El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 23 de noviembre de 2015

Monica 560 V8 de IXO/Altaya




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Automóviles de Antaño", de la Ed. Altaya.


Monica era el extraño nombre que tenía una empresa francesa que produjo automóviles de gran lujo, aunque solamente por muy poco tiempo (entre 1972 y 1974). Estos automóviles fueron concebidos por el ingeniero Jean Tastevin, quien ya poseía experiencia como dirigente en una empresa especializada en la metalurgia (concretamente en la fabricación y alquiler de vagones cisterna). Siendo un apasionado del mundo del automóvil, Tastevin también esperaba diversificar un poco la producción de su empresa por lo que ideó una lujosa berlina a la que puso el nombre de su mujer, Monique, y comenzó su fabricación en la factoría de Balbigny, especializada en la construcción de material ferroviario.

Para realizar el Monica el ingeniero se rodeó de especialistas de varios países y comenzó, como suele suceder, con la fabricación de un prototipo. Este trabajo estuvo a cargo del corredor Chris Lawrence y para 1968 salió de las puertas del taller Williams & Pritchard un coupé de cuatro puertas con carrocería de aluminio, suspensiones Cantilever y eje trasero articulado. Pero eso no es lo que quería Tastevin, así que pidió ayuda al estilista Tony Rascanu para mejorar el diseño del prototipo hasta lograr una primera serie tras varios años de trabajo (1972), siendo presentado el primer ejemplar en el Salón de París.

La inspiración del Monica estaba clara, se podían encontrar rasgos de Maserati o Jaguar pero a diferencia de éstos la creación de Tastevin poseía cuatro auténticas plazas y un gran maletero. También disfrutaba de un rico equipamiento y de calidad: cierres eléctricos de puertas, tablero de madera y cuero, volante barnizado, relojes Jaeger, asientos de cuero, moqueta de lana de oveja Shetland, elevalunas eléctricos, aire acondicionado y hasta un equipo estéreo con reproductor de cartuchos de ocho pistas...

En cuanto a su "alma" (el motor), inicialmente procedía de Inglaterra y era un V8 de tres litros y medio que producía 240 CVs pero no era muy del agrado de monsieur Tastevin y fue reemplazado en la versión definitiva (presentada en 1973) por un bloque Chrysler originalmente de 5,6 litros y también en arquitectura V8. Como Jean solo quería lo mejor, a su vez este motor fue modificado en los talleres de Balbigny hasta alcanzar los 285 CVs de potencia que permitían a los 1.800 kilos del Monica ser impulsados hasta los 240 Km/h.

Y toda esta historia se acaba justamente con el estallido de la crisis petrolera de 1973 y la subida espectacular del precio de la gasolina que tan alegremente tragaba la creación de Jean (unos 18 litros a los cien kilómetros). Tampoco ayudó en nada el precio exhorbitante del vehículo, a la par de un Rolls Royce, y tras solamente un año en cartel don Jean cerró las líneas de producción tras haberse fabricado 20 unidades y tener que volver a centrarse en lo suyo, que por lo visto eran los trenes. Eso sí, en 1975 un tal Guy Ligier retomó la actividad y aprovechó lo que pudo...






Así que tengo que presentar ahora la miniatura de un automóvil nacido en un periodo muy difícil en la historia de la automoción y que es prácticamente desconocido aun para el entendido, pero gracias a editoriales como Altaya podemos disfrutar de Monica (ejem) y conocer su agitada historia. Ciertamente el molde es bueno y no hay queja de la pintura, el interior no está nada mal y hasta las ruedas agradan pero el conjunto parece un poco desgarbado (esto no creo que sea culpa de la miniatura después de todo). No obstante, entra en la pseudo-categoría de "Altaya de los buenos" y merece su plaza de garaje en nuestras vitrinas, aparte de representar un trocito de sueño o la historia de un fracaso, según apetezca.





































17 comentarios:

  1. El Mónica es uno de esos coches que echo muy de menos en mi colección. El problema es que ninguna de las miniaturas existentes me convence. En la página Auto-und-modell.de leí que Ixo iba a sacar una versión de tienda bajo su submarca Triple 9 Collection. No es que diga que tu miniatura me parezca mala, todo lo contrario, creo que precisamente el molde y formas son lo mejor de ella, pero tiene detalles que no me gustan, como los típicos limpias bastotes.

    Y a tu estupenda reseña te hago dos apuntes: 1) la crítica especializada decía que este coche era el cruce entre un Lotus Elan y un Jaguar XJ. 2) Una vez que monsieur Tastevin desechó el proyecto la empresa británica Panther Westwinds, especializada en kit cars y coches réplica, adquirió los derechos para fabricar el Mónica como Panther-Mónica, pero dicha empresa no llegó a buen fin, aunque parece ser que algún que otro Mónica llegó a venderse en UK como Panther.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por complementar la información! Estuve manejando fuentes francesas pero no llegué a ver lo que apuntaste.

      Tampoco a mí me entusiasma la miniatura pero para el caso a mí me cumple. Entiendo que tú buscas una mayor perfección y por algo me asombra tu fantástica colección, pero por mis circunstancias no puedo tener los magníficos Minichamps o NEO's que t7 posees y que alegran tanto la vista. Así que trato de volcarme también con este tipo de rarezas, si es que lo son.

      Te reitero las gracias y te mando un saludo!

      Eliminar
  2. No tenia ni idea del coche ni de su historia.
    Imagino que no sera el unico magnate de los negocios que se mete en la construcción de automoviles, me viene a la cabeza un tal Ferruccio, Dubonet en Francia, Heinz el magnate del Ketchup en USA y habrá muchos mas seguro
    El coche no estaba mal pero venderlo al precio de un Rolls era aspirar a demasiado.
    Saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, imagina el glamour que le puede dar a un empresario circular con un cochazo diseñado y construido por él...

      Hasta el mismísimo Oscar Mayer tuvo su Salchicha-móvil!

      Saludos.

      Eliminar
  3. Aunque es bello sin duda, al estar al precio de un RR lo demerita una trompa tan deportiva, que repito no es fea pero no es acorde y menos con el exquisito refinamiento que se aprecia en el interior del auto real. Le imagino un frente un poco mas ostentoso pero mas inclinado hacia lo de Citroen y algo de Jaguar, sport pero alegante pero sin llegar a lo RR. Y los rines de las ruedas, aunque en ese tiempo eran de moda, se ven muy americanos y lo americano tenía que ser mas barato. Hacian falta unas ruedas mas refinadas tambien pero deportivas a la vez. Tal vez así hubiera resultado mas atractivo para clientes mas pudientes y poderosos, que estoy seguro sí los había, aun en época de crisis petrolera.
    La miniatura es muy buena, me gusta. Lastima por tan corta historia del auto 1:1

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te compro la idea, este coche con unas Borrani sería más clásico y deportivo!

      Para mí este coche lleva encima un refrito considerable de varios coches, y solo los muy franceses (y adinerados) lo habràn comprado.

      Pero psrece que hoy en día cotiza mucho...

      Ssludos!!

      Eliminar
  4. Saludos:

    Salmson, Monica, Venturi, Renne Bonnet, Sovam, Chenard, De Rovin, Hommell, Mathis, La Licorne, Umap, Jide, Matford, Georges Irat y otros nombres raros más, son algunos de los números del coleccionable que salió desde 2012 hasta este mismo 2015, llamado Voitures Françaises d’ Autrefois… …alucino con que nuestros vecinos tengan Ixos de modelos que la mayoría de los propios franceses no habrán oído hablar en su vida ya que apenas tuvieron una tirada de docenas de ejemplares.

    Ya sabemos que para Altaya Francia es Francia, pero nunca entendí que para ese país Ixo dedique tantos esfuerzos, y en cambio, aquí, no tengamos todavía la Siata Minivan, que nos hartamos de verla por nuestras ciudades.

    Estas cosas dan rabia… … aunque más rabia me da que la miniatura de tu Monica sea tan chula. El interior no se lo han currado mucho, aunque tampoco está nada mal, no es todo negro, y el molde cumple sobradamente. Es muy resultona y da una idea del tanque que era.

    El color, todo un clásico de Altaya: Citröen GS, Alfa Romeo Montreal, Renault Floride Coupé, Citröen Visa II, Citröen SM, Chrysler 180, Citröen CX... …que le han sacado partido, vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo!

      Planteas unas cuantas cosas muy interesantes, pero me quedo sobre todo con lo que hablas de las miniaturas galas. Ahora de candente actualidad, viendo lo que está pasando con la colección de los trailers. Hasta los brasileños tienen "su" colección de camiones autóctonos, fantástica por cierto.

      Y lo que hablas del color es totalmente cierto, deben tener un buen stock de Titanlux de esa pintura. Se me había pasado por alto!

      Saludos!

      P.d. Siatas y ya de paso algún Emelba! Aunque al menos tuvimos un Pegasito.

      Eliminar
  5. Recuerdo hace años haber tenido una amiga llamada Mónica, y conocer su agitada (y muy divertida) historia... Ah! Pero me hablas del auto? Ja, me parece que "mi" Mónica era más linda que esta miniatura.
    Un bicho raro, pero por eso es bueno tenerlo en la vitrina; además, su construcción me recuerda a esos 1/64 de Matchbox con los que jugaba de chico, y sólo eso ya es suficiente para darle un lugar en nuestras colecciones.
    Resumiendo, coche real raro, miniatura fulera, pero por lo tanto muy apetecible.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, pero no es demasiado burgués con tanta lana y madera??

      Sin duda "tu" Mónica debía ser más agraciada, creo que no hubiese sido complicado. Por otra parte siempre me sonó raro un nombre de mujer para un coche, aunque hubo ejemplos muy afortunados (Alfa Giulia o Lancia Aurelia, por ejemplo).

      Gracias por tu comentario, Juan, y un abrazo!

      Eliminar
    2. Es que los proletarios también tienen derecho al confort, o acaso éste es sólo para los ricos? Jaja!

      Eliminar
  6. Lo desconocía por completo este Mónica una pieza cuanto menos curiosa y que ni sabía de que hubiere Miniatura

    Excelente adquisición


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La conocía del blog de Diego, y aunque no era objetivo principal simplemente se puso a tiro.

      Qué respuesta tan "militar" me salió...

      Saludos

      Eliminar
  7. No sé si catalogar como fracaso.
    Para mi es una historia sensacional y el auto es tan bueno como se pudo hacer, lo cual no es poco.
    Del modelo podemos discutir durante horas, y no nos vamos a poner de acuerdo.
    Aunque a mi me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo el señor que lo impulsó podría definirlo como éxito o fracaso. Al menos lo intentó!

      Y creo que casi ya da igual lo de la estética.

      Eliminar
  8. Es otro de los coches extaños que de no ser por ese coleccionable muchos de nosotros no hubiéramos nunca conocido. Recuerdo que el Gaucho también había observado en su momento la semejanza del sector trasero con el del Jaguar XJS. Coincido con tus apreciaciones, la miniatura está muy buena, aunque no perfecta, para mí también califica para estar en la vitrina.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es interesante para tenerla. Y no sale nada cara, al menos por estos lares.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!