El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 23 de junio de 2017

Opel Olympia A de IXO/Eaglemoss




Pertenece a la colección alemana de kiosko "Opel", de la editorial Eaglemoss.


El Olympia fue un modelo de Opel para cubrir el segmento de vehículos compactos (lo que ahora es la clase C) de categoría popular. Fue producido entre el verano de 1967 y mediados de 1970, contando con una motorización y equipamiento más elevados que en el caso de su hermano el Kadett B. Aunque ya existió la denominación Olympia entre 1935 y 1959, el nuevo modelo solamente existió con carrocerías tipo coupé y sedán (de dos y cuatro puertas respectivamente) y tuvo como sucesor al Ascona A.

El Olympia A suspuso la introducción de un vehículo más refinado dentro del catálogo de automóviles asequibles de Opel, algo que se podía percibir externamente por su carta de colores (incluyendo un elegante rojo vino), su parrilla cromada y un interior mucho más elaborado que el del inferior Kadett. También estuvo disponible con un elegante techo de vinilo, aunque esta opción acarreó problemas de estanqueidad y humedad que a la larga deterioraban la chapa. Y los niveles de acabado fueron solamente dos: el lujoso L y el deportivo SR.

La motorización del Olympia constaba de tres bloques de gasolina con cuatro cilindros, un 1.1 y un 1.7 litros con 60 y 75 CVs respectivamente y un 1.9 con 90 CVs que solamente estuvo disponible para el coupé. Con ese motor, el Olympia se mostró como un vehículo muy ágil ya que lograba alcanzar los 170 Km/h y hacía el 0 a 100 en casi 11 segundos, unas cifras de las mejores dentro de su categoría. Las cajas de cambio disponibles eran una manual de cuatro relaciones y otra automática de tres (a partir de 1968).

Sin embargo, y tras alcanzar unas 80.000 unidades vendidas Opel decidió cercenar su producción en el verano de 1970 ya que no logró obtener ventas significativamente superiores a las del Kadett B. Como consecuencia de ello es complicado encontrar hoy en día modelos en buen estado del Olympia, un automóvil que siempre se consideró como una versión lujosa del Kadett B.








Continuando con la saga Opel y derivados, hoy presento la miniatura de un agradable sedán de cuatro puertas con una bonita presencia y algunos problemas de pintura. En esta ocasión volvemos a comprobar que estas miniaturas de Eaglemoss cuentan con acabados dignos pero ahora además se pueden encontrar a precios muy buenos, por lo que tenemos la ocasión de acabar de completar esta extensa colección de la marca alemana. En lo negativo, la ausencia casi total de bajos y algunos cromados más propios de marcas de coleccionables de "medio pelo".





























11 comentarios:

  1. Este Olympia me ha recordado en cierta manera al Austin Allegro, como bien has comentado en cierta manera esta entrada esta un poco pobre y aún con esas es muy buena.

    La combinación del Blanco con negro simulando el techo de vinilo queda de maravilla con los pocos cromados que lleva.

    De sobra sabes que de esta colección compartimos unos pocos pero este no, será cosa de ponerlo en búsqueda.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ciertamente se parece mucho al Allegro.
      Este modelito no es de lo mejor en la colección, pero merece un hueco.

      Saludos y suerte en pillarlo!

      Eliminar
  2. El modelo se ve bien, prolijo y proporcionado.
    Aunque definitivamente no me llevo bien con los diseños de Opel.
    Quizàs sea por la distancia, que no llegaron a mi paìs y por lo tanto no forman parte de nuestra cultura.
    Los veo desproporcionados y feos, como si fueran improvisados o hechos con partes sobrantes de otros coches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ustedes tuvieron modelos Opel bajo marca Chevrolet (ambas de GM), así que no creo que algunos les resulten extraños. Como nuestros Corsas, que allí creo que tenían otro nombre.

      A mí me gustan mucho los diseños actuales de Opel para Europa. Los viste?

      Eliminar
  3. Ese techo de vinilo le da un aire setentero total, recuerdo que estaban de moda, los seat 1430, el chrylser 180, el Dodge Dart, alguna serie de los Fiesta, sería alguna influencia Yankee.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, esos vinilos negros... sobre todo me acuerdo del Chrysler 150 GT, o el Ford Fiesta Ghia.

      Saludos veraniegos...

      Eliminar
  4. Siiií, yo también pensé al momento en el Chrysler 180 de techo de vinilo, aunque aquel era más tanque que éste que nos presentas.
    Sin ser el Chrysler un coche abundante, sí se vieron unos cuantos, y en la familia tuvimos uno. Todo un cochazo. Aunque desde luego no era para tenerlo por ciudad, porque "chupaba" bastante.
    En cuanto a éste, aún siendo un diseño con reminiscencias americanas, es todo un clásico anglo-alemán, que en este bendito país no se vió, salvo algún caprichoso que lo importase.
    De esta colección tengo algunos ejemplares, pero de los que sí se vieron en España (Corsas, Kadetts, Omegas, etc...).
    Tiene una calidad suficiente para tomarse la molestia de buscarlos por interné, pero tampoco me la haría entera. No obstante, el modelito es interesante, y si se me pone a tiro, me haré con él. Buenas fotos: me ayudan mucho, al menos a mí, para darle el "sí, quiero"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste es mucho más rechoncho, y si tanto te gusta el Chrysler también lo tengo comentado pero en versión Talbot 150 GT. Ese era un "cochazo" en aquellos tiempos y su diseño era agradable, envejeció bastante bien pero como bien dices chupaba demasiado.

      En cuanto a nuestro protagonista de hoy concuerdo en que era un completo desconocido y ya sabemos las causas de por qué fue así...

      Me alegro de que las fotos te permitan hacerte una idea, al precio al que está la miniatura (por menos de diez euros) merece la pena pillarlo.

      Saludos!

      Eliminar
  5. La calandra frontal no me parece muy fetén, pero los tapacubos y el efecto vinilo del techo están muy bien conseguidos. Y los interiores parecen buenos, por encima de la media. En busca y captura desde ya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la calandra es más bien discretita pero tiene algunas cosillas de mérito. Como decía por arriba, sale tirado de precio y si vas a por él no te arrepentirás. El problema es lo de siempre, claro, que la oferta de modelos baratitos en Ebay es inmensa y uno siempre encuentra algo mejor.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Me gusta como todo Opel de los años 50/60, ya que algunos de esos modelos pude ver en las calles de mi ciudad.
    Y me gustaban mucho!
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!