El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

viernes, 3 de octubre de 2014

Volkswagen Bora Variant TDi MkIV de Minichamps



El Volkswagen Bora (cuyo nombre hace referencia a un viento invernal europeo) es un automóvil compacto producido en Alemania desde 1979, siendo básicamente una variante más familiar del Golf  y disponible con carrocerías sedán y familiar. Este modelo ha sido y fue conocido con otros nombres en los diferentes mercados mundiales en los que estuvo disponible, así en algunas regiones americanas y Sudáfrica se llama "Jetta" y  en otros lugares como "Atlantic". El modelo ha conocido seis generaciones y fue desarrollado siguiendo una vocación de modelo global, siendo el automóvil europeo más vendido en Estados Unidos y Canadá habitualmente.


Hoy nos detendremos en la cuarta versión ya que a ésta pertenece el modelo que presentamos. Apareció en 1998 poco después que el modelo superior Passat, siguiendo ambos un nuevo cánon estilístico basado en líneas redondeadas y suaves, muy diferentes a los modelos anteriores. Las medidas del nuevo modelo eran más pequeñas que la del anterior salvo en la distancia entre ejes, la suspensión es ahora más suave y cómoda pero en lo que Volkswagen trabajó especialmente fue en la seguridad del modelo y en la incorporación de nuevos motores. Fue bien recibido por la crítica especializada por su comodidad y calidad de construcción, pero resultó ser un vehículo caro de producir (al igual que ocurrió con el Golf IV del que derivaba) y eso se trasladó al precio de venta. No obstante, era más barato que su sustituto (el modelo de la quinta generación) y por eso en algunas partes del mundo se siguió produciendo más allá del año en que salió de catálogo en Europa, 2004.

Este Bora traía aparejado varios niveles de acabado que en Europa se denominaron como Base, Comfortline, Trendline, Highline y V6, estaba disponible con carrocería sedán y familiar (Variant) y disponía como opciones en los modelos superiores de asientos en piel, climatizador, pack deportivo y ESP. En el apartado mecánico, la oferta de motores era amplia y variada con propulsores de cuatro, cinco y seis cilindros en V y alimentados por gasolina o gasóleo. Las ventas de estos últimos bloques fueron claramente mayores en países como España gracias a su robustez y economía, las siglas TDi se hicieron muy famosas y a pesar de ciertos problemas con la válvula EGR anticontaminación y el ruido que hacían frío estos motores se han convertido en sinónimo de diesel de altas prestaciones. La motorización más pequeña fue un 1.6 de cuatro cilindros gasolina y 105 CVs y la mayor el 2.8 V6 de 204 CVs también movido por gasolina, siendo el tope en gasóleo el 1.9 TDi de 130 CVs.

Aparte de las cajas manuales de cinco y seis velovidades, disfrutaron del cambio automático secuencial Tiptronic y algunos modelos podían llevar tracción total asociada. Y de serie no iban mal equipados para esa época, pues no faltaban los ABS, ocho airbags, radio y cierre centralizado.

La carrocería familiar Variant fue un caso particular de "canibalización" de ventas dentro de la marca, pues existía un Volkswagen Golf (que recordemos que era la base del Bora) con carrocería familiar también llamado "Variant" y que salía algo más caro que el Bora. Así, los clientes se inclinaron sobre todo por el Bora Variant ya que en este segmento familiar no estaban tan influidos por el "Golf lifestyle" y además se llevaban un mayor equipamiento.




Nuevamente tenemos por el Garaje otro modelo de Volkswagen recreado por Minichamps hace ya unos quince años, por lo que no podemos esperar muchas alegrías de él. Si empezamos por lo básico veremos que lo comentado en otras ocasiones de los dealers de la casa de Aachen vale también para este Bora: un molde más o menos decente, partes plásticas que no ajustan del todo bien (a las ventanas me refiero), cierta sensación de fragilidad y un interior muy poco detallado aunque bien moldeado. Lo bueno es que está bien pintado, el frontal es muy fiel y tiene correctos detalles externos (al menos a lo que puede aspirar un modelo de "lavadora" actual), pero como solía suceder viene sin matrícula aunque tuvo corrección gracias a Vanguards. De todas formas es un modelo muy conocido en España (al contrario que el Golf Variant) y se puede encontrar a muy buen precio buscando bien, credenciales suficientes para que pueda formar parte de mi "familia" de miniaturas.























13 comentarios:

  1. no sabía que bora fuera un viento, pensé que aludía a algún movimiento (le llaman "bora" a la carrera del pistón).
    en cualquier caso, esta generacíón de bora con las luces rectangulares es la que más me gustó, las siguietnes fueron extrapolaciones que no iban bien con el diseño exterior.
    en cuanto al variant de minichamps, se ve bien, no le encuentro las pegas que dices, al menos no en las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una mala miniatura en absoluto, pero el modelo real siempre me resultó soso y esto quizás me condicionó un poco.

      Y encima en color plata...

      Eliminar
  2. Otro modelo que conocía de verlo en Ebay, curiosamente esta versión rural del Bora no se vendió en Argentina, solo el sedan de 4 puertas que dicho sea de paso ya es un clásico de nuestras calles y un auto muy preferido por los porteños.

    La miniatura se ve correcta, veo que le falta el calco del tablero y esto lo he observado en la replica del sedan (hecho también por Minichamps) así que es algo que han omitido hacer en este modelo en particular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aquí también fue muy conocido (tengo un amigo que tiene uno) y tiene fama de ser duro.

      Lo de la calca es algo habitual en esos años de Minichamps, no es el primer caso que veo ni mucho menos.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Aquí sí que se vendió esa generación de Variant, pero con el frontal del Golf, salvo eso el resto es idéntico.

      Eliminar
  3. Yo las opticas delanteras de tu miniatura las veo algo raras, como si no acabaran de encajar bien.
    En nuestro pais tuvimos el Jetta y el Bora, realmente como tu dices es un caso de canibalizacion claro, lo unico que aportaba algo era algo mas de espacio, por lo demas era un calco de un Golf.
    Esas llantas en nuestro pais vinieron con las versiones GTI.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Se^le nota el paso de los años en el.

    El frontal lo veo algo cuadrado pero no me desagrada para nada


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que veo el frontal bastante bien, de hecho creo que es una de las mejores cosas de la miniatura.
      El modelo lo conozco más o menos bien...

      Saludos!

      Eliminar
  5. Otro de los autos de los 90 que visto hoy dia quedó "viejo", la miniatura teniendo en cuenta tus comentarios está correcta, curiosamente tiene las mismas llantas del Bora sedan rojo que tengo de Minichamps, y que por lo menos aquí nunca las ví en los 1:1, pero parece que allá fueron muy vistas pues el de la foto real también las monta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julián, ya es casi más del siglo XXI pero yo creo que sus líneas siguien siendo agradables y hay casos peores de mal envejecimiento. Las llantas son archiconocidas en el mundo VAG por aquellos años y muy conocidas por el Golf IV.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Buena miniatura de otro de los tantos autos que no me dicen nada.
    Lo mejor de todo es la ambientación que le das a las fotos, sino sería muy aburrido verlo.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Es el último que presento en el famoso "puente de la muerte". Parece que este decorado te gustó bastante.
    Ya se fue la Feria y volveremos a mi pueblo...

    Abrazos!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!