El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

lunes, 12 de enero de 2015

Borgward Isabella Coupé de IXO/Eaglemoss



Pertenece a una colección alemana de kiosko, editada por Eaglemoss Publications Ltd.

Los Isabella (por que existieron con carrocería sedán, coupé simple y 2+2, cabriolet y familiar pero siempre con dos puertas) fueron fabricados en Bremen, Alemania, por el fabricante ya desaparecido Carl F. W. Borgward entre 1954 y 1962. Aunque es un vehículo de ámbito alemán principalmente, también se llegaron a fabricar 999 ejemplares en Argentina por Dinborg entre 1960 y 1963 y desde su país de orígen llegaron a exportarse 10 ejemplares a Australia y Malasia. En total vieron la luz unas 200.000 unidades.

El Isabella se denominó inicialmente como Borgward Hansa 1500 pero solo llevaron ese identificador pocas unidades ya que en la marca el proyecto inicial se llamaba Isabella, calando bastante el nombre entre el periodismo especializado y los ingenieros de desarrollo. El vehículo iba destinado a ser principalmente la competencia del Mercedes Benz 180 y obtuvo una entusiasta acogida al principio, pero pronto se evidenciaron problemas de calidad con la terminación de la chapa (se oxidaba prematuramente) y el servicio postventa no era desde luego el de su rival de Stuttgart. Tampoco el precio era competitivo, ya que el coste de los sedanes equivalentes de los más mundanos Ford y Opel eran inferiores aunque era, lógicamente, menor que el de su rival de Stuttgart.

En lo positivo había que mencionar su diseño moderno y su habitáculo ancho y diáfano, la efectividad de sus frenos y las prestaciones (alrededor de los 130 Km/h), siendo el consumo bastante contenido (sobre los 8,4 litros a los cien kilómetros). El cambio era hidráulico y manual de 4 velocidades montado sobre la columna de dirección, y en el equipamiento del Isabella no faltaba el encendedor de cigarrillos o un elegante reloj.

Inicialmente se había lanzado el sedán, pero un año después (1955) apareció la variante cabrio siendo fabricada en Colonia por Karls Deutsch sobre una modificación bastante extensa del sedán. Las ventas no eran demasiado buenas, por lo que Carl decidió sacar en 1956 el Coupé 2+2 sobre la base de ese cabrio. Presentó cuatro prototipos a la prensa, siendo uno de ellos obsequiado a su esposa Elisabeth (quien lo condujo hasta la década de los 80) pero lo interesante era la inclusión del motor del cabrio TS, un 1.5 de cuatro cilindros que rendía 75 CVs y que se acabaría imponiendo en el resto de la gama, "jubilando" al anterior bloque de 60 CVs con idéntica arquitectura y cubicaje.

El fin de la vida comercial del elegante Isabella fue bastante abrupto debido a la controvertida quiebra de Borgward (como ya se mencionó en la entrada del camión). A pesar de que el modelo podría haber seguido siendo viable, el Isabella tuvo que dejar su hueco en el mercado alemán al nuevo BMW 1500 (una marca también entonces en bancarrota pero a la que sí se ayudó financieramente). No tuvo la continuidad en México que sí tuvo el P100 de seis cilindros, y para finalizar tampoco fue demasiado aprovechable en el mundo de la competición aunque el preparador y piloto inglés Bill Blydenstein le supo sacar algún partido en los años 50.









Presentando la miniatura del malogrado Isabella Coupé, he de decir primeramente que pertenece a una colección alemana muy parecida en su presentación a la popular "Opel", siendo las dos del mismo editor (Eaglemoss). La temática la desconozco concretamente, aunque parece ser sobre vehículos alemanes clásicos en general. Sea como sea, se nota de lejos que es de la familia IXO desde que la retiramos de la base (esos famosos tornillitos de cabeza triangular!) y aunque se aprecia que el molde es un poquito basto el Isabella me parece tan bonito que me hace olvidar los fallos que tiene, como esas luces pintadas, los limpiaparabrisas o los faros delanteros "de pinchito". El panorama mejora mucho al contemplar su interior bicolor, al igual que el detallado externo (con muy buenas marcas y tipografía) así como los cromados y ruedas. Está claro que las versiones de Minichamps son mucho mejores pero para mí este modelo es suficiente, sobre todo pensando en lo que me costó.






























31 comentarios:

  1. Coincido en que es una miniatura súper bonita y con una excelente relación de calidad/precio. Un hermoso diseño además.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima que no pusieron las preciosas ruedas del real (ver foto de abajo), ya hubiese sido para un 10.
      El diseño me encanta, pero el frontal es casi igual al del Peugeot 403.

      saludos!

      Eliminar
  2. Esta muy lindo, y es de destacar el trabajo en el interior.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar Iano, si te gusta y puedes te aconsejo las versiones de Minichamps, son una maravilla!

      Saludos!!

      Eliminar
  3. si mal no recuerdo, en nuestras pampas hubo un auto muy similar pero de 4 plazas, era una maravilla con tracción trasera y suspensión independiente, como lo fue el ford sierra 20 o 30 años después.
    el modelo le hace justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco ese modelo que dices, Gaucho, pero algo leí de que Borgward estuvo por Argentina hace varias décadas. Este Isabella fue fabricado casi de manera testimonial por una empresa que menciono en el post, y eso es lo que averigüé documentando la entrada.

      Si nos quieres ilustrar, bienvenido!

      Eliminar
  4. La verdad es que la miniatura está muy bien lograda, no se puede pedir más, si por lo que dices es muy barato, los faros hasta serían perdonables en relación al nivel general de la pieza, que me gustó mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen nivel, semejante al de la colección Opel (hasta se parece en la presentación de los otros modelos, casi idéntica).
      Está bonito el coupé, pero creo que me gustaría más la versión familiar o la sedán.

      Saludos!

      Eliminar
  5. La verdad es que las fotos quedan muy bonitas. Ayuda el interior bicolor que le da un aire más alegre.
    Siempre me gustaron los Borgward (son muy elegantes), quizá porque había un sedán en mi barrio en el año 70 aproximadamente, que lucía su pedazo de escudo frontal. También hubo, en el 75 más o menos, un Facel Vega algo deteriorado y sin emblemas, pero no abandonado, que yo conocía por una miniatura de Solido. Nadie sabía de dónde habían salido los dos Ovnis, que dormían en las calles de un modesto barrio madrileño.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ha visto cosas "raras", jamás ví un Borgward y menos aún un Facel (éste sí que me encantaría verlo, sobre todo el Facelia). Coincido contigo, eran gallos en corral ajeno.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Lineas muy bellas, incluso algo conservadoras para la epoca, y con toques art-deco y detalles de la epoca aerospacial norteamericana como las aletas o cromados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene cierto gusto americano, realmente, pero lo que a mí me choca de este coche "sombrero" es el poco espacio central en comparación con el enorme capó y no digamos nada de la trasera, la de cosas que debían caber ahí.

      Saludos!

      Eliminar
    2. A mi tambien me molesta esa desproporcion.
      En ese aspecto, el modelo argentono era mas equilibrado.

      Eliminar
  7. Realmente , con las ruedas , tampografiados y el esmero de los interiores (notable) me olvido de los "minus" , y el modelo se me hace buenísimo .El sujeto tiene mi edad , pero no estoy seguro de haber visto alguno "en vivo".
    Parte de la confusión proviene del emblema de rombo , que sí me es muy familiar ; quizás por frecuentar aficionados argentinos (¡ que horror !) te resulte familar un utilitario llamado Rastrojero , fabricado por DINFIA (al gual que el Isabella ) , y equipado con un diesel Borgward . Las primeras series de ese vehículo llevaban dicho emblema en el frontal.
    Nuevamente , muy buen modelo.
    Saludos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, el Rastrojero (cuyo nombre en España no sería nada afortunado) lo conozco de algunas apariciones en blogs de ustedes y por lo visto era una especie de Willys Overland "argentinizado" con motor diesel. Creo que entre una cosa y otra Borgward tuvo cierta relación con Argentina, y no solo por este modelo.

      Saludos y me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
    2. No , ese Willys que nombrás es al que conocemos como Estanciera . El vehículo al que me refiero , era más pequeño y ágil ; su nombre viene de su capacidad de moverse por las parcelas removidas y cubiertas aún con los restos de la cosecha ( hojas y cañas de maíz , por ejemplo) , a estos despojos los conocemos por aquí como "rastrojo".
      Ja, ja , ja ,ja ; me hacés acordar a la Mitsubishi Pajero , acá ninguno la querría ni regalada (a menos que pueda cambiar inmediatamente la insignia por la de Montero).

      Eliminar
    3. Gracias por la aclaración Pablo, es posible que la Estanciera fuese mayor?
      Lo de los rastrojos es lo mismo que aquí, pero tiene una connotación más o menos peyorativa.
      Y claro, lo del Pajero... Acá siempre se vendieron con la insignia Montero!

      Saludos y gracias por la explicación!

      Eliminar
  8. Muy bueno, tampoco se a que colección perteneces pero es el mismo que edito Atlas años atrás solo que en un color marrón claro metalizado y en caja azul.

    Desconozco si esta versión del Isabella se vio en Argentina, si se fabrico una versión sedan de 2 puertas en la planta de Dinborg en Isidro Casanova.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la caja pone algo en alemán, pero da a entender que es una colección de coches alemanes.
      Todos los Isabella fueron con dos o tres puertas, incluso el familiar (o rural, como lo llaman ustedes). Por lo visto este coupé se llegó a fabricar en Buenos Aires, en una cifra de 999 ejemplares. Me imagino que alguno quedará.

      saludos!

      Eliminar
    2. Efectivamente, en Argentina se fabricó (armó, mas bien) el sedan 2 puertas, y aún hoy quedan algunos en uso diario y otros de colección (probá entrar en mercadolibre de Argentina o en arcar y seguro alguno hay). Como mencionan mas arriba, hubo un camión frontal de la marca, que por designios del destino, además del rombo de Borgward, tuvo otros nombres tales como IKA (Industrias Kaiser Argentina) Rastrojero IME (Industrias Mecánicas del Estado) y Massey Fergusson Ranquel, esta última trató de resucitar la línea Rastrojero pero fué poco lo que duró. En cuanto al coupé, además de en mi vitrina en 1/18, he visto alguna en exposiciones, y realmente me parece muy linda. Lo que si vendió mucho (creo que fabricó también) son los motores Borgward diesel que equiparon cantidad de vehículos, principalmente camionetas y camiones, y aún hoy siguen empujando con ganas.
      Por lo que respecta a la miniatura, muy linda

      Eliminar
    3. Muchas gracias por ilustrarnos, Anónimo.
      Espero que allá en Argentina hayan cuidado como se merece estos coches, que son parte de su historia también. Yo soy español pero gracia a este blog he hecho muchos amigos argentinos y, como tú, me han explicado cosas muy interesantes de la historia de la automoción en vuestro país. Por eso me suenan mucho los Rastrojeros o IKA con su genial Torino.

      Gracias por la visita y espero contar con tus comentarios pronto. Saludos!

      Eliminar
  9. Qué elegante, con ese aire americano pero muy europeo, sin tanto cromo y de buen tamaño. Triste historia la de Borgward. Mi padre me contaba de chico que aquí tardaron tanto en terminar la planta en los 60's y lograr los permisos y las especificaciones proteccionistas de entonces, que para cuando salieron a la venta los autos armados aquí, eran costosos en relación a, ademas de que ya se veían anticuados frente a los nuevos yanquis de entonces.

    Gran miniatura, fascinante.

    saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ed!
      Pues sí, tal y como lo contó tu padre, le pusieron tantas "pegas" que para cuando las solventó ya se lo comió el tiempo.
      Parece que la marca Borgward solo traía ruína...

      Saludos y muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  10. Pues a la vuelta de casa había uno pero nunca lo pude ver circular, eternamente guardado, la similitud con las formas del 403 son muy notorias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando ví este coche, se me vino a la cabeza el 403.
      Quién lo habrá diseñado? Creo que el francés era de diseño italiano.

      Eliminar
  11. Pese a ser un Ixo es una muy buena pieza salvando los dos fallos tontos que tiene.

    Me a encantado y desconocía que hasta la fecha Brogward estuviera también en el mundo de los turismos

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay IXO´s muy buenos, la prueba la tendrás la próxima semana y por solamente 7 euros...

      Saludos!

      Eliminar
  12. Hola Antonio , me gusto ese modelo y todos los detalles, muy linda pieza y su color es magnifico para el modelo. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Doble belleza, tanto por el auto como por la miniatura.
    Recuerdo con cariño el rombo de Borgward, pululaban por las calles en mi niñez...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora no ví tu respuesta!
      Mas vale tarde que nunca...
      Me alegro de que te haya encantado, Juan (creo que más bien el rombo...)

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!