El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 29 de marzo de 2012

Peugeot 309 MK2 1.9 GTi de Vanguards




El compacto 309 de Peugeot fue producido entre 1985 y 1993 en las factorías de Francia, España, Inglaterra y Sudamérica totalizando un número de 1.635.000 ejemplares. Este modelo iba a ser el Talbot Arizona (y algunos dijeron que también podía ser el Peugeot 206) pero la caida en desgracia de la marca hizo que el proyecto pasase a ser comercializado bajo la marca del león.

El 309 tomó la plataforma del 205 pero alargada en sus extremos para la ocasión, siendo las puertas las mismas. La carrocería (en tres y cinco puertas) siempre fue la misma, una berlina tres volúmenes y medio con cúpula trasera de cristal que poseía un correcto coeficiente aerodinámico de 0,33 y luego mejorado a un excelente 0,30 en la versión "Profil". Este tipo de carrocería era bastante "a la moda", pareciéndose mucho a uno de sus principales rivales el Renault 11.

En el apartado mecánico brillaron sus motores de cuatro cilindros en linea ya fueran en gasolina o diesel. Los primeros iban desde un modesto 1.1 con 55 CVs (luego 60) hasta el potente 1.9 con 160 CVs del GTi 16S, aparecido en 1989. En diesel, existió una versión atmosférica 1.7 con 60 CVs que cedió su sitio a la 1.9 de 65 y también estuvo disponible una versión sobrealimentada con turbo del 1.7, rindiendo 78 CVs. la tracción era delantera y las cajas de cambio manuales o automáticas.

Con el  tiempo, la gama sufrió un importante restyling en 1989 que implicó un salpicadero más armonioso, calandra genérica afín al resto de los Peugeot, pilotos traseros al estilo del 405 y una mejor integración de la cúpula trasera. En lo mecánico aparecieron nuevas cajas de cambio, la versión GTi 16 y se rectificó la gama de motores.

Finalmente desaparece lo que quedaba de la gama (309 Vital Plus 1.1 y 1.7 diesel) en 1993 para hacer sitio a los nuevos 306.


La versión aquí presentada es la 1.9 GTi, presumiblemente de 1992. Dicha versión era inferior a la GTi 16 (respectivamente con 122 y 160/148 CVs en la versión catalizada), logrando un compacto con pretensiones verdaderamente deportivas gracias a su peso contenido. También poseía elementos tales como las llantas de aleación, antinieblas, alerón trasero, colores exclusivos o el techo solar, siendo unos detalles magníficamente representados por la miniatura. Es la mejor representación que conozco del 309, haciendo en general un gran trabajo la casa inglesa en el molde y detallado, pero fallando bastante en el interior (muy anodino y poco detallado). Todo el exterior y la presentación en caja del modelo han sido muy cuidados, logrando que este primer contacto que tuve con Vanguards fuera muy sorprendente y agradable para mí.














5 comentarios:

  1. Antonio, compartimos gran parte de los gustos, los últimos tres coches que publicaste también están en mis vitrinas, todos muy lindas reproducciones, en especial este 309 de Vanguards, que está muy bien hecho. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Entre todos estamos haciendo ricos a los chinos! Este 309 me asombró cuando lo recibí, no me esperaba tanta calidad. Desde entonces, tengo mucho en cuenta a Vanguards.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Excelente miniatura !!
    Vanguards se supera año tras año y esta es una muestra de ello.
    Quiero un 309 de Vanguards !!! jaja

    ResponderEliminar
  4. No tengo nada de Vanguards, pero este Peugeot tiene una pinta estupenda, no me desilusionaria tenerlo para compararlo con el ixo, que seguro que pierde..., en el cara a cara.

    ResponderEliminar
  5. Ya desde que ves la presentación en la caja ves que se trata de un producto de calidad. Y lo conseguí tirado de precio. Aunque el modelo de Altaya no estaba nada mal.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!