El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz Renntransporter de Premium Classixxs (c) 2018 Antonio Sivianes Gaviño

domingo, 17 de diciembre de 2017

Vauxhall Cavalier SRi 130 MkII de Vanguards





"Clon" del Opel Ascona C e integrante de una serie de coches mundiales de GM llamados "J-Cars", el inglés Vauxhall Cavalier estuvo vigente en varias generaciones entre 1975 y 1995 con multitud de carrocerías. La segunda generación (MkII) apareció en 1981 y supuso un gran éxito en el Reino Unido al vender unas 800.000 unidades hasta la aparición de la tercera serie en 1988.

El modelo que nos ocupa hoy apareció en medio de un período convulso en el sector automovilístico inglés, con la British Leyland en caída libre, la desaparición de Chrysler a manos de Peugeot y la llegada de los Volkswagen Passat y Renault 18 como contendientes en el segmento D (coches grandes familiares). Sin embargo Ford era la que mandaba en aquellos años con su modelo Cortina y posteriormente el Sierra. El Vauxhall supo imponerse en un principio al estilo demasiado moderno del nuevo Ford al menos en los primeros años, pero solo tras una lucha encarnizada llena de restylings y ofertas acabaría triunfando la propuesta alemana.

Los Cavalier llegaron con una gran variedad de carrocerías en dos, cuatro y cinco puertas (incluyendo una rara versión descapotable construida en Alemania) pero siempre con su motor delantero transversal y tracción delantera. Los bloques disponibles fueron los originarios del Opel Kadett, con cuatro cilindros en linea y cubicajes de 1.3, 1.6 (el diesel), 1.8 y dos litros, aparecido en 1987 para la versión SRi 130. 

En su lanzamiento, el Cavalier fue bien recibido por la prensa (llegando casi a obtener el galardón de Automóvil Europeo de 1982) y obtuvo claramente el favor del público al ser el segundo automóvil más vendido en las Islas en 1984 y 1985. También supuso un éxito para la planta inglesa de Luton al conseguir exportarlos al continente bajo la marca Opel, tras el obligado cambio de posición del volante. Esto ocurrió por primera vez en la historia de Vauxhall y según se dijo entonces la calidad era la misma que la de los otros Asconas alemanes.

La versión más potente del Cavalier fue la Calibre, un proyecto en el que estuvieron involucrados Aston Martin, Tickford e Irmscher y del que solamente salieron 500 unidades. Este modelo partía de la base del SRi 130, una versión "hatchback" con motor de dos litros y un rendimiento de 130 CVs, suficientes para rozar los 200 Km/h. El bloque procedía del Opel Astra GTE pero en el Cavalier rindió un poco más gracias a un rediseño de la linea de escape.

Estos modelos tan "picantes" supusieron el canto del cisne del Cavalier después de haber sufrido el modelo un par de restylings. Pero contra lo que pudiese parecer, estos Vauxhall no se encuentran apenas en el mercado inglés ya que desaparecieron en los desguaces casi de una forma brutal; para 2009 no había matriculadas ni dos mil unidades...








Tenía este modelito de Vanguards medio olvidado por algún rincón de mis vitrinas desde hace unos tres años hasta que decidí recientemente traerlo del "mundo de los muertos", al menos por cuantos unos días. El caso es que es un buen modelo de Vanguards (como suele ser habitual) en el que destacan su molde, los detallados externos y algunas prestaciones "extra" como las ruedas de goma y la suspensión operativa. Como suele pasar en el caso del sello inglés, los interiores "patinan" bastante y no están a la altura, pese a contar con un buen salpicadero. Tampoco la aplicación de la pintura azul es muy buena, pero esta miniatura se halla en el mercado en diferentes combinaciones y en color plata disimula bastante mejor.
























23 comentarios:

  1. Muy lindo el pequeño olvidado, merecia retornar del mundo de la sombras jaja.
    Destaco los interiores.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm... Yo no destacaría esos interiores precísamente, creo que son lo peor de la miniatura. Pero si a tí te gustan, adelante!

      Saludos.

      Eliminar
    2. Los destaqué mas que nada pensando en que no es un modelo tope de gama.

      Saludos!

      Eliminar
    3. No son tope, pero baratos tampoco son... Parece como si no les importasen mucho los interiores y en todos los Vanguard que tengo ocurre lo mismo. Una pena.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Es cierto que la pintura se ha aplicado en algunas zonas en exceso y cubre las franquicias, haciéndole perder puntos, pero tampoco está tan mal. Los hay mucho peores. Casi todos los de Altaya, por ejemplo.
    El interior tampoco canta mucho, porque aquel coche, como buen alemán, era espartano a más no poder. La miniatura simplemente reproduce lo que era.
    Las luces son su punto fuerte, y son muy creíbles, así como el parachoques y la tampografía.
    De Vanguards, me debo uno parecido a éste y el Rover 3500.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mano se nota menos lo de la pintura, creo que las fotos exageraron el efecto del grosor.

      El resto es bastante bueno, sobre todo el molde.

      El Rover SDI es excelente. Una de mis miniaturas preferidas!

      Eliminar
  3. También lo tengo, en color blanco, y doy fe de que es una muy linda pieza. Este coche mundial fue producido también en Brasil como Chevrolet Monza, y en su versión fastback sólo tenía dos puertas. Fue un objeto del deseo de los usuarios del país vecino, y al contrario que la versión tricuerpo, fue fabricado en un número mucho menor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces me hago un lío con estos modelos globales, en concreto estos "J-Cars" se vieron bajo muchas marcas y variantes, desde Opel hasta Holden pasando por Pontiac.

      Yo no los recuerdo, la verdad...

      Saludos!

      Eliminar
  4. Bardzo ładna miniatura. Doskonale oddaje charakter i rzeczywisty wygląd prawdziwego samochodu. Bardzo mi się podoba;)

    Gratuluję;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pomimo, że modele tego producenta mają w moim odczuciu odmienny styl, trzeba się zgodzić, że odniesienie do prawdziwego auta bardzo się udało :)
      Pozdrowienia

      Eliminar
    2. To prawda, że te modele mogą nie mieć uroku klasyki, ale są naprawdę dobrze wykonane, prawda?

      Pozdrowienia!

      Eliminar
    3. Tak, właśnie to powiedziałem Szymonowi!
      Te modele "dealerów" są również dostępne po dość niskich cenach.

      Pozdrowienia i Wesołych Świąt!

      Eliminar
  5. El interior es monocromàtico pero voluntarioso, como todo Vanguards.
    Lo que me sorprende es la riqueza por fuera.
    La pintura a dos tonos, los tampos, los insertos, los transparentes con marcon negro, son todos argumentos que encuentran su punto màs alto en la traseras (esas luces se ven reales!).
    Una belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fuera es tal cual, pero luego el interior... de todas formas yo se lo perdono, no suelen salir caros y tienen detallitos bastante convincentes (molde sobre todo).

      Creo que cuando la resina se imponga por el mundo, los Vanguards seguirá empecinados con su inglesa cabezonería en seguir usando las aleaciones de metal...

      Eliminar
  6. Como buen vanguards sobran las palabras elegancia y finura en el molde, este Kadett es una delicia y mas con ese color que le sienta como un guante

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, además esta gente tienen muuuuchos coches de policía (acabo de recibir uno precisamente).

      Saludos y felices Fiestas!

      Eliminar
  7. Me recuerda al Opel Ascona, pero en versión hatchback.
    A mi me molaba bastante la versión cupé o GT.
    Lo mejor del modelo sin duda para mi los motores.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, cómo no te iba a recordar, si es un "clon"... (leíste lo que puse de los "J-Cars"?).

      Saludos!

      Eliminar
  8. Es verdad, se ve muy lindo y con ese estilo Vanguards que lo hace especial. Esta marca siempre me gusto, a pesar de no tener la calidad de Minichamps o Autoart. Recientemente han relanzado la Cupe Sierra XR4 en color gris y esta realmente excelente!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan y los busco mucho, pero suelen ser carne de especuladores (los ingleses particularmente los adoran) y suelen a veces salir caros. Pero los nuevos son una pura delicia, como bien dices. Yo tengo un Sierra Cosworth de esta gente y es una de mis miniaturas preferidas, salvo por el interior.

      Saludos!

      Eliminar
  9. Muy distinto al Cavalier que aquí tuvimos..
    Pero punto aparte, quién no se iba a enamorar de ese ese auto con esas ópticas traseras muy europeas y bellas para mi gusto ademas acordes a la época? Me recuerdan las del R18, y los costados con el toque sport.Un deportivo-civil pero para jóvenes nada aburridos.
    Gran miniatura. Yo también tengo mis rezagados en la colección que a veces no me acuerdo de ellos y solo hasta que ustedes los muestran iguales o parecidos.. ja, já..

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estaba muy adaptado a nuestros gustos locales... ví la versión norteamericana y aunque no me disgustaba no la eché en falta tampoco. Además por lo visto la versión seis cilindros era peor que la versión europea, el yanki gastaba más y tiraba menos.

      Anímate y muestra los tesoros escondidos!

      Saludos y Felices Pascuas!

      Eliminar
  10. Viéndolo desde atrás, con la gráfica, el limpialuneta, y sobre todo las ópticas, ya me convenció.
    Otro detalle que tal vez daríamos por sentado, que son los embellecedores de las ruedas con el emblema de Vauxhall en relieve y las ranuras ovaladas, son un verdadero desafío de matricería!
    Si la capa de pintura fuese algo gruesa (reconozco que suelo ponerle poco ojo a ese detalle), es cuando menos pareja, algo que se nota en los reflejos y seguramente en la mano tiene un buen efecto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!