El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Volkswagen Käfer 1302 "Silver Bug" de SCHUCO (c) 2022 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 20 de septiembre de 2022

Berliet GLM 10 "Grúa Sucursal Berliet de Nancy" de IXO/Hachette

 

Pertenece a una colección temática francesa sobre camiones Berliet, de la ed. Hachette

El sucesor del modelo GDM 10 W, el Berliet GLM 10, fue especialmente escogido para realizar duras tareas en obras o remolcado. Particularmente la agencia de Nancy (al norte de Francia) se hizo con una grúa con chasis de GLM 10 en 1958, un camión que fue también el más robusto y potente de todos los de dos ejes de su generación.

Transcurriendo la década de los 50 Berliet impuso a sus concesionarios una renovación para modernizar sus instalaciones. La agencia de Nancy respondió agrandando también los edificios que ocupaba y su maquinaria; entre ella figuraba una grúa GDR 7 D de 1946 que se estaba volviendo ineficiente debido al creciente peso de los camiones cargados que tenía que remolcar de vez en cuando.

El GLM 10 sustituto no era un vehículo nuevo pues fue recomprado a un cliente de la marca. Se le acopló una grúa Holmes 500 recuperada del material que los americanos habían dejado en Francia después de la guerra y se puso prontamente en acción: gracias a su grúa con punta doble era capaz de elevar un peso de diez toneladas (cinco por cada flecha) ayudada por las patas extensibles, siendo la capacidad de remolcado de doce toneladas y media a una velocidad máxima de 65 Km/h. 

La buena potencia de este camión se debía a su bloque, un MDZ diesel de seis cilindros con 145 CVs a pesar de contar con una cilindrada menor que la de su antecesor. Asociado a él iba una caja de cambios manual FTB con desmultiplicación que permitía diez velocidades adelante y dos marcha atrás, siendo la conducción más cómoda gracias a la dirección asistida y los frenos comprimidos "Westinghouse".

No se conoce el destino final ni el tiempo que estuvo en servicio esta grúa tras haber servido en el concesionario de Nancy pero sí sabemos que la producción total de los GLM 10 y 10A estuvo en torno a las dos mil unidades, totalizando toda su familia y derivados unas cuarenta mil hasta el año 1991.














Aquí tenemos el ejemplo de una miniatura más compleja de lo que parece a simple vista, toda una sinfonía de elementos "metálicos" acoplados a un bonito camión de morro largo. No es la primera vez que nos visita un GLM 10, pero sí que es cierto que en la otra ocasión también vino con el "mono" puesto en su condición habitual de "currante" en obras y trabajos pesados. Ya solo por eso merece mi simpatía, pero además adornan a la réplica muchas cualidades como su pintura, la tampografía y la realización del elemento principal del camioncito: su grúa y estructura. En su momento dudé si quedarme con esta réplica, pero me convenció sobre todo lo bien que le sienta su papel de auxilio en carretera y la presencia de muchos detalles dentro y fuera, tan solo me echaba un poco para atrás la combinación del azul con ruedas negras por su falta de vistosidad.




















8 comentarios:

  1. Me sorprendió que tuvieran tan bien registrado el origen de la grúa y hasta la capacidad de cada pluma.
    El modelo se ve bien hecho, y a juzgar por tu comentario, en la mano debe verse muy bien.
    No me disgustó el color azul, piensa que estos bichos llevaban un vida muy sufrida y engrasada, poca limpieza, mucho trabajo, mucha grasa, adentro y afuera, arriba y abajo, el azul sería casi una necesidad.
    Qué bueno que lo conserves, la vitrina no sería lo mismo sin él!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente tenían la ficha técnica aún en poder del concesionario, lo mismo está digitalizada hace tiempo. O igual tienen todavía el modelo real, pero yo nunca lo encontré en foto moderna.

      Es un modelo agradable, hasta simpático, y mejor hecho de lo que parece. Gran sufridor, lo que tuvo que pasar este Berliet por esas carreteras francesas...

      Eliminar
  2. Imponente resulta la trompa de estos Berliet, y, pareciera, le han tomado muy bien el punto en las miniaturas (la del raid en África también está muy buena). Por el resto, mas que interesante la resolución de las gruas, que, por su tipo de confección, estimo que debe haberles dado su dolor de cabeza para resolverlo. Calculo que, así limpita, habrá durado menos de 10 minutos, dado su exigente función. Muy linda miniatura.
    Saludos
    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son realmente inconfundibles aunque quizás solamente para un fanático de los camiones clásicos o bien que sea francés, o las dos cosas... Yo no sabía casi nada de Berliet y todo lo aprendí en la colección, finalmente casi soy "fan" de la marca después de Pegaso y Volvo.

      Antes no sé, pero ahora y por lo menos por aquí no ves ninguna grúa sucia. Daría muy mala imagen. Y me paso el día viendo grúas... Es importante que esté bien limpia, pues también suelen trasladar al conductor si éste lo solicita (yo es lo que suelo hacer en vez de pedir el taxi pagado por el seguro). Por ello quiero pensar que estaba muy bien aseada.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Encantadora la grúa trompudita..
    Se le ve robusta y aguantadora para el arrastre.
    Pregunto.. Esta fue única o se equiparon varias como esta?
    Gran modelo la miniatura.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que existieron muchas grúas Berliet en Francia sobre todo. Yo desde luego nunca vi una, la marca desapareció hace muchos años ya.

      Saludos!!

      Eliminar
  4. Parece un cetáceo, como una ballena azul con ese morro.
    La traseras tambien está muy bien resuelta con toda la estructura, cabestrante, cadenas y ganchos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más realismo que con la cuba, sí. Y así más "bestia"...

      Me hubiese gustado ver el modelo real.

      Saludos

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!