El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz 170V Kastenwagen de SCHUCO (c) 2022 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 4 de agosto de 2022

Goggomobil TS Coupé 250 de IXO/Altaya

 

Pertenece a una colección francesa de kiosko llamada "Micro-coches de Antaño" de la ed. Altaya.

El Goggomobil (cuyo nombre deriva de "Goggo", apelativo cariñoso de un nieto de Hans Glas) fue el primer micro-coche del fabricante de maquinaria agrícola Hans Glas. Producido entre 1955 y 1969 en Dingolfing, Alemania, la gama Goggomobil se caracterizó por su calidad de construcción, su alto precio y la amplia gama de carrocerías disponibles.

Los fabricantes de motocicletas europeos entraron en decadencia sobre la década de los años 50 pues sus clientes potenciales exigían, cada vez más, "un techo sobre sus cabezas". Esto estaba también en consonancia con el aumento de riqueza del consumidor alemán, sobre todo, tras el auge económico y la salida de las duras condiciones de la posguerra.

Parte de la respuesta a esta demanda la dio el fabricante Glas con su micro-coche Goggomobil, presentado en 1954 durante la celebración del Salón Internacional de la Motocicleta y la Bicicleta en Colonia. Un año después comenzaría la producción en serie de este pequeño sedán de cuatro plazas (muy estrechas) con una carrocería inspirada en los automóviles "normales". Aunque el acceso se haría mediante una puerta frontal, finalmente (y por consejo de un amigo de Hans) se decidió incorporar dos puertas laterales en el mismo costado.

El Goggomobil era un vehículo sin ninguna concesión a la comodidad, de tal forma que no fue hasta 1957 cuando obtuvo un segundo limpiaparabrisas o la manivela de accionamiento de las ventanas. También recibió motores más potentes de 300 y 400 cm3 aparte del de 250. Ya a partir de 1964 las dos puertas se situaron delante y no giraban sobre el pilar B, pero el único color disponible seguía siendo el "Sahara Beige".

También en 1957 apareció la variante coupé bajo la designación TS (siendo el sedán denominado como T, y el comercial como TL). Este elegante biplaza incorporaba también un par de asientos plegables adicionales para niños y una gran ventana trasera panorámica. De este modelo se crearon nueve prototipos descapotables que no fueron comercializados, por ello los modelos cabriolet que a menudo se ven en las concentraciones no son más que creaciones personalizadas.

La motorización era común en todos y consistía en un motor de dos cilindros y dos tiempos refrigerado por ventilador con el depósito de combustible de 25 litros alojado en el maletero. Inicialmente la cilindrada era de 250 cm3, por lo que era posible conducirlo teniendo carnet de motocicletas de hasta ese cubicaje (clase 4 entonces en Alemania). Mención aparte para su caja de cambios con un complejo recorrido en forma de H con marchas no sincronizadas, no obstante no se necesitaba hacer doble embrague. Pero para el coupé estaba disponible, con recargo, una caja de Getrag con preselección llamada "Selectromat" accionada por electromagnetismo y pedal de embrague, el mando se hallaba en el salpicadero y era de diminuto tamaño.

En cuanto a las prestaciones, y según la motorización, era posible lograr velocidades máximas de entre 80 y 100 Km/h (para el coupé con motor de 400 cm3). El consumo era de en torno a los seis litros a los cien y el peso máximo permitido era de unos 700 Kgs, siendo de 900 para el modelo comercial.

Los Goggomobil tenían un suelo de chapa de acero perfilado y una carrocería también del mismo material, los asientos delanteros eran reclinables y existía un hueco en el salpicadero para guardar objetos; la rueda de repuesto solo podía sacarse desde el interior del habitáculo. Otras características incluyeron suspensión por ejes oscilantes, resortes helicoidales con amortiguadores telescópicos en todas las ruedas, dirección de piñón y cremallera y frenos hidráulicos mediante tambores, siendo por cable a las ruedas traseras en el freno de mano.

La serie Goggomobil supuso un gran éxito de ventas a pesar de su elevado precio, siendo exportados hasta a los EE.UU.  Igualmente llegaron a ser fabricados en otros países como España (Munisa), Australia o Polonia (Mikrus). Y también se comercializaron unos derivados entre 1970 y 1974 por parte de un antiguo distribuidor de Borgward, aunque no tuvieron apenas éxito.















Una verdadera lástima que no podamos acceder de forma oficial a los modelos ofrecidos por esta nueva colección francesa de "micro-coches de antaño" editada por Altaya, por la variedad de moldes inéditos y la gran calidad que atesoran (aparte también el precio es casi "micro", aunque ya se encargan los especuladores de hacerlo aumentar). Realmente quedé maravillado por este bonito Goggomobil, del cual podría decir que es quizás, y para mí, el micro-coche más bonito que he visto hasta ahora. Ya había visto un adelanto en el excelente blog del amigo Jose (H1) donde quedé gratamente impresionado por estos modelitos tan detallados y bien hechos; la verdad es que uno se "cabrea" sabiendo que no parece que vayan a sacar la colección fuera de su ámbito. Es una pena por que los modelos son europeos y no solamente franceses... En fin, parece que hay unión pero no en todo. Bien, casi me olvido de comentar este estupendo coupé de llamativo color rojo, con muchas piezas insertadas y un molde exquisito, su pintura luce de forma espectacular y el interior no está mal. Mención aparte para las ruedas (aunque son algo irreales por tamaño) y los cromados. Estos fueron los doce euros mejor gastados del año, pero es una lástima que solo en Francia se puede conseguir esta pieza a su precio oficial.



















15 comentarios:

  1. Cuenta la historia que, a fines de los 50's, una serie de medidas de promoción industrial, permitieron la instalación con mayor o menor seriedad, de diversas empresas fabricantes (o armadoras) de autos. Entre las que quedaron, FIAT y Citroën, en cambio, las fugaces, tuvieron, en general, modelos que, simpáticamente, se sindicaron como "ratones alemanes", dado el tamaño, el aspecto (de algunos) y el origen. En algunos casos, mantuvieron su nombre, en otros se les dió uno autóctono.
    Entre ellas, Messerschmitt (KR250), Heikel (Kabine), De Carlo (bajo licencia, BMW Isetta 500, 600 y la coupé 700, con un posterior rediseño local llamado SL), NSU (Prinz, y sport prinz), el fallido Alcre (Susana y Luis, bajo licencia de los Champion Maico), que se publicitó y no llegó a ver la luz, algunos intentos nacionales, como el Joseso, el Chasqui y, un poco mas grande el Zunder, e Isard, que fabricó los modelos de Goggomobil (Isard era una marca que usaron en otros mercados, como el francés, donde goggo era algo así como tonto e Isar era un río cercano al que le agregaron la d al final), saliendo el T200, T400-sedán y kombi- y algunos de estos TS sport. (pido disculpas si alguna marca o modelo tiene algún error, pero, si bien ya no soy adolescente, estos son anteriores, y, de memoria, puedo fallar alguno).
    La mayoría de ellas, fueron solo armadurías de modelos CKD, que, en definitiva, no cumplían los convenios de dicha promoción industrial, además de ser modelos, ya en ese momento, algo anticuados, que, en muchos casos, no terminaron de convencer, y, en poco tiempo, se vieron superados por los Fiat 600 y Citroën 2cv (dentro de los económicos, desde ya).
    En cuanto a la miniatura, coincido, plenamente, con tus conceptos, muy bonita, buen molde, el detalle de los burletes de los vidrios, negro con la vira plateada es espectacular, ruedas hermosas a pesar de su talle, ligeramente, mas grande, y muy poco mas se le podría pedir, especialmente por ese precio, muy linda miniatura. Un gran abrazo (especialmente hoy). Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fe de erratas, el primer Isetta era 300 (dos ruedas separadas adelante dos juntas atrás), el segundo el 600, aproximadamente similar pero trocha amplia atrás y otro asiento con puerta de un lado y el 700 glamour. Luis

      Eliminar
    2. Buen resumen, hubo gran cantidad de microcoches, aunque algunos tuvieron muy poca difusión: su paso por el mercado fue fugaz. Por suerte, de vez en cuando aparece alguna que otra miniatura como ésta para recordarnos que no todo fueron flores.

      Eliminar
    3. En España sucedió algo parecido, en los 50 (sobre todo) existió una explosión de pequeños modelos algunos autóctonos y otros fabricados bajo licencia, como en el caso del rey nacional "Biscúter".

      Este Goggo es el príncipe de todos, tan caro como un coche pero que a cambio ofrecía una calidad muy alta, nada que ver con el resto.

      Hoy en día ya sabemos dónde acabó el concepto, con los Aixam, Ligier y Mega como herederos. También podíamos añadir al reciente AMI de Citroën o al Twizy de Renault.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Éste es uno de los imperdibles. Tú tienes la suerte de poder acceder directamente allá en Francia, pero aquí llegan con cuentagotas.

    A primera vista, se puede decir que la calidad es la acostumbrada de Ixo. Que se note que lo es: pinchos en los faros, ruedas gigantescas y limpias desparejos.
    Peeeeero, después tenemos buenos y preciosos detalles. El interior está moldeado y bien hecho. Y por fuera, los cromados y anagramas me parecen finos y bien perfilados teniendo en cuenta el fabricante y el tamaño. Los colores muy bien elegidos y bien pintados.

    También voy detrás de él, pero me temo que solo por la palabra Goggomobil ya es motivo para su escasez y su precio. A ver si hay suerte...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aluciné al verlo, en serio que me parecía como de Schuco. Se fue para la saca directamente. Si vuelvo al mismo kiosco y lo encuentro yo te pillo uno y te lo envío, aunque ahora mismo el trabajo anda flojito para salir fuera.

      En todo caso es un piezón, que debería venir con lupa incorporada.

      Saludos!!

      Eliminar
    2. No hombre, no hace falta. Ya tengo el ojo echado a uno que lo vende un poco por encima de su precio de quiosco. Estoy esperando a poder hacerle compra conjunta (con el Zundapp y el Champion de esa misma colección) para amortizar portes... ...¡pero gracias! muy agradecido, de veras.

      Eliminar
    3. Bueno, pues nada, si te sale rana la cosa avisa por si acaso.
      Saludos.

      Eliminar
    4. Sin problema. Y de nuevo gracias por el ofrecimiento. Saludos.

      Eliminar
  3. Chiquititu el autitu!
    Imagino que en su momento debió ser un pequeño misil, con tan poco peso y tanto motor, aunque esa caja de cambios sin sincronizar...
    El modelo está bien bien bien (tres bien!), se nota un molde muy prolijo y mucho esmero, sobre todo en el apartado pintura (sin gotas ni excesos), acabado bicolor, y tampografías varias, amén de algunos cromados. El interior no se queda atrás, ese volante es una delicia, y todo en menos de 5 cm de largo!
    Te felicito por semejante belleza, me alegro que puedas disfrutarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con ese peso y ese motor debía ser una máquina interesante para matarse. Desde luego nada de airbags, ESP, estructuras deformables y demás...

      La caja de cambios no era sincronizada, pero por lo visto el manejo no era complicado. Me imagino que tuvieron en cuenta eso, era un coche caro y destinado en parte a gente sin carnet de coche.

      La miniatura es muy bonita, a condición de tener muy buena vista, claro.

      Eliminar
  4. Precioso el Goggomobil con la carrocería especial coupé. Yo tengo la versión estándar de Schuco que viene acompañado con un pequeño remolque de camping

    https://kekomovil.blogspot.com/2008/02/glas-goggomobil-de-schuco.html

    También compré en su día el Isar 700 de Neo

    https://kekomovil.blogspot.com/2009/04/glas-isar-700-de-neo-scale-models.html

    Premium Classixxs hizo en su día esta miniatura en resina, pero veo que el nivel de las miniaturas que ha hecho Ixo para este coleccionables es buenísimo, son una tentación en toda regla.

    Saludos
    Keko

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, recuerdo el "set" de camping!
      Ahora solo te falta el coupé.
      Yo estoy al revés que tú, me falta el sedán. Recuerdo cuando salía en la película española de "P. Tinto", como coche oficial de la fábrica de obleas, seguro que lo recuerdas... pero me imagino que era la versión fabricada en España, por proximidad.

      Te aconsejo esta colección de micro-coches, no desmerecería en tu exposición. El que más el que menos todos lucen muy buena factura.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Precisamente en mi ultima entrada hablaba del éxito inesperado del BMW Isetta que reflotó a la compañía bávara. Al parecer había mucha demanda de estos cochecillos que sin ser una maravilla técnica ni dinámica, permitían pequeños desplazamientos con mayor comodidad que las motos y tenían una baja fiscalidad. Creo que además de los citados por ahí andaba también el Messermischt.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tuvieron y tienen su público, el de la gente que necesita desplazarse a cubierto pero no tienen por lo que sea el carnet B.

      Pero se abandonó el argumento del precio, realmente estos micro-coches de hoy son casi tan caros como los turismos habituales.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!