi Antonio este autito me ha gustado mucho; es que recuerdo haber visto de chico, una foto de la primer variante del C111 en una revista Automundo. Por supuesto, me dejó loco...
    Lo que creo que nos sucede, es que al haber muchas variantes del mismo, a uno le queda la sensación de que "había uno más lindo aun", y por lo tanto esperaba algo más. Pero creo que cumple, y muy bien.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Juan, yo también habría alucinado!
      Te imaginas este coche en diesel "dándole para el pelo" a otros coches de carreras a gasolina?

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Ojalá alguna vez haya corrido en algo, pero lo dudo...
      Si fuera así, ¡a mi vitrina ya!
      Abrazos!

      Eliminar
    3. En Nardi, sí. Se dedicó a romper récords de velocidad...

      Abrazos!

      Eliminar
    4. Tienes razón, me parece que vendrá algún día a mi vitrina...
      Abrazo!

      Eliminar
    5. Encontré estos artículos en la web, seguramente ya los has visto:

      http://www.motorpasion.com/clasicos/mercedes-benz-c-111-parte-1
      http://www.motorpasion.com/clasicos/mercedes-benz-c-111-parte-2
      http://www.motorpasion.com/clasicos/mercedes-benz-c-111-parte-3

      Definitivamente Antonio, quiero el C111-III...
      Abrazo!

      Eliminar
    6. Mira esta foto:
      http://mercedesblog.com/wp-content/uploads/2015/03/mercedes-benz-classic-mercedesblog.com-4.jpg

      Eliminar
  7. Buenas tardes.
    El aspecto grandioso de este laboratorio rodante le hace merecedor de entrar por la puerta grande en cualquier colección. Aunque batió records homologados de velocidad con motor diesel (si no recuerdo mal lo hizo, en algún óvalo), siempre he pensado que fue una lástima que no fuera incorporado a la "serie" con un motor rotativo (el que ideó el Dr. Félix Wankel), tan ligero, compacto y de alto rendimiento, tan distinto y penalizado hasta su casi desaparición en la primera crisis del petróleo, que se cargó al Citroën GS X-2 y al NSU Ro-80. Sólo Mazda sigue, y de qué manera, con este concepto. Recuerdo que ganaron en Le Mans, en 1991.
    Le tengo un gran cariño, pues fue mi tercer coche de Scalextric, en 1972, de color verde. Valía 420 pesetas (2,5 euros), era muy estable, había que llevarlo fino y es, casi seguro, el coche de Slot que más horas de satisfacción me ha dado.
    Gracias por hacerme volver a mis catorce años.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bernardo, sinceramente me alegro mucho de haberte recordado unos gratos momentos de tu niñez. Yo nunca tuve Scalextric pero sí Ibertren (con su maqueta!) y, sobre todo, mis coches a cable o radiocontrol (éste último un Mercedes Benz clase G de RICO que tenía tracción a las cuatro ruedas y que les costó a mis padres la friolera de 14.000 pesetas, todo un dinero en 1982).

      El RX8 (que lo tienes también comentado en este blog) es una de las máquinas con las que sueño aun hoy en día, no se ven caros para comprarlos de ocasión pero tienen la conocida "trampa" de la renovación de los sellos del rotativo, un gasto obligatorio al pasar los 100.000 kmts y que asciende a varios miles de euros.

      Pero soy de la opinión de que los Wankel tienen mucho que decir todavía...

      Saludos y gracias por tu visita!

      Eliminar
    2. ¡Que gran recuerdo Bernardo!
      Yo tengo en la mente los dos únicos Scalextric que tuve (un par de SP spider, uno rojo y otro azul), pero no recuerdo bien si eran un Matra y un Alfa...

      Eliminar
  8. Este cochecito de coleccionable para mi gusto está muy bien hecho, lo conseguí aunque aquí no se editó, y estoy muy conforme con él, también porque me recuerda a uno de juguete que tuve en mi niñez, que aunque de plástico y en tamaño aproximademente 1/18, sin pretender ser una réplica exacta estaba muy bien hecho, con esos arbotantes y con sus vidrios transparentes que incluían en su interior al piloto. Para mí este es el 111 definitivo de mi colección y coincido con Mauro en sus conclusiones.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento será el 111 oficial del Garaje, antes tengo que atender otros objetivos y el dinero no abunda...
      Pero si un día se me pone a tiro un Minichamps, creo que caerá.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!