El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 11 de abril de 2012

FIAT 131 MkI Mirafiori de Starline



Presentado en 1974 en el Salón de Turín la berlina 131 nace en un período difícil para la economía europea y de FIAT en particular debido a la crisis del petróleo y de la inflación. Es el primer modelo de FIAT que abandona la numeración para tomar un nombre propio, en este caso el de la planta en donde se ensamblaba. Se construyó en tres países diferentes (Italia, España bajo la marca SEAT y en Turquía con el nombre Tofas 131), construido con tres carrocerías (berlina de cuatro y dos puertas, más el break "Familiare" de cinco) y contempló tres generaciones hasta su desaparición en 1983, tras haberse construido algo más de dos millones de unidades. Mención aparte merece su versión deportiva para Rallyes, el 131 Abarth, una máquina inolvidable.

La primera serie del modelo reemplazó en Italia al FIAT 124 del que tomó los motores, la tracción posterior y los esquemas de la suspensión. Al principio apareció con una calandra en la que destacaban unos faros rectangulares con cercos cromados en la versión básica "Mirafiori" y circulares para la "Mirafiori Special", cuya versión incluía también un perfil lateral en metal y goma y un interior más cuidado. Además este modelo permitía montar opciones como la caja de cambios de cinco velocidades o automática, aire acondicionado, asientos de terciopelo y muchas más posibilidades de equipamiento.

En el inicio, los motores disponibles fueron dos, de gasolina y con cuatro cilindros: un 1.3 con 65 CVs y  un 1.6 con diez caballos más derivados del 124 pero con la cilindrada aumentada.

El primer 131 destacó por su seguridad pasiva, por lo que se llegó a exportar también a California (Estados Unidos) con la denominación "Brava" aunque en este caso montó un motor más poderoso procedente del 132, un 1.8 biárbol catalizado.

Finalmente desaparece la serie en 1978, presentándose la nueva en el Salón de Ginebra y siendo un automóvil netamente mejorado.


La miniatura de Starline es de primera serie y se puede encontrar formando parte de un coleccionable de blister o en una lujosa caja de metacrilato. Siendo un Starline ya podemos esperar un buen molde, buenos y detallados acabados tanto dentro como fuera (sobresale el buen aspecto de los asientos) y la terminación del pintado. También bastante conseguidos el frontal y la trasera. Ruedas proporcionadas, imitando bien las llantas de chapa. Al precio al que se pueden ver además es una compra obligada.

















6 comentarios:

  1. Justo estaba por mandar el post de este auto.....jaja !!
    Yo lo tengo en color bordo, Starline logro una miniatura perfecta de este auto, como fan de esta marca que soy, por supuesto que me gusta, y mucho.
    Saludos !

    ResponderEliminar
  2. El de color burdeos no lo conozco, sí el Abarth de calle que es de color naranja. El mío tampoco lo conocía hasta que lo compré. Me gustó mucho el contraste del gris con el rojo de los asientos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. El mismo que tengo en mi coleccion !!!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro!! Seguiremos con Starline próximamente. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. También tengo el mismo. Una muy linda miniatura. Lástima que Starline no haya hecho todavía el 132, ya que el único disponible es de Altaya y tiene notables fallas en el molde.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Cruiser, lo hay de IXO (me refiero al 132) de segunda serie para la colección SEAT, bastante mejor hecho. Aunque el molde sigue siendo el mismo. Creo que Norev también lo tiene, pero no me hagas mucho caso.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!