El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Land Rover MkIII Dormobile de IXO/Hachette (c) 2020 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 3 de agosto de 2018

BMW 315/1 de SCHUCO






El BMW 315/1 fue un pequeño roadster construido en Eisenach (Alemania) entre 1934 y 1936, siendo la variante deportiva del modelo 315. De este modelo se produjeron tan solo 230 unidades y no dejó ningún sucesor pero a su vez fue el sustituto del 303.

Casi todos los elementos del 315/1 eran los mismos que los del 315 normal, aunque el motor se encontraba mejorado en su potencia gracias sobre todo a una mayor compresión. Este bloque movido por gasolina era un seis cilindros refrigerado por agua con un cubicaje de casi litro y medio que, convenientemente preparado, fue capaz de desarrollar hasta 136 caballos en el caso del modelo especial para competición del piloto Ralph Roese, vencedor en Nürburgring.

Este roadster biplaza era más plano y diez pulgas más corto que el sedán o el descapotable, tenía una carrocería con puertas bajas sin ventanillas y su chasis era tubular con travesaños. Para protección contra la lluvia se contaba con una capota de tela que una vez plegada quedaba oculta bajo una lona, pero estaba disponible también un techo rígido desmontable como accesorio. Al igual que el 315, contaba con dirección por cremallera, suspensión mediante brazos oscilantes y ballestas en el eje delantero y detrás tenía un eje rígido con ballestas semielípticas. Los frenos eran de tambor y accionados por cable en todas las ruedas, siendo las mismas que las del 315. Y en cuanto a la transmisión contaba con embrague monodisco en seco, caja de cambios Hurth con algunas marchas sincronizadas y eje cardán para transmitir la potencia a las ruedas traseras.

Con una velocidad máxima de unos 120 Km/h, el 315/1 era aproximadamente 20 Km/h más rápido que el modelo estándar (éste con un peso superior de 80 Kgs) y su consumo habitual era de unos 11,5 litros a los 100 kilómetros recorridos. El combustible se almacenaba en un tanque situado dentro del compartimento del motor habitualmente, pero a veces se ubicó en la parte trasera o incluso se complementó con el del motor.

De estos vehículos quedan en el recuerdo sus buenas prestaciones deportivas, ganando trofeos como el Tour Alpino Internacional de 1934 (con casi 3.000 kilómetros de trayecto) o la carrera de montaña de Feldberg de 1935, ocupando los dos primeros puestos de su categoría.















Inauguramos el mes de agosto con este fresquito roadster, un bello automóvil de entreguerras con cierto "pedigrí" de competición. Antes que nada lo que más me sorprendió fue su diminuto tamaño (al igual que me ha pasado con otras miniaturas de esta época fabricadas por SCHUCO), lo que hace que me cueste creer que estamos ante un modelo a escala 1:43. Sin embargo, la mala impresión se me pasó en un segundo al contemplar la belleza de la pintura bitono, la delicadeza del parabrisas y el interior o esa parte trasera tan elegantemente diseñada. Es un modelo tipo "joya", al que tendremos que tratar con mucha delicadeza por su fragilidad y que parece haber sido reeditado recientemente, encontrándose además con muchas combinaciones de colores.



































12 comentarios:

  1. Hermoso el chiquitìn, impresiona el parabrisas tan delgado.
    Estos bichos cimentaron la tradiciòn deportiva de BMW, se merecìa una buena reproducciòn.
    Por cierto: FELIZ CUMPLEAÑOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eduardo, compañero de vicio!

      Se ve que es un molde viejo con un trajecito nuevo. Algo muy usado por SCHUCO a lo largo de su historia, pronto veremos más ejemplos.

      Eliminar
  2. Una debilidad este BMW Antonio donde los haya ya lo ví en Autoescala por parte de Alfonso y es una monada anotada en mi lista de futuribles que espero que sea pronto.

    Enhorabuena por él y feliz cumpleaños


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pau!

      Si no sale caro puede estar bien adquirirlo, es como un joyita... Pero si te digo la verdad es que me salió a precio de coleccionable y no me pude resistir. Una ganga.

      Saludos!

      Eliminar
  3. una joyita antonio, hermosa pieza.
    felicitaciinrs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, dan ganas de hacerse un llavero con él!
      Gracias, un saludo.

      Eliminar
  4. Una preciosidad esas lineas de puro roadster, con el morro alargado, la trasera en forma de gota de agua y las ruedas carenadas.
    Esa combinación de colores me recuerda al 2cv Charleston.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa combinación la hemos visto muchas veces en coches de los años 30 y 40, sin duda es muy elegante!
      Este cochecito más lo veo y más me gusta...

      Saludos!

      Eliminar
  5. Lo compartimos, aunque el mío en otra de las combinaciones, verde y negro. Este con rojo es más bonito y luce mucho mejor. Enhorabuena!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe en un montón de combinaciones, pero creo que la que más me gustaría es la de la foto del real! Precioso...

      Saludos!

      Eliminar
  6. Ya es hermoso por el solo hecho de llevar esos colores en su carrocería. Y me encanta el carenado de las ruedas traseras. Si Schuco lo hizo chiquito es porque debe haber sido así, ¡no seas desconfiado! Hermoso coche Antonio.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé Juan, es que hay SCHUCO´s supuestamente a 1:43 que casi parecen 1:64! En el caso del siguiente modelo se ve mejor lo que digo.

      Es bonito, eso sí.
      Abrazos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!