El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 20 de enero de 2015

Volvo F88 "Mol BV" de IXO/Altaya



Pertenece a la colección de kiosko "Camiones de Antaño" de la Ed. Altaya España.


El F88 fue el camión de tipo pesado que dio a conocer mundialmente al hoy reputado fabricante sueco Volvo (la división de camiones es propiedad hoy en día de la norteamericana  Paccar). Fabricado a partir de 1965, el F88 poseía una presencia imponente gracias a un macizo frontal y una enorme calandra, pero no solo quedaba en la apariencia ya que era uno de los camiones más potentes de su época gracias a su motor turbodiesel de casi diez litros de cubicaje y seis cilindros, con 260 CVs en su versión más potente. Dotado con una cabina espaciosa y cómoda para los estándares de su época, el F88 demostró una fortaleza y calidad de construcción míticas que también estuvieron respaldadas por una red de servicio postventa ejemplar.


A mediados de los 60, en Volvo encontraron una nueva oportunidad de mercado gracias a la desaparición de aranceles con la constitución de la Comunidad Económica Europea. Los mercados demandaban camiones más potentes y las redes de carreteras europeas se estaban interconectando, haciendo necesaria una capacidad de transporte más capaz para atender las necesidades de unos hábitos de consumo cada vez más insaciables. Volvo entendió que debía de sacar nuevos productos fuera de su ámbito nórdico (en donde eran muy conocidos, al igual que la también sueca Scania) por lo que creó un nuevo plan de márketing estratégico que denominó como "Sistema 8" (aludiendo a los ocho puntos vitales para renovar la gama: caja de cambios, motor, puente trasero, chasis, dirección, suspensiones, frenos y cabina). La respuesta se llamó F88 e inicialmente apareció con cabina de morro largo (la serie N) y cabina avanzada (serie F).

Pos su parte, el chasis podía disponer de dos o tres ejes y las cajas de cambio estaban disponibles con 8 o 16 relaciones. Aunque el poderoso motor de 260 CVs le venía como anillo al dedo a este camión, para quien no tuviese la necesidad de tanta potencia estaba disponible un motor atmosférico con 166 CVs, pero Volvo no se durmió en los laureles y a partir de 1970 estuvo disponible para completar la gama un bloque de 12 litros y 330 CVs.

El camión disponía de muchos argumento atractivos para los potenciales clientes: la dirección asistida era de serie (en una época en que no era tan común), los asientos tenían suspensión regulable, la calefacción autónoma era potente pero los aspectos fundamentales fueron la extrema fiabilidad del nuevo producto de Volvo (realizado con los mejores aceros suecos) y la buena política comercial de la marca, que incluía importantes descuentos. Además la imagen del camión fue un buen imán para los transportistas, quienes lo apelaron como "Americano" en Francia y fue a menudo escogido para hacer las largas rutas a Oriente Medio en los años setenta.

Tan práctico y cómodo resultó ser que en los doce años en que se comercializó (hasta 1977), no se le hizo ningún restyling y con la aparición de su hermano mayor, el F89, incluso se decidió mantener la misma cabina. Podemos estar seguros de que las 61.000 unidades producidas hicieron ganar mucho dinero a las empresas de transporte que confiaron en estos prácticos e indestructibles camiones, pudiendo ser el caso de la compañía holandesa Mol cuyos colores fueron los escogidos para decorar la miniatura correspondiente a esta entrada.


Por fin termina la inacabable colección de camiones en su edición española (que en gran parte era común a la portuguesa, francesa y la reciente brasileña) con este llamativo F88 de Volvo, que figura como el número 100 de la serie. A partir de ahora el futuro lo tenemos en una nueva colección de semirremolques, que ocuparán más espacio aún en nuestras vitrinas... pero al menos los precios serán similares. Espero poder hacerme con algunos modelos de la nueva colección, al menos los nacionales, y poder comentarlos en el Garaje así como algunos ejemplares de las correspondientes ediciones extranjeras cuando vayan apareciendo (la francesa está confirmada). En todo caso, muchas gracias a Altaya (y a Salvat, si es que se anima y sigue con la serie de los autobuses) por poner en manos de nosotros los aficionados a los vehículos industriales en miniatura unos productos que no son caros y razonablemente bien hechos, sin tener que dejarnos valiosos órganos de nuestro cuerpo para poder pagar un Minichamps o un SCHUCO.

En cuanto a la miniatura, parece que la calidad de la colección fue en sentido ascendente y con este Volvo o el anterior Skoda lo pudimos comprobar. El aspecto de estas miniaturas es más fino, parece que incluyen más piezas y el interior de las cabinas están algo más cuidadas, así como la calidad de las cajas de los camiones (éste era el aspecto que más descuidado estaba). Honradamente, me resulta complicado ponerle pegas a un camión a escala 1:43 que cuesta menos de 25 euros (especulaciones aparte) y que resulta tan bonito y entrañable para aquellos que, como este que les escribe, los ha visto alguna vez en su niñez y los recuerda con tanto cariño.
























20 comentarios:

  1. Por fin se acabo, mis pronosticos han fallado.., o me han oido quejarme tanto que me han dado el placer de terminarla...
    Yo como sabes me quede en el numero 89, y tras hacer la criba de los que me gustan el resto los pongo a la venta, me he quemado mucho con esta coleccion y para un futuro, ya se que solo debo comprar los que me gusten y pasar de todos los demas.
    A ver si sale la de autobuses y me pillo alguno...
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conry!
      Viendo el plan, desde el número uno (que compré y regalé pues el Pegaso equivalente francés me gustó más, el naranja) seleccioné bien los que quería y salvo algunos Pegasos pude irlos consiguiendo, pedidos directamente a Altaya (paso de especuladores).

      La misma política seguiré para los trailers y autobuses. Altaya quizo explotar demasiado a los coleccionistas y ya aquello era un sinsentido con tanto molde y caja intercambiado. Sin embargo, los modelos del Este (que eran para Ed. Atlas) estaban mejor hechos en general y merecían mucho la pena, aunque de nacionales más bien poquito...

      Este Volvo no es inédito pero la deco me gustó mucho y luce muy bien, al igual que el Liaz anterior.

      Suerte con la venta y un saludo, ya ví tu "Mofletes" y tengo el mío también.

      Eliminar
  2. otra pieza interesantísima. La única diferencia que se aprecia con el original es la falta de una máscara blanca en el frontal, parte inferior, donde también hay unas molduras horizontales a modo de lamas. De paso pregunro, eran rejillas de ventilación o sólo molduras de la chapa? En la foto del original no parecen rejillas, porque no se ven sombras entre ellas. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      No conozco personalmente este modelo, en España en esos años reinaban Pegaso y Barreiros en el tema del transporte pesado y este Volvo debía de ser algo tremendamente exótico. Así que no puedo aclararte la duda, pero por lo que estuve viendo parece que estos camiones (como en el resto de las demás marcas) estaban muy personalizados por sus dueños y lo de la máscara blanca no lo he observado en otras unidades, así que no sería justo decir que el modelito no sea fiel al original. Sí es "infiel" en parte al personalizado de MOL, claro...

      Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Que lindo y colorido bicho ! ¿Cuanto mide de largo el modelo ? Otra pregunta que no tiene nada que ver , pero ya que estamos . . . ¿ qué son esas cositas de color celeste que se ven sobre el pavimento ?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, éste en concreto no es de los grandes de Altaya (como el Scania de Delta o el Thomas) y debe andar por los 16 o 17 cmts.
      Lo del suelo son cascarillas de pintura azul de un poste de madera que había cerca. Ahí es donde instalan en octubre la feria del pueblo (por eso se ven las zonas de tierra lisa y hasta una caseta) y esos molestos resíduos se me cuelan a veces...

      Saludos!!

      Eliminar
  4. me gusta, sobre todo el detalle de la trompa, muy delicado y natural, sin "sobreactuaciones".
    me encantó la manija para treparse y subir al camión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me atrajo, es sobrio, muy "sueco", pero la caja es colorista, típico de los holandeses.
      Qué bonito se ve el tren de carretera de la foto real, ojalá hubiese un remolque suelto así para acoplarlo.

      Eliminar
  5. Hola Antonio! Soy Josep de Salou. Otro modelo que, a mi modesto entender, se adelantó a su tiempo y que envejeció con una gran dignidad. Un camión mítico sin ninguna duda. La miniatura, que compartimos, es fantastica. Los detalles son muy finos y como tu dices, presenta evidentes mejoras respecto a los primeros camiones de la colección.
    Para mi, esta colección ha supuesto un antes y un después en el tema del coleccionismo de miniaturas y ha tenido la virtud de poner en manos de los coleccionistas modelos muy dignos que de otra manera sería casi imposible que estuvieran en nuestras vitrinas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep!
      Cierto, el diseño no se ve para nada que fuese de los 60 y desde luego no tuvieron que retocarlo apenas (como ya relaté). También se ve un salto de calidad desde los primeros modelos, tan "plasticosos" hasta éstos de finales de serie.
      Ahora seguimos con los "Articulados", a ver qué sorpresas nos esperan, y los precios andan parecidos... pero ahora son modelos enormes y dificultosos de mostrar.

      Saludos!!

      Eliminar
  6. Precioso: colorista, no muy grande, con un interior que parece bastante detallado ... y es un Volvo, nada menos.
    Me voy corriendo a un quiosco del centro, y si no lo encuentro, lo pido a Altaya, que son tres euros más y acercarse a Correos.
    Gracias y saludos
    El Copión.

    ResponderEliminar
  7. Me va a tener que pasar comisión Altaya!

    Si aquí te gusta, en mano mucho más, te lo aseguro. Es una buena despedida de la colección española (creo que sigue en el resto de países en donde tienen sus ediciones) y ha pasado un tanto desapercibida.

    Suerte en la búsqueda, y cuando la tengas me comentas qué tal.

    Saludos!!

    p.d. Me alegro si te convenció el modelito, pero si no lo hubiera hecho también, ya que una de las cosas que pretendo con este blog es hacer de pequeña guía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de retirar el camión en Correos y responde a las expectativas. Me gusta mucho: buenos detalles, colores muy alegres y tamaño contenido. Esto último fue definitivo cuando lo leí en tu respuesta a un comentario. Gracias por la orientación. Estuve a punto de pedir el Liaz que publicaste, pero no hay más remedio que contener gastos. A mí me gustan los Volvo y los Scania, los Tatra y los Liaz, soy de gustos sueco-checos. De esta colección tengo también el Tatra 148, que pedí hace meses y también me encanta.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Me alegro mucho de que haya correspondido a tus expectativas. Es muy buen modelo! También yo tengo gustos parecidos en camiones, mi marca preferida es Volvo. Saludos y a disfrutarlo!

      Eliminar
  8. Interesante este Volvo, estoy de acuerdo en que los modelos para el mercado del Este tienen un mejor acabado y este no lo es menos.

    Esta colección de camiones ha traído cola, y no lo es para menos, desde el punto de que algunos han recibido el Pegaso Z-206 de Campsa como una entrega normal mientras que para otros tantos era un regalo de suscripción.

    Ya veremos como se comportan con la colección de articulados, de momento tiene buena pinta

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pau, este Volvo no tiene nada que ver con los modelos del Este, que Altaya "tomó prestados". Volvo, como bien sabrás, es sueca.

      Tengo muchas esperanzas en esa colección de trailers, el precio no es mucho mayor que los "Camiones Clásicos".

      Saludos!

      Eliminar
  9. Puedo dar fe de lo buena que está la miniatura ya que tuve la suerte de poder conseguirla, aunque en la version francesa en color azul, coincido en que esta colección marcó un hito importante en el coleccionismo de este tipo de piezas, las que de otra manera hubiese sido imposible tenerlas en las marcas de renombre, no solo por lo costosas sino que la mayoría de ellas ni siquiera existen en sus catálogos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, conozco el azul pues salió hace mucho en la colección española (entre todas las colecciones nacionales se pasaban modelos de uno a otro lado). No lo conseguí pues no me gustaba demasiado la combinación de la caja y los colores, pero en calidad es equivalente al de MOL (son gustos).

      Y estoy de acuerdo al 100% con lo que dijiste, de hecho es el comentario con el que cerré esta entrada.

      Saludos!

      Eliminar
  10. ¡Que colorido! Me gustó bastante, aunque los prefiero más antiguos aun.
    ¿100 modelos en la colección? Pensando en el tamaño, no hay vitrina que los aguante...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más de 130 en Francia. Ahora además sale la de trailers que son mucho más grandes.

      Con tanto camión y ninguno de tansporte para escuderías...

      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!