El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Berliet GR 12 VTC "Transportador de ojiva nuclear" de IXO/Hachette (c) 2019 Antonio Sivianes Gaviño

sábado, 3 de noviembre de 2018

Prince Skyline S50 2000 GT-B de NOREV





Prince Motor Company fue un fabricante japonés de automóviles entre 1952 y 1966, año en que fue fusionada con Nissan. El nombre de la extinta compañía hacía referencia a la designación del príncipe Akihito como heredero de la Corona japonesa. Prince se caracterizó en su corto tiempo de vida por fabricar coches del segmento "premium", pero sobre todo por haber fundado las sagas "Gloria" y "Skyline". Estas denominaciones fueron recogidas por Nissan y les dio continuidad en el tiempo, convirtiéndolas en nombres famosos de la industria nipona del automóvil

En septiembre de 1963 Prince lanzó al mercado la serie S50 Deluxe como sucesor de las series ALSI, BLSI y BLRA-3. La nueva serie estaba diseñada por Shinichiro Sakurai y apareció con carrocerías tipo sedán de cuatro puertas y familiar de cinco, al igual que la generación anterior. Inmediatamente se convirtió en un modelo muy deseado en su país de origen gracias a sus excelentes motores, la iluminación y su buen equipamiento. También se alabó cierto carácter deportivo y el buen tamaño de su carrocería, más cerca del formato compacto. Los S50 también ofrecían cajas de cambios manuales o automáticas siendo fijadas a la columna de dirección en los primeros modelos y luego al suelo. Estos automóviles tenían como competencia al Datsun Bluebird y al Toyota Corona, llegándose a labrar una buena reputación en el mundo del taxi gracias a las versiones básicas.

La serie S50 también llegó a comercializarse en el Viejo Continente con el nombre PMC Mikado A150, llegando a incorporar un motor diesel de 55 CVs para algunos mercados. Sin embargo, lo habitual era encontrarlo con bloques movidos por gasolina de litro y medio y dos litros de cubicaje, este último con seis cilindros en linea.

Prince no descuidó con este modelo su vertiente deportiva al aparecer en mayo de 1964 el Skyline GT. Basado en la variante S54, utilizaba el bloque G-7 del Gloria S41 aunque hubo que agrandar el vano motor para meter dentro el seis cilindros en línea. El GT obtuvo éxitos en el campeonato japonés (donde plantó cara al Porsche 904) y decidieron por ello lanzar al mercado interior y sur de Australia el Skyline 2000 GT en las variantes GT-A, GT-B, S54A y S54B. Estas declinaciones poseían diferentes potencias desde los 105 CVs del S54A con carburador simple hasta los 125 CVs del S54B, un modelo dotado con tres carburadores Weber, diferencial de deslizamiento limitado, caja de cambios con cinco velocidades y relaciones estudiadas o los frenos de disco delanteros. Además la variante australiana incorporó la caja de cambios europea ZF.

De esta segunda serie S50 se vendieron por todo el mundo unas 114.000 unidades salidas de la planta de Musashimurayama, en medio de unos tiempos complicados para la marca ya que en 1966 se efectuó la fusión con Nissan y tan solo subsistiría como nombre de una red de concesionarios independientes. Como último "canto del cisne", en 1967 llegaron a poner a la venta la serie S57 con un nuevo motor de litro y medio con casi 90 CVs de potencia, siendo entonces el 1500 de serie más potente de todo Japón.












Aunque ya tenía un Prince Gloria S40 de Ebbro (que es uno de mis modelos preferidos), no dudé en fijarme como objetivo traerme su complemento el Skyline dentro de esa serie S50 cuando descubrí que existía a 1:43. Este modelo de NOREV es descendiente directo del que hizo Ebbro y que hoy en día es casi una rareza, siendo muy parecido aunque es evidente la pérdida de calidad (algo que se nota al ver el interior rojo del Ebbro). Sin embargo estoy muy satisfecho con la copia francesa; son buenos los "cromados", la parrilla (que no pude reflejar convenientemente) y toda la trasera. Además no salió nada caro y luego en mano los defectos se difuminan mucho. Estos modelos parecen europeos totalmente y hasta podrían casi ser de FIAT, por ejemplo, por lo que seguramente a muchos aficionados que no conozcan a estos "tatarabuelos" de los Skyline modernos les sorprenderá.







































13 comentarios:

  1. Me encanto, esta muy bueno! Tenes una colección soberbia y envidiable de autos Japonenes, uno mas lindo que el otro. Te faltaría solamente la versión Cupe del Accord hecha por Ebbro, una hermosa miniatura.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mauro, pero es que hay una cantidad enorme de "japos" clásicos y todos me encantan! Incluyendo el coupé que dijiste, que me parece que tienes y que vi hace poco al hablar del Accord.

      Paciencia y suerte, por que si quieres estos coches de Ebbro hay que preparar muchos billetes...

      Saludos!

      Eliminar
  2. Siempre se aprende algo nuevo, no sabía nada de la marca Prince como iniciadora de las sagas Gloria y Skyline.
    El modelo es extraño, tanto en las foto del grande como las de la reproducción parece tener una línea de cintura con curva "hacia abajo en el centro".
    Lo demás es diseño japonés de ese tiempo, a medio camino entre el diseño yanki con proporciones europeas.
    Me gustaron los cromados, la delantera se adivina interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo algo de la marca cuando investigué para los otros Prince que tengo, realmente no tenía ni idea!

      Este modelo también se me hace algo raro, pero si miras la foto del real se ve mucho más elegante y vistoso. A la miniatura no la favoreció en nada el día tan gris que tuve, te aseguro que el modelo real es más llamativo y mucho menos apagado. Ni del frontal me salió una foto bien... una pena, está interesante.

      Porca miseria...

      Eliminar
  3. Como en muchos clasicos nipones lo bueno viene por dentro. Me fascina lo quemados que estan los japoneses para convertir apacibles berlinas en "Mata Porsches", tal vez eso tenga que ver con su filosofía de las artes marciales.
    Saludos a tu Príncipe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, pero esa filosofía de sedanes con aspiraciones deportivas ya la habían adoptado fabricantes como Alfa Romeo. Ahí me dan en la fibra sensible, ya que me encantan los sedanes "embrutecidos" que no resultan ser nada aburridos.

      Por eso ahora veo un Giulia QV y "flipo" con ese pedazo motor Ferrari.

      Saludos, de parte del príncipe japonés también...

      Eliminar
  4. Tampoco conocia la marca, el auto no me desagrada, la miniatura de Ebbro que tambien tenes es muy linda.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una marca muy desconocida, pero entre lo poco que duró y lo lejos que estaba no me extraña.

      Pero sus creaciones han perdurado de una forma u otra...

      Saludos!

      Eliminar
  5. Otro hermoso japonés; me gusta mucho que tenga el techo en otro color. Viendo este auto se me ocurrió la temática japonesa para mi mesa en algún futuro encuentro de coleccionistas.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, seguro que llamaría la atención!
      Ya vas teniendo material...
      Abrazos!

      Eliminar
  6. Está muy lindo, pero creo que tiene un fallo en la "cara". Si bien respecto al modelo real de la foto se trata evidentemente de algún restyling previo o posterior, me parece que los rasgos de la maqueta son bastante más duros y exagerados. El resto está impecable, y el interior, da para mejorarlo a pincel.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa es que este modelo no tuvo más que un par de restylings, siendo el último poco más que un rediseño de la parrilla. Viendo mejor la foto del real me doy cuenta de que simplemente la miniatura no replicó bien el frontal, ahí se ve otra diferencia con lo que hubiese hecho Ebbro.

      Saludos!

      Eliminar
  7. Kolejna perełka w kolekcji;) największe wrażenie zrobił na mnie tył tego samochodu. Wszystkie chromowane obwódki, uszczelki oraz elementy ozdobne dodają mu uroku i podnoszą walory estetyczne.

    Pozdrawiam:)

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!