El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 13 de septiembre de 2011

Berliet GLR "Calberson" de IXO/Altaya



Pertenece a la colección francesa "Camiones de antaño" de la editorial Altaya.

El GLR fue un camión de cabina atrasada fabricado en Francia entre 1949 y 1977, llegando a ser elegido en este país como "Camión del Siglo". En el momento de su lanzamiento, el GLR disponía de un motor Diesel de ocho litros y cinco cilindros que rendía 120 CVs, teniendo una MMA de 13,5 toneladas de las cuales 7 toneladas eran de carga útil. La dirección era por tornillo sin fin y desplamiento de bolas y la amortiguación delantera hidráulica, siendo esto una novedad por aquel entonces. Los frenos tenían asistencia por aire comprimido y la caja de cambios era manual de cuatro velocidades. Otras características fueron el asiento del conductor regulable en altura y en el primer momento fue opcional la calefacción y el desempañador.

La cabina de este modelo era monocasco, en acero, y se distinguía por sus faros integrados en ella y las suaves curvas del capó y los paragolpes. Con el tiempo su diseño se fue haciendo más rectangular (cabinas M3 Relaxe) pero este tipo de cabina con morro fue perdiendo el favor de las empresas de transporte y el modelo, a pesar de todos los cambios (incluyendo mecánicos) que se le fueron efectuando desapareció a finales de los 70. No obstante, prosiguió su carrera comercial en algunos paises africanos, donde era perfectamente válido y legendario por su resistencia, siendo fabricado hasta 1984 por Renault Vehículos Industriales ya que en 1980 la marca Berliet había desaparecido.


Esta miniatura del Berliet fue una de las primeras en aparecer bajo la colección de los camiones de Altaya, habiéndose explotado mucho el molde ya que se le acopló diversidad de cajas en varias decos. Yo mismo poseo otro portugués bastante "resultón" pero éste de la empresa de mudanzas Calberson me parece el más entrañable y llamativo hasta ahora. Como solía suceder en esta colección la cabina está varios puntos por encima de la terminación de la caja, pero eso no quiere decir que ésta sea mala ni mucho menos. Simplemente se nota mucho el contraste entre el metal de la cabina y el plástico de la caja de transporte, pero todo el conjunto está muy bien decorado y el conjunto es bastante destacable también por su asequible precio.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!