El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O 3500H Omnibus "Classic Overland" de SCHUCO (c) 2021 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 21 de octubre de 2021

Austin FX3 de IXO

 


El Austin FX3 fue un modelo de automóvil taxi vendido entre 1948 y 1958 en el Reino Unido. Fue un encargo de Austin al fabricante especializado Carbodies of Coventry (hoy LTI) y se vendía en los concesionarios Mann & Overton; su diseño cumplía con los requisitos de la municipalidad de Londres pero llegó a ser usado también en otras ciudades y pueblos del país.

La historia del FX3 comenzó con un par de prototipos que dieron lugar a una tercera versión con chasis de acero proporcionado por Austin, este modelo definitivo fue presentado en el Salón Comercial del Automóvil de 1948 y entró en producción al año siguiente. 

Siguiendo los anteriores diseños de taxis londinenses el FX3 tenía una carrocería de tres puertas y un asiento para el conductor, como el del acompañante no existía en su lugar quedó una plataforma para equipaje. El modelo llevaba frenos mecánicos, ballestas y un sistema de elevación hidráulico Jackall incorporado y su radio de giro era de tan solo 7,6 metros, tal y como estipulaba el reglamento. 

El problema estribó en su motor de gasolina, un bloque de 2.2 litros demasiado caro para su explotación comercial, no obstante pronto existieron talleres que ofrecían el cambio a un bloque diesel estándar como el Perkins de tres litros. Austin vio potencial en ello y también llegaría a ofrecer sus propios motores en 1956, siendo la opción más popular para el FX3. En cuanto a la caja de cambios, era manual con cuatro velocidades siendo la primera no sincronizada, pero se sabe que en 1958 se fabricaron una serie de coches con transmisión automática de prueba de los que solo quedan dos hoy en día.

A pesar de ser un producto destinado al mercado londinense también atrajo el interés de las autoridades de otras ciudades de las Islas que los compraron nuevos o de segunda mano, incluso algunos llegaron a ser exportados con éxito a Madrid. También se intentó hacer mercado en Estados Unidos pero sin éxito. Otras variantes incluyeron un modelo para alquiler (el FL1) con cuatro puertas, adaptaciones para furgonetas de reparto con paneles de madera, fúnebres y hasta un modelo especial abierto para el magnate petrolero armenio Gulbenkian, con luces de carruaje, laterales con paneles de mimbre y un potente motor Ford de 6 cilindros.

El FX3 resultó ser un modelo de éxito y entre todas sus variantes llegaron a vender unas 20.000 unidades, muchas de las cuales se usaron en Londres hasta 1968. Su sustituto, el FX4, llegó en 1958 pero actualmente no está tan buscado por los coleccionistas como el modelo anterior. Hoy en día es posible verlo en las colecciones de aficionados estadounidenses o europeos continentales y también se usan como iconos para campañas publicitarias.









Realmente hay toda una cultura del taxi inglés, con modelos exclusivos y muy bien diseñados para el pasajero que perdura actualmente. Yo, sinceramente, al comprar este modelo de IXO de caja negra no lo sospechaba por no ver por ninguna parte alguna referencia de ser taxi, si bien me extrañaba un poco ver tanto espejo retrovisor o las luces superiores en una posición un poco rara para ser intermitentes. Aparte, la tonalidad bicolor no sé si se aceptaba para esos menesteres. Sea como sea, este modelo de IXO "de los buenos" me encanta por su calidad y buen hacer si bien parece que se pasaron un poquito con la pintura y el aspecto de algunos cromados. Al menos metieron fotograbados en los limpiaparabrisas y eso se agradece mucho. Por lo demás tenemos buenas ruedas de goma, una excelente parrilla y un interior bastante completo al cual no hubo manera de retratar por esos horribles cristales.

















8 comentarios:

  1. Indudablemente, es de los que ganan por simpatía. El acabado bicolor es tan agradable, sobre todo por ese "blanco marfil" que subraya el tono antiguo del modelo y da el encuadre perfecto para los cromados e insertos.
    No vi los transparentes que no te gustaron, quizás en la mano la sensación sea diferente.
    Si es por criticar, pediría las ruedas un talle más chico, pero no es necesario, igualmente voy a disfrutar de la belleza del modelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Formaba parte de un lotecito con oferta, la verdad no pensé que fuese a entusiasmarme pero olvidé que los IXO de caja negra suelen ser muy buenos e interesantes.

      Solo me falló el tema de los "cristales", son demasiado gruesos y distorsionan mucho. En alguna foto se aprecia.

      Me alegro que te haya gustado, desde luego es plenamente británico. En un futuro mostraré el FX4.

      Eliminar
  2. Muy lindo, agradable a la vista, esa parrilla un lujo!.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad, se esmeraron mucho en el frontal, y no era sencillo.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Una verdadera delicia este TAXI, que en aquellos duros años los hubo en España, sin ir mas lejos.

    En una de las tantas películas de nuestro querido Isbert, Manolo Morant conducía uno, en la Film los Ángeles del volante.

    Tendré que ponerlo en búsqueda por que me ha encantado

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, esos actores... Ya hace años!! No mucha gente de hoy en día los recuerda, pero para mí (sobre todo Isbert) son como de la familia.

      Gracias por el dato, aunque ya sabía que algunos de estos taxis fueron a parar a Madrid.

      Saludos.

      Eliminar
  4. si que los hay aficionados a coleccionar taxis, mi abuelo (y yo los llegue a ver) conocía a un mecánico que hará muchos años tenia un 124 de Barcelona y un Seat 131 de Madrid con sus pinturas originales.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué curioso... De chico llegué a ver los "milqui" en negro y amarillo (así era la librea sevillana antes) y eran mis preferidos.

      Saludos!!

      Eliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!