El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Isuzu VehiCROSS de Premium X (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 26 de noviembre de 2019

Mazda Luce LA4 Legato de NOREV






"Luce" fue el nombre que recibió una serie de automóviles de lujo tipo sedán producidos por el fabricante de Hiroshima entre 1966 y 1991, aunque para el extranjero (y a partir de 1973) se denominaron como 929. El nombre fue tomado de la lengua italiana y se refiere a la luz.

En esta ocasión nos detendremos en la serie LA4, aparecida en octubre de 1977 y vigente hasta 1988 aunque desde 1981 tan solo se produjo la variante familiar. Estos sedanes de lujo estuvieron motorizados con bloques a pistón o rotativos y a pesar de su tamaño cumplían con la normativa entonces vigentes sobre pesos y medidas del gobierno japonés. A pesar de su tamaño, el Luce no está considerado como el mayor sedán fabricado por Mazda de su época; ese "honor" le correspondía al Roadpacer basado en el australiano Holden Premier.

Esta generación del sedán no se vendió en Estados Unidos e iba a designarse oficialmente como Luce Legato, pero las autoridades japonesas no lo permitieron por considerarlo como un cambio de nombre y se tuvo que vender oficialmente como Luce a secas. Sin embargo las versiones exportables se acabarían llamando como 929 L.

En esta ocasión no existió versión coupé aunque para algunos mercados (como el francés) se mantuvo una versión de techo duro sin pilares llamada "hardtop". Sí se añadió una variante familiar de cinco puertas. Pero todos ellos contaban con un diseño evidentemente de inspiración norteamericano con faros rectangulares apilados y una gran parrilla cromada. No obstante, en el restyling de octubre de 1979 la calandra incorporó un aspecto más europeo con un par de faros rectangulares más ortodoxos y otros grupos ópticos traseros.

A partir de 1980 se incorporaron la inyección para el bloque de dos litros en el mercado japonés (con lo que se lograron 120 CVs) y un motor diesel de 2.2 litros y 65 CVs; en Europa se vendió con un eficiente bloque carburado de dos litros y cuatro cilindros en linea que producía 90 CVs. Las variantes con motor rotativo se comercializaron como RX-9 y llevaron sobre todo el motor más pequeño (12A). En cuanto a sus cajas de cambio, existieron en variantes manual de 4 o 5 velocidades y automática de tres relaciones.

Finalmente esta serie del Luce/929 se interrumpe en noviembre de 1981 en favor de la serie HB, con un aspecto mucho más moderno y menos barroco.












En esta ocasión iré al grano y afirmaré que este NOREV "japonés" es uno de los peores que he visto, con más aspecto de juguete que de miniatura con un mínimo de precisión. La verdad es que no sé bien por donde empezar, si por criticar ese espantoso frontal (comparar con la foto del original aportado), su altura de todoterreno con respecto al suelo o el triste interior que insertaron. Para colmo vino sin un espejo y tuve que agregar uno de mi propia "cosecha", yo les dejo que adivinen cual fue. Tan solo salvaré algunos cromados, el aspecto de la trasera, la originalidad del modelo y la calidad de la pintura. Siguiente, por favor...
























11 comentarios:

  1. Una miniatura sumamente elegante, bueno el auto es elegante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea, dicho aquello, mas alla de los fallos obvios que presenta.

      Eliminar
    2. No sé, tan "yanki" no me pega mucho para Mazda, pero bueno.

      La miniatura no les salió redonda...

      Saludos!

      Eliminar
  2. Ops! cómo estamos hoy!
    Cosas feas se ven en todos los modelos, pero yo los divido en dos: solucionables (por ejemplo el espejito faltante) o solucionables con alto costo (por ejemplo modificar la altura de un techo que involucra metal y pintura).
    En este caso veo el techo un poco bajo pero creo que sacando el cromado de las ventanas quedaría casi disimulado.
    La altura al piso es notoria pero creo que se puede solucionar, subiendo los ejes o poniendo ruedas más chicas.
    Entiendo tu enojo por el espejo faltante, no sé si vino en embalaje cerrado o abierto, como para saber a quién culpar por la falta.
    Por lo demás, veo muchos insertos y buenos cromados (la trompa me gustó, incluso comparando con la del auto real) y un interior tan escondido que no me hace ruido.
    Yo lo perdono, al menos por lo que se ve en las fotos (quizás en la mano los defectos sean más notorios).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en la foto del modelo aparecía con espejito. Puede que en el ajetreo se saliese y al abrir la cajita de metacrilato con el entusiasmo no me dí cuenta y se perdió...

      Tú en esta ocasión has sido más indulgente, yo le he cogido manía al modelo!

      Eliminar
  3. A juzgar por la ultima foto el espejo faltante era el del lado del pasajero.
    Parece que este Mazda no "luce" demasiado bien, perdón por la broma fácil, también puedes mandarselo a Gaucho para una restauración, pero yo no me tomaría tantas molestias el modelo original tampoco las merece.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Xavi, el que puse de repuesto fue para el lado del conductor (que está la derecha, ojo!).

      Estoy más por tu linea de pensamiento... vamos a por otro!

      Saludos!

      Eliminar
  4. Muy lindo modelo, es de una colección de coches Japoneses de Norev que son muy buscados hoy en día.
    Hay que bajarle la suspensión si o si, con un método que aprendí a hacerlo yo mismo con algunos Salvat: "agrandar" los 4 agujeros por donde pasa el eje de las ruedas hasta encontrar la altura justa, y luego rellenar con masilla (o material similar) para que el auto quede fijo en su altura y emprolijar el trabajo realizado. La miniatura se lo merece y lo necesita.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la descripción del método, lo tendré en cuenta para cuando me jubile! Si es que llego...

      Seguramente con cuatro cosas que se le hagan mejoraría, ciertamente.

      Saludos!

      Eliminar
  5. El Mazda Luce de Norev poco luce...
    ¿Será la versión para correr el Dakar?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeño desastre... es campo de operaciones ideal para los manitas, sin ninguna duda.
      Yo no me animo...

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!