El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O 302 de IXO/Hachette (c) 2024 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 19 de mayo de 2023

Berliet Vétra VA3-B2 de IXO/Salvat

 

Pertenece a una colección de kiosko titulada "Camiones y Autobuses Españoles" de la ed. Salvat

Retomando la caja y plataforma del Berliet PBR (un autobús de doce metros de longitud con tres ejes), VÉTRA produjo uno de los mayores trolebuses de su historia hasta la desaparición del fabricante en 1964. El modelo fue comercializado entre 1953 y 1961 y portaba un motor eléctrico Alsthom de 140 CVs; su éxito fue tal que quedó recordado como el trolebús más fabricado en la historia de Francia.

La firma francesa VÉTRA, especialista en el diseño y comercialización de trolebuses, comenzó en 1954 una nueva etapa en la que abandonó las carrocerías autoportantes de diseño propio en favor de la adaptación directa de modelos de Berliet, Chausson y Renault. El modelo VA3-B2 fue uno de ellos, siendo correspondiente al modelo EBR del fabricante lionés.

El gabinete de estudios SATRAMO perteneciente a VÉTRA concibió los materiales necesarios y designó los constructores requeridos para dar vida a sus proyectos, ya que la firma nunca fue constructor "per se". Uno de esos desarrollos fue el VA3-B2 según un prototipo presentado en 1953, cuyas pruebas tuvieron lugar en las calles de Lyon. Estéticamente idéntico al PBR y fabricado en los talleres de Vénissieux, el nombre de VÉTRA fue asociado a un nuevo logo con presencia de Berliet.

El modelo tenía una capacidad teórica de 125 plazas entre sentados y de pie, siendo el reparto según las necesidades de las empresas arrendatarias de transporte. También era posible desinstalar el espacio habilitado por el cobrador, pero según los vehículos preservados actualmente la homologación suele reflejar 113 plazas de las cuales 88 iban de pie. 

Los principales usuarios del VA3-B2 fueron lógicamente franceses, siendo la red de Lyon la principal usuaria con 142 ejemplares adquiridos que funcionaron sin inconvenientes hasta su retiro entre 1978 y 1983. Le sigue Marsella, con catorce, pero también a España llegaron 69 unidades en régimen de cesión o venta de las que algunas fueron para Madrid y otras a Valencia, aunque a menudo fueron traspasadas a otras localidades como Barcelona o Pontevedra.  

A pesar de ser alabado por su gran capacidad, el VA3-B2 fue criticado por su gran longitud haciéndolo bastante torpe en la circulación por las estrechas calles de las ciudades europeas. No obstante existía la versión Berliet ELR con dos ejes y menores dimensiones (10, 7 metros contra los 12 del VA3-B2), pero todos ellos siempre tuvieron las ventajas de ser un transporte limpio y sencillo en su mantenimiento.

















Por fin llega el primer trolebús en miniatura al Garaje, un vistoso (y enorme) ejemplar de un VA3-B2 destinado a circular por Barcelona. El modelo es, seguramente, uno de los más espectaculares de la colección de Salvat pero brilla con luz propia sobre todo en lo referente a su construcción, reflejando con detalle todo el bloque eléctrico del techo con las pértigas abatidas y sus aislantes. Tampoco hay nada que objetar respecto al molde y el buen trabajo de pintura que lo viste, hay muy buenos detalles externos (como las ruedas, la tampografía y algunas luces insertadas) y hasta el puesto de conducción denota fidelidad. Solo le pondría alguna pega a los retrovisores y al espacio para los pasajeros, pero pretender poner fotograbados y pasamanos en una miniatura así dispararía su precio. Para mí es una pieza esencial dentro de una colección que ya es fundamental sobre todo para el aficionado español.



















4 comentarios:

  1. De veras que tiene mucha personalidad, esas pértigas plegadas (acá le llamaban troles a dichas pértigas) son una belleza.
    Me hubiera gustado verlas extendidas, pero entiendo que por tamaño, espacio, embalaje y hasta integridad, sería muy complejo de implementar.
    Pero también brilla por la decoración, el detalle de los cartelitos "entrada" y "salida" es enternecedor, por no mencionar el tampo con la marca en la delantera. El interior también mejoró mucho con respecto a modelos anteriores, me encanta el tablerdo.
    Los espejos quizás sean demasiado bastos, pero en el gran tamaño de la pieza quedan disimulados.
    A mi me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, troles aquí también. Para mí lo mejor es que viene a colmar un espacio que no tenía cubierto, el de los trolebuses. Aunque si te digo la verdad tuve uno pero no me gustó tanto y lo vendí, cosa rara en mí.

      En la "vida real", solo he visto trolebuses funcionando en Lyon pero se podían convertir en tranvía o autobús, una cosa rara. Son muy famosos por lo visto.

      Eliminar
  2. Como bien dices es una miniatura espectacular, en especial por las troles o plumas y una decoración muy vistosa. Buena solución de movilidad, el problema eran las aparatosas líneas de catenarias. Ahora parece que vuelven con fuerza los tranvías eléctricos por en ciudades ecofriendlys como Vitoria y Barcelona.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta todo lo que sea transporte público eléctrico, por ejemplo en Sevilla hay tranvía por el centro y todo es peatonal, da gusto andar sin oir bocinazos ni ruidos de motor.

      Saludos!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!