El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 3 de enero de 2014

Opel Rekord 2100 D de IXO/Eaglemoss



Pertenece a la colección alemana "Opel" de kiosko de la ed. Eaglemoss, producido por IXO.


Lanzado a principios de 1972 como reemplazante de la anterior serie C, el Rekord D compartía plataforma y algunos motores de su predecesor aunque las carrocerías eran completamente diferentes y se incluyó la opción del motor diesel. Hasta 1977 (cuando entró su reemplazante el Rekord E) se vendieron casi 1.200.000 unidades, lo que significó que fue el segundo Opel en la historia que pasó del millón de vehículos producidos.

El diseño de la serie D corrió a cargo de Chuck Jordan y rompió con la anterior tendencia de formas redondeadas de la serie C. Ahora este vehículo incluía más superficies acristaladas y además también tuvo su equivalente inglés bajo la marca Vauxhall, cuyo modelo se llamó Transcontinental. Con el coche inglés compartía ciertos elementos y paneles de chapa, pero cada coche poseía una personalidad diferente y no puede hablarse de que fuesen el mismo modelo (evidentemente los equipos de desarrollo a uno y otro lado del Canal de la Mancha estaban en contacto y cada uno estableció sus diferencias). La serie D se podía adquirir bajo la forma de un sedán de dos y cuatro puertas, un familiar "Kombi" con tres y cinco puertas y la versión coupé de dos. Para algunos mercados como el australiano también existió una versión comercial de tres puertas y en esta ocasión no hubo versión cabriolet como había ocurrido con la serie C.

En cuanto a sus motores, se contaron con los bloques que habían aparecido en 1966 para el Rekord B aunque variando la compresión y mejorando ciertos elementos (como los carburadores) pues el nuevo vehículo pesaba más y necesitaba una mayor potencia. Todos esos motores eran de cuatro cilindros en línea y con cubicajes de 1.7, 1.8 y 2.0 litros para gasolina con un máximo de potencia de 100 CVs. La versión diesel, por su parte, era de dos litros y alimentada mediante inyección Bosch, proporcionando unos 60 CVs. En cuanto a sus cajas de cambios, la manual era de cuatro velocidades y la automática de tres, el sistema de suspensión era el del Kadett C y el vehículo dispuso de varias lineas de equipamiento y versiones especiales ("Maharadscha", "Hit", "Millionär" o "Sport").

El éxito de la serie D fue subrayado por frases tales como "el mejor BMW salido nunca de Hessen", haciendo referencia a su calidad y al famoso concepto de diseño de BMW "Hofmeister Kink": un corte abrupto en el pilar C de la ventana posterior que "copió" esta serie D. Además su precio era competitivo y el coche era bastante amplio y cómodo, pero la crisis de 1973 lo puso en jaque y Opel debió sacar al mercado un modelo menos ambicioso y glotón en combustible: ese vehículo se llamó Ascona y merece su capítulo aparte.

En cuanto a la miniatura, en la línea habitual de la colección de Opel basada en moldes de Altaya, en muchos casos inéditos. Este modelo cumple en general por su pintado y precisión en dimensiones, el interior un poco más flojito y el frontal no es ni mucho menos para "tirar cohetes". Por lo menos los detalles externos son abundantes (con muchas piezas cromadas) y la trasera está conseguida, lo que le bastan para encontrar su hueco en nuestras vitrinas.



















9 comentarios:

  1. This car is amazing, the quintessential classic ;)

    ResponderEliminar
  2. For me, it´s a Opel very unknow.
    His line is typically "seventies", of course...

    Regards! & thanks for your comment.

    ResponderEliminar
  3. mi problema con estos opel es que en argentina brillaron por su ausencia,
    excepto por el k180, no tuvieron presencia en nuestro país,
    y están totalmente fuera de nuestra cultura,
    ni siquiera puedo apreciarlos más allá de lo que se ve en las fotos.
    es una lástima porque se ve que tiene un interior muy esmerado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entendí bien tu comentario, no te gustó por que no estuvo por Argentina?

      Nosotros tampoco conocimos Opel en los 70, ahora con la colección los estoy descubriendo.

      Saludos

      Eliminar
    2. suena chauvinista pero es así.
      al no tenerlo incorporado a la cultura, no le tengo esa dosis de cariño u odio que me inclina la balanza.
      y tampoco es un countach que aunque no haya estado en argentina está incorporado a "mi" cultura.
      no me genera absolutamente nada, en argentina diríamos "ni fu ni fa".
      la miniatura se ve muy esmerada, pero si el coche real no genera nada, la miniatura refleja el sentimiento (pero 43 veces más chiquito).

      Eliminar
  4. Me gusta el trabajo de Ixo en el techo negro, los interiores y el sector trasero. En la delantera como bien dices, les faltó un poquito.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda no es de los mejores de la colección. Pero en general me agrada

      Saludos

      Eliminar
  5. Pero si yo mal no recuerdo, alguno vi por estas tierras; aunque pensándolo bien, éste es de los setenta, y yo vi uno abandonado en esos años, así que debe haber sido más antiguo.
    Igual, un lindo coche.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Por aquí la única forma de verlo sería en manos de algún turista del resto de Europa.

    Saludos & abrazos!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!