El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 5 de diciembre de 2015

Panhard 24 BT de IXO/Altaya




Pertenece a la colección francesa de kiosko "Nuestros queridos coches de antaño", de la Ed. Altaya.


El Panhard 24 estuvo vigente en el mercado entre 1963 y 1967, siendo el último vehículo en ser producido por la empresa Panhard & Levassor. Esta marca era todo un clásico en el mundo del automovilismo, ya que fue la primera en lanzarse a la fabricación de vehículos en serie ya en 1890. Debido a una mala gestión, la empresa tuvo que buscarse un socio financiero y lo hallaron en Citroën, alianza que tuvo lugar en 1955. En Citroën pensaron que su gama se complementaba muy bien con el aporte del Dyna Z de Panhard y todos juntos encaraban un porvenir bastante felíz...

Situándonos en 1959, los de la Porte D´Ivry (París) lanzan el PL17 pero ya pensando en su sustituto. Sin embargo, Citroën ya tenía en mente lanzar sus propias berlinas (que hasta entonces no tenían) y por tanto, hubo un cambio de planes: Panhard lanzaría un coupé y dejaría el camino libre a lo que sería el fantástico DS de Citroën. Es muy meritorio que con los pocos medios con los que contaba Panhard concibiese un vehículo tan ingenioso y bien diseñado, adelantándose a la idea de los faros bajo cubierta del DS y logrando un vehículo aerodinámico que debía moverse ágilmente con un viejo motor bicilíndrico y refrigerado por aire.

Así, el modelo 24 apareció en junio de 1963 teniendo como principales premisas la seguridad, un rico equipamiento y elegancia combinada con la deportividad (en ésto se asemejaban a marcas como Lancia). La gama estuvo compuesta por el C (más burgués en su planteamiento), el CT (deportividad, con un motor más potente), y los B, BA y BT (con mayor longitud y más económicos). Llevaron motores alimentados por gasolina, con una cilindrada de 848 cm3 y potencias de 50 y 60 CVs. La caja de cambios era manual y con cuatro velocidades sincronizadas, la suspensión totalmente independiente y aunque al principio llevaron frenos de tambor en algunos acabados (a partir de 1965) estuvieron disponibles los de disco delanteros.

Hay que remarcar lo generoso de su equipamiento, propio de vehículos de mucho mayor parte y que estaba disponible en casi toda la gama (salvo el BA). Así, se contaba con los asientos regulables delanteros, espejo de cortesía de parasol iluminado, reposabrazos con iluminación, termómetro y volante regulable. La calefacción estaba muy estudiada, tomando el calor directamente de los cilindros y derivándolo mediante canalizaciones a diversas partes del habitáculo.

El 24 supuso el canto del cisne de una marca que aún tenía grandes planes para él, ya que se había pensado en sacar al mercado versiones con cuatro puertas, un cabriolet y hasta un "break" familiar. También les negaron en Citroën la posibilidad de llevar el motor del DS en el chasis del 24 e incluso se llegó a probar un vehículo con motor y suspensiones del SM adaptados, pero todo quedó en nada. Aunque muchos consideran que el último fruto de aquella colaboración (en donde como suele suceder el pez grande se come al chico) fue el excelente Citroën GS, tomando mucho de los conceptos de Panhard: motor bicilíndrico refrigerado por aire, carrocería aerodinámica y suspensión hidroneumática (de la que Panhard era especialista por su experiencia en la construcción de vehículos blindados).

Hoy en día la serie 24 es muy venerada en su país de origen por su excelente comportamiento, línea elegante, su frugalidad en el consumo (solamente 6 litros a los cien!) y hasta sus prestaciones, sobrepasando los 150 Km/h en algunos modelos en velocidad punta. Parece mentira que un motor del año 1947 haya resultado ser tan moderno y eficaz! De todas formas son vehículos que hay que saber llevar por su brusquedad, o si no se enfrentan rápidamente a las averías. También necesitan un mantenimiento escrupuloso incluyendo la limpieza de los orificios de salida de las impurezas del aceite (que debe ser cambiado cada 3.000 kmts), ya que no hay filtro y la decantación se hace mediante un sistema centrífugo. Y hay que tener cuidado con la corrosión, ya que la estructura tendía a acumular humedad.





Y ahora llega el comentario de la curiosa miniatura de Altaya, con una línea que no deja indiferente y que o detestas o amas, en la línea de aquellos coches franceses con fuerte personalidad que nos ofrecieron en los años 60 y 70. Aunque el molde es bueno quizás está un poco desvirtuado con el exceso de pintura y la poca definición de los detalles externos, pero el interior cumple y el acabado bicolor rojinegro le sienta muy bien. Seguiré repudiando los faros con "pinchitos" (de verdad no hay otra forma de hacer series baratas que no los tengan?) pero en general es una miniatura vistosa y con un diseño nada convencional, que atrae muchas miradas hacia el sitio que ocupa.

























18 comentarios:

  1. toda una rareza!

    Mira tu por donde me entero que Citroen "tomo prestada" la hidroneumática de Panhard, se me cayó un mito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, parece que gran parte del genio Citroën provenía de la gloriosa Panhard.

      Saludos1

      Eliminar
  2. Interminable carrocería para todo un Hatback, este Panhard esta muy bien y mas con ese color rojo y negro junto con el cromado, que le sienta de maravilla


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un coche fascinante, una pasada tecnológica de entonces.
      Me resultó muy entretenida rememorar su historia.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Un cochazo,
    La inteligencia fina al servicio de la tecnología industrial.
    Una lástima que citroen se la haya fagocitado sin dejar rastros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A su vez, lo fagocitado también desapareció...
      Polvo somos y en polvo nos convertiremos!

      Eliminar
  4. Witaj Przyjacielu! Co chwilę pokazujesz jakąś perełkę. Panhard z pewnością do takich należy. Trudno nie mieć skojarzeń z kultowym Citroenm DS ale to wspaniałe wzorce. Gratuluję pięknego modelu!

    Pozdrowienia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finster Witam ! Mam nadzieję, że nie spędzają zbyt zimno !

      Jest to rzadkie, ale piękny model , ale wydaje się , że każdy lubi . Nie wiedziałem, że go dobrze .

      Nie mogę się doczekać , aby o swoje komentarze .

      Pozdrowienia z Hiszpanii !!

      Eliminar
  5. Fantástico coche, y una miniatura acorde al homenajeado. Esa colección francesa de Altaya tiene modelos realmente increíbles y muchísimos moldes novedosos, éste es uno de ellos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que esa colección tiene muchos moldes inéditos y especiales para el mercado frances, pero se pueden conseguir sin problemas.
      Creo que lo ví también en tu blog hace mucho tiempo.

      Saludos!

      Eliminar
  6. ESpectacular, y mucho más bello que el posterior Citroen; me saco el sombrero ante Panhard. Gracias Altaya!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se le ve el aire familiar con el DS, como leí al hacer la nota. Con lo que fui investigando caí en la cuenta de la gran marca que fue Panhard y la gente tan increíble que tenía en plantilla, supieron hacer coches muy avanzados e ingeniosos (parece mentira que con ese motorcito de dos tiempos este Panhard corriese tanto!). Unos genios esos franceses.

      Abrazos!

      Eliminar
  7. Ese es el Panhard que más me gusta, y me debo al menos una miniatura de esa marca, ausente por ahora en mi colección.
    La miniatura se la ve muy sobria e interesante, para apuntársela.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo, aunque no es lo mejor de Altaya. Sin embargo con el tiempo seguro que se hará rara.
      Suerte con ella y un saludo!

      Eliminar
  8. Un automóvil típicamente francés, con grandes innovaciones encima. Vi uno en uno de mis viajes a Oporto, en un Museo dedicado al automóvil que tienen en la antigua aduana. Yo tengo uno de Solido en miniatura, que no es tan bueno como éste.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo he visto nunca en directo, me tuve que conformar con verlo en Youtube. Y tampoco lo he visto mucho en miniatura.

      Me imagino que el real debe sonar un tanto extraño, con ese motor de dos tiempos.

      Saludos!

      Eliminar
  9. Un auto con aspecto muy futurista para la época, en su perfil sobretodo, además de bello.
    Todo un plagio y auticidio.. (jí, jí) lo que sufrió Panhard por parte de su "socio", por lo que cuentas.
    La miniatura está para 1a fila, hasta adelantito y de perfil. Fascinante

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos le dio algo de vida a Panhard durante unos años, si no se hubiera ido derecha al infierno.

      La línea de este coche debió causar bastante impacto por entonces. Estos franceses...

      saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!