El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mitsubishi Jeep J30 de NOREV (c) 2021 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 23 de febrero de 2021

Morris Minor MkII de Vanguards

 



Presentado en 1948, el Minor fue diseñado por Alec Issigonis (padre también del famoso Mini) y logró convertirse en un best-selle inglés al vender, hasta su desaparición en 1972, la cantidad de 1,6 millones de unidades en las tres series en que estuvo disponible; de esa forma se convirtió en el primer automóvil inglés en pasar del millón de coches producidos.

La segunda serie del urbano Minor estuvo a la venta entre 1952 y 1956 y supuso un rediseño bastante grande del primer modelo. En aquellos años la empresa que detentaba la marca Morris (la Nuffield Organization) se fusionó con Austin Motor Company para crear BMC (British Motor Corporation), todo esto provocó una mayor racionalización en la producción de los componentes y de esa forma se evitaron duplicidades. En lo que atañe al Minor se tuvieron que reemplazar el motor, la caja de cambios, el árbol de la transmisión y el diferencial por otros que se usaban en vehículos similares de Austin.

El bloque motor escogido (un serie A de 803 cm3 con válvulas en cabeza y 30 CVs de potencia) era mucho más moderno y pequeño que el del anterior Minor y provenía del Austin A30: ahora el Minor podía alcanzar los 100 Km/h aunque el consumo se elevó un poco hasta gastar de media 7,8 litros a los 100 kilómetros. En cuanto a las carrocerías disponibles fueron de dos puertas bajo las formas de un sedán, un convertible y un pequeño familiar (el famoso "Traveller") y con cuatro solamente para tipo sedán. Pero también existieron los típicos comerciales pickup y furgoneta cerrada.

En octubre de 1954 el frontal del Minor se actualizó con la inclusión de una rejilla frontal horizontal y un nuevo tablero de mandos, en la trasera se colocaron unas nuevas luces más grandes. En este rediseño no tuvo nada que ver Issigonis, fuera de la compañía entonces. De esta forma los Minor de segunda serie continuaron en el mercado hasta la aparición en 1956 de la serie 1000, habiéndose comercializado casi 270.000 ejemplares construidos en las plantas de Oxford y Birmingham (Inglaterra), Newmarket en Nueva Zelanda y Victoria Park en Australia.

Actualmente los "Moggie" (como afectuosamente son llamados en Inglaterra) son muy populares en el mercado de clásicos de ámbito anglosajón y han sido convenientemente actualizados con la adición de frenos de disco y cambios de motor. Clarkson, de Top Gear, dijo en alguna ocasión que el Minor era el Beetle inglés y por ello también existe todavía un gran mercado de piezas de recambio bastante baratas, más incluso que las de los automóviles actuales.








Bueno, creo que en toda colección de miniaturas que se precie que tenga algo que ver con modelos europeos debería contar con algunas versiones del Minor, y si son de Vanguards, Lledo o afines mejor todavía por el "pedigrí". Aunque no he podido conseguir aún mi versión preferida (la Traveller), de momento puedo mostrar este sedancito de dos puertas y molde antediluviano con una elegante pintura negra y remates cromados; de todas formas debo aclarar que la miniatura la conseguí de segunda mano (o mejor "segunda vitrina"?) con algunos detalles "mejorados", por ejemplo el burdo adorno cromado del capó parece ejecutado a pincel. También aparece un pequeño adhesivo circular en el parabrisas que nunca he visto investigando otros Minors; por cierto mi versión debe ser rara por que no la pude ver entre más de 150 modelos visualizados. Y por lo demás no puedo añadir mucho, el interior sigue siendo demasiado juguetero pero la pintura y algunos detalles externos cumplen y hasta creo que esas ruedas de goma son fantásticas.




















10 comentarios:

  1. Bonita miniatura, aunque contenga restauraciones. Vale su peso en oro solo por esas ruedas y esos vidrios que parecen de verdad, dejando ver el interior sin deformaciones visuales. (No como los modelos de quiosco de ahora). Es de esas miniaturas que enseguida se percibe el sabor de lo añejo, como el coche al que representa. Eso es lo único que me gusta de los británicos, que saben conservar y valorar lo suyo como si fuera lo mejor del mundo. Saben venderse muy bien.

    Creo que su versión es la Minor 1000 Saloon, de 1962. Hasta 1956 estos vehículos (los que no eran comerciales o furgones) salían con el parabrisas delantero partido en dos piezas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezando por el final, creo que llevarías razón, pero examiné bien los paragolpes, rejilla y luces y coinciden con mi modelo. De todas formas fue para mi un infierno tratar de identificar la versión más parecida, y ésta es la que escogí en la Wikipedia inglesa. Me dejaste un poco descolocado con lo de la luna delantera pero muchas veces los que restauran estos coches meten cambiazos de piezas y a otra cosa. Mismamente este modelo suele llevar motores más modernos.

      La miniatura es un pastelito, pero al que le metió mano era como para cortárselas un poquito. Llevaba años buscando este mismo Minor negro con rayita roja pero no sale apenas, conseguí éste de subasta por no mucho dinero junto con otro par de ingleses que ya saldrán a su debido tiempo, también más o menos conocidos (sobre todo uno muy cinematográfico, ahí lo dejo).

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Vanguards! Siempre me simpatizan.
    Es más, husmeando en algunos grupos internacionales de coleccionistas, he visto cierto fanatismo por la marca, gente que colecciona exclusivamente de esta marca. Parafraseando a los Simpson, te diría que son buenos sujetos!
    El modelo es simpático, yo le perdono la pincelada y le abro las puertas de la coleccion.
    Miraba el adhesivo, no parece ser de época, ni siquiera por la ubicación; imagino que es de un club de coleccionistas o algo así.
    Me gustó el volante, se ve muy delicado. Y aplauso para las ruedas, que son impagables!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan mucho los Vanguards!! Pero te diré que sobre todo los últimos que están saliendo, llenos de fotograbados y con interiores excelentes (ya mostré algunos, como el Stag de no hace demasiado, una joya). De todas formas sigo a la caza y captura de modelos con viejos moldes, con sus ruedas de goma y sus suspensiones, son una delicia. Y como dije arriba ya verás un par más de estos clásicos que conseguí en subasta, no me pude resistir!

      Lo del adhesivo lo dejaré cuando me autoricen a usar el microscopio electrónico de barrido de la Facultad de Ciencias de Sevilla.

      Eliminar
  3. Hermoso cochecillo, ya quisiera tenerlo pues mi colección no se precia de tal aún. Coincido con lo que comentan de los Vanguards, tengo unos cuantos y parecieran tener un aura especial, incluso aunque sean de moderna factura.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil de encontrar por Ebay y en varios colores, por si un día te animas.

      Con el tiempo, Vanguards y afines (Corgi, Lledo) se han convertido en marcas queridas por mí.

      Abrazos!

      Eliminar
  4. El típico coche del pueblo, en este caso inglés, por ello le guardan simpatía y ahora lo coleccionan como nosotros aquí al 600.

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, decían que era como el Escarabajo pero inglés.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Preciosa miniatura, con el encanto indiscutible de los Vanguards. Yo tengo la versión Traveller Estate https://kekomovil.blogspot.com/2018/11/morris-minor-1000-traveller-estate.html

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora voy a por el Traveller, pero sin prisas. Hay bastante oferta. El tuyo me parece ideal!

      Para mí el Traveller es el más chulo de todos.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!