El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 3 de octubre de 2015

Panhard Dyna Junior de IXO/Altaya



Pertenece a la colección francesa de kiosko "Automóviles de Antaño", ed. Altaya.


Producido a partir de 1952, el Dyna Junior era un pequeño "roadster" creado por la sugerencia de un pequeño importador americano llamado J.B. Ferguson. Este empresario deseaba ofrecer en su país un pequeño descapotable pero parece que finalmente se retiró del proyecto y dejó al fabricante Panhard solo con la idea. En la casa francesa y animados por el chapista "Di Rosa" decidieron seguir adelante y acabaron creando un vehículo muy divertido y ligero (unos 700 Kgs, de peso) que fue el sueño de muchos jovenes franceses de la posguerra. No obstante, el primer prototipo no gustó demasiado a Jean Panhard por juzgarlo muy pequeño y en "Di Rosa" trabajaron febrilmente para lograr un nuevo diseño que complaciese al patrón de Panhard.

El Dyna Junior tenía como base al modelo Dyna X, pero en esta ocasión su carrocería "roadster" era de acero (contrariamente a la berlina, que era de aluminio) siendo fabricada por "Di Rosa" hasta que la empresa quebró, pasando la tarea a la propia Panhard de Orléans. Su maletero era solamente accesible abatiendo los asientos y la capacidad del vehículo era de dos personas únicamente, pero en 1953 se ensanchó la carrocería para permitir ubicar a tres pasajeros y apareció la versión cabriolet con ventanillas laterales descendentes.

En cuanto a la mecánica, se utilizaron motores bicilíndricos "boxer" de 745 y 851 cm3 movidos a gasolina, con tracción delantera y caja de cambios de cuatro velocidades. Tuvo un restyling frontal en 1954 que supuso la colocación de una pieza frontal de aluminio encajada en una abertura oval (sustituyendo a la calandria que llevaba, que era la misma que la del Dyna X) y se cambió también el salpicadero, ahora con un par de relojes. Y ya finalizando su ciclo comercial (1956) recibió un compresor para el motor que le permitían obtener 60 CVs y una velocidad punta de 145 Km/h.

Fue un vehículo que influyó en el clásico japonés de 1991 Nissan Figaro, tomando sobre todo su línea de burbuja y los tonos pastel de su pintura. Obtuvo un relativo éxito al ensamblarse unos 4.700 ejemplares, muy buscados hoy en día por los coleccionistas.





Qué simpático cochecito nos visita hoy en el Garaje! La miniatura de Altaya se hace querer mucho pero no se libra de cierto aspecto "jugueteril" por su simpleza en el detallado externo y su brillante color rojo. En el interior tampoco se aprecian demasiadas cosas para contemplar, pero externamente tenemos unas bonitas ruedas y un frontal muy correcto. Es una miniatura que no está demasiado vista y que se encuentra a muy buen precio, siendo posteriormente reeditada en otras colecciones pero ya en color amarillo.























18 comentarios:

  1. Me encantan esos faros franceses pintados en amarillo, siempre me pregunte el motivo...
    en la trasera estaba el deposito de combustible? lo digo por lo que parece un tapon cromado.
    Puede resultar jugeteril, pero es que el auto original ya lo era, jeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ellos decían que eran más seguros y que deslumbraban menos. Ja!
      Sí, el depósito iba atrás, y si te fijas la trasera no tiene tapa de maletero... Se accedía desde el interior!

      Original, pues sí, en la línea de pequeños descapotables franceses de mediados de siglo, algo en lo que eran especialistas.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Al ver las fotos de la miniatura me he acordado de los minicoches PTV catalanes, que tanto me gustan. Ya veo que es un coche "de verdad", pequeño, con mucha clase, una aportación más de Panhard al mundo del motor, no olvidando nunca que sus autos han de ser originales, de figura singular y técnicamente avanzados. Qué bonito, yo quiero uno así para disfrutar por calle.
    Felicidades por los dos últimos modelos que has presentado. Aún mejores de lo habitual, aunque parezca mentira.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algo había leído sobre esos microcoches catalanes, aprovechando la gran industria de la moto que había en Cataluña por esos años y que sigue agonizando lentamente (la última, el cierre de GasGas de Gerona).

      Gracias por tus palabras, lo que intento es meter variedad para que todo el mundo encuentre un modelito que le guste alguna vez en un momento dado.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Como bien comentas simple y juguetera pero cumplidora es cierto que no se le puede pedir mas a este Panhard pero siendo ya un molde con años encima hacen un plus mas sobre él.

    No lo tenía visto y me ha gustado mucho


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. De ver el tamaño relativo de ruedas y volante , uno se da cuenta de que el sujeto real ya era una miniatura ! Me gustaron mucho los cromados , y las luces traseras insertadas , no pintadas , que para un modelo tan chiquito , son muy buenos detalles .
    Pregunta : ¿ el motor era refrigerado por aire ?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Pablo, es una miniatura de una miniatura...
      Me alegro de que te guste, a mí la verdad no me entusiasma mucho y no me imagino que ahí se metiesen tres a lo ancho... buf!

      Juraría que sí, que era por aire. Creo que el modelo del que deriva llevaba ese tipo de refrigeración. En Panhard adoraban ese sistema...

      Abrazos!

      Eliminar
  5. Modelito muy vistoso, realmente aquellos minicoches de posguerra eran un canto al ingenio y a la inventiva, y con poco despliegue lograron cosas muy simpáticas. Además del que nombraste en amarillo -que nunca lo he visto- hay uno en color metalizado para la colección La Route Bleue.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al contrario que tú, no conozco el metalizado. El amarillo salió en la colección AutoPlus, si no recuerdo mal.
      Pero éste no es un minicoche al uso, en la foto del modelo real puedes verlo enfrente de un SM y ése no era un coche pequeño, y no se ve tan "enano" al lado. Minicoche para mí es un Biscúter, por ejemplo, o un Isetta.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Es verdad, no es un Isetta, y está en un escalón por encima. Aquí está el plateado: http://images.forum-auto.com/mesimages/143300/les_melons.jpg1..jpg
      Saludos!

      Eliminar
  6. Pues a mi me gusta mucho Antonio; tu hablas de aspecto "jugueteril", puede que lo sea, pero no en la pintura, sino sólo en algunos detalles (¿el volante?).
    Pero que quieres que te diga, igual me atrae el autito.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mano se acentúa ese aspecto, me recuerda un poco a aquellos SCHUCO Piccolo de hace varias décadas.
      Tampoco lo digo como algo despreciable, yo entiendo que a muchos aficionados les encanta ese tipo de miniaturas pero a mí no mucho, la verdad.

      Yo me alegro mucho de que te guste!

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Es verdad que parece el auto del pato donald o la pantera rosa,
    pero si tenía motorización panhard, debió ser un misil, al menos para lo que había en esos años.
    cono bien dices, la miniatura gana en simpatía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, casi 150 Km/h alcanzaba con el compresor.
      Para ese peso y tamaño debía ser impresionante la sensación de velocidad.

      Me alegro de que al menos te cayó simpática!

      Eliminar
  8. Bonita y simpática miniatura. El auto debió ser divertido de manejar.
    Por su simpleza se asemeja a los antiguos Solido franceses.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a mí me parece una especie de juguete antíguo.
      Seguro que era divertido de conducir, sobre todo yendo tres juntitos!

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!