El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 2 de septiembre de 2016

Citroën Type 46 DP UAD Carde de IXO/Hachette




Pertenece a la colección de kiosko de la Ed. Hachette Francia "Autobuses y autocares del mundo"


El Tipo 46 y sus derivados los 55, 47 y 60 fueron los últimos representantes de una gran familia de autobuses Citroën nacida antes de la Segunda Guerra Mundial. Su puesta al día (mediante una nueva cabina y un capot de acero) permitió que estos robustos vehículos de transporte extendiesen su vida útil hasta principios de los años 60, justo cuando Francia salía de su periodo de reconstrucción.

Estamos en 1955. Los autobuses Tipo 55 y su derivado más pequeño el 23 conocen una gran transformación estética que se resume en su nueva calandra con faros encastrados y unas líneas redondeadas. Sin embargo, continúan con el parabrisas dividido en dos partes (al igual que su antecesor el 45) y tampoco se modifica el chasis o la mecánica... pero el confort es evidente gracias al sistema patentado de Citroën "Tri-flex", consistente en situar tres "silent blocks" de caucho estratégicamente, lo que permite disminuir las vibraciones. Esto y su precio contenido (más o menos el mismo que el de sus antecesores) hace que estos autobuses conozcan un gran éxito y sean parte de la flota de transporte de Citroën (en aquellos años la marca del Chevron gestionaba sus propias lineas de viajeros en Francia).

Pero a finales del 55 la marca presenta un nuevo modelo, el Tipo 46. Externamente idéntico, el 46 incorpora una caja de cambios de 5 velocidades y motores de gasolina y diesel de seis cilindros, ambos en  torno a los cinco litros de cubicaje. Además el nuevo modelo puede disponer de tracción total, y como su pariente cercano el 55 son "vestidos" sobre todo por los veteranos carroceros franceses de siempre: Currus (su famoso "Cityrama" es un ejemplo), Amiot o Heuliez.

Carde fue otro de esos carroceros, establecido en la ciudad francesa de Burdeos. Para el 55/46 crearon un esquema interior bastante clásico, con filas de asientos metálicos separados por un pasillo central, una gran banqueta trasera y el puesto de conducción casi en el medio. El acceso al interior se hacía por una doble puerta plegable y el chasis estaba bastante rebajado, llegando el peso total a ser de casi diez toneladas. Fue interesante la solución creada para ocultar la rueda de repuesto, creando una especie de arcón trasero sobresaliendo por la parte trasera, y como firma de la marca situaron un semiarco circular de sujeción para cuando el chófer subiese a la baca del techo.

Sin embargo, el tiempo de los autobuses basados en el clásico chasis de camión a base de largueros ya estaba finalizando y la tendencia era (al igual que en el mundo del automóvil) la construcción por chasis monocasco. A pesar de las maravillosas creaciones de Heuliez sobre la base de los 55 y 46, Citroën estaba perdiendo el paso y ni la adición de la famosa suspensión hidroneumática en el modelo 60 hizo mucho por evitar la total pérdida del mercado del autobús. La marca juzgó demasiado caro el diseñar nuevos autobuses y estuvo "exprimiendo" los modelos de chasis que había creado hasta que solamente pudo comercializar minibuses y autobuses de media distancia... y después, ni eso.









Ya iba tocando un nuevo autobús de la colección francesa, por lo que el Citroën Type 46 nos pide paso, se presenta y nos ruega, sin voz alguna, que hablemos un poquito de él... Si pudiese hablar nos diría seguramente que le gusta mucho su molde, totalmente hecho en metal, pero que "odia" su pintura y no por los tonos (yo los juzgo como bastante bonitos), si no por su mala aplicación. También diría que está muy orgulloso de su baca y el frontal, pero nuevamente expresaría su desaprobación por el interior, muy impreciso y "pelado". Pero seguro que finalmente estará contento de reunirse en mis vitrinas con todos sus amigos y conocidos de la extensa colección de Hachette, al igual que yo por admirarlo y haberlo traído de su tierra natal, Francia.


































21 comentarios:

  1. Troesma , ahora es intérprete ? ¿ A quién le hago el comentario ? ¿A Ud. , o al Citroën ?
    No me gusta puntualmente esa combinación de colores ,pero como no desdibuja al modelo me parece perfectamente válida . Además es una buena contribución a la variadísima paleta de esta colección.
    Me llamaron la atención el parecido en general de este modelo con los buses escolares International , y la notable junta entre el compartimiento del motor y el resto de la carrocería ; supongo que sera una de las tres aislaciones de goma que comentás en la reseña , ¿no?.
    Uno ya no puede decir que vió un bus y los vió a casi todos !

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! A mí, yo ya se lo pasaré al Citroën...

      Tampoco me entusiasma la combinación (me gusta más el blanco) pero no me desagrada, son colores muy de época y recuerda a la madera.

      Lo que dices con respecto al International (que existe también en la colección) es cierto, recuerda mucho a este tipo de vehículos, y es lo lógico cuando unes el chasis "a pelo" con un "vagón" acoplado. Hubo muchos más así, y eso delataba rápidamente que el chasis era de camión.

      Bien visto lo de la junta, ni reparé en ella. Puede ser lo que dices, yo saqué la información del fascículo (que está en francés, claro) y lo que entendí era que llevaba tres "silentblocks" pero imaginándomelos como se ponen hoy en día (bajo los anclajes del motor al chasis) y no tal y como viste. Me fío totalmente de tu criterio.

      Master, todavía quedan muchos autobuses por ver en toda clase de tamaños y estilos... son casi infinitos!

      Abrazos!

      Eliminar
  2. No se notan para nada los defectos en las fotos, se lo ve fantástico!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, el modelito se alegrará de tu indulgencia!
      Además eres "citronero", no?

      Saludos!

      Eliminar
    2. Totalmente! 10 Citroën hubo en mi familia, y dos en mi garage ahora.. jaja!

      Eliminar
  3. A mi me gustó mucho este citroën aunque por motivos pocos nobles, es muy fiel al real pero a la vez la carrocería se desentiende tan bien de la trompa que un se tienta de cortar y pegarle otro (Bedford en lo posible) para sacar un modelo inédito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te me adelantes, Cabo!
      El Bedford no es inédito y pronto lo verás por aquí, si "el de arriba" da paciencia y me lo permite.

      A este Citro no le toco ni un pelo... pobrecito!

      Saludos!

      Eliminar
    2. Y sobre todo paciencia, por que autobuses bonitos queremos todos!

      Eliminar
  4. Me sorprende la "junta" que separa (o une) el torpedo de la cabina.
    En Argentina también se hacían buses sobre chasis de camiones, pero la carrocería era una sola, sin separaciones.
    También me sorprende el tercer volúmen, ya visto en otros buses que mostraste, se ve que eran comunes en Europa.
    El modelo me gusta pero me hubiera gustado alguna escritura filiatoria en sus laterales, me cuesta creer que fueran tan parcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tipo de construcción era la primera que se hizo en el mundo de los autobuses y todavía se usa para hacer derivados pequeños a partir de chasis para furgones.

      El tercer volumen no me gusta nada pero le aporta mucho carácter, además de su función práctica (escondite para las ruedas de recambio).

      Y sí, con "letreritos" mucho mejor, pero éste es de la flota propia de Citroën y se ve que no aceptaban publicidad y además parece que les agradaba la discreción.

      Eliminar
  5. A mi me gusta che! A pesar de "esa goma" que tiene adelante, y de la falta de gráfica... Como siempre me atraen mucho la escalera, el portaequipaje y el escalón en la cola.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mano si te puedo decir que gana bastante, se le ve fino y más o menos bien ejecutado.

      Y todo el "tinglado" de arriba le quita mucha monotonía al conjunto, es cierto, y agrada. Aparte del toque "vintage".

      Abrazos!

      Eliminar
  6. Tan feo y tan atractivo ala par feo por la combinación de colores como comentas pero atractivo por las lineas que lleva,
    me encanta la baca pero eso de que no lleva ni una aleta también lo hace triste,
    celebro que lo puedas tener y mas si lo has conseguido a su justo precio.

    Enhorabuena por él


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro, Pau, más de 20 euros no pago por él.
      Ojalá llegue la colección a España, seguro que sería un "pelotazo"!

      Saludos.

      Eliminar
  7. Según lo he visto me ha parecido, por los colores, un autobús de Portugal, discreto pero nada feo. Hasta visitar tu blog no conocía nada de camiones o autocares Citroën, y a través de las diferentes presentaciones voy descubriendo una historia que ignoraba por completo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bernardo, yo tampoco conocía gran cosa de la aventura de Citroën en el mundo de los comerciales, y lo cierto es que tuvieron mucho peso en la marca. Ya son prácticamente residuales...

      Gracias por tu visita y por apreciar el esfuerzo de hacer conocer a estos "vejestorios" olvidados por el tiempo en muchos casos.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Hola Antonio! Soy Josep,de Salou. Precioso este bus. Simple,sobrio y elegante. Debe lucir muy bien en la vitrina.Felicidades!
    Por otro lado, permiteme recomendarte el Barreiros 42/38 T de la colección de articulados. Según mi humilde opinión, una de las mejores miniaturas de coleccionable que he visto y todo un clásico del mundo de los camiones en España.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep!
      Me alegra que te haya gustado este autobús, se le ve muy añejo y típico francés.

      Acabo de recibir el Berliet TLR Shell y me pareció más bonito, creo que es imperdonable pero no me gustó el Barreiros y como ando corto de sitio lo voy a dejar pasar. Además hay que guardarle sitio como sea al imprescindible de la colección que está por salir, me imagino que ya sabrás cual...

      Muchas gracias por la recomendación y un gran abrazo!

      Eliminar
  9. Hola Antonio! vuelvo a ser Josep. Nada de imperdonable, cada uno ha de escoger lo que más le guste y además hemos de priorizar el tema del espacio.
    Como bien dices, el Berliet TLR Shell es también precioso.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de nuevo, Josep!
      Lo mismo con el tiempo se me hace el ojo al Barreiros, pero el espacio... eterno problema.

      Saludos & abrazos!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo! Has visto que el Bocanegra ya está en Ebay?

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!