El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Tata LPO de IXO/Hachette (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 26 de enero de 2012

SEAT Ibiza MkI 1.5 GLX de IXO/Altaya



Colección francesa de "Nuestros queridos coches de antaño", ed. Altaya.

Presentado en 1984 en París, es el primer coche desarrollado por SEAT conjuntamente con fabricantes europeos como Karmann, Porsche (motores) e Italdesign. Por aquel entonces, ya estaba desligada del grupo FIAT y se encaminaba a su control por parte del Grupo Volkswagen.

Este Ibiza se construyó partiendo de la plataforma del Ritmo/Ronda, dando lugar a una saga de vehículos que actualmente cuenta ya con una cuarta generación. Se llevan vendidos más de 5 millones de vehículos con este nombre (y su derivado tricuerpo Córdoba), sobre todo en España pero también en el extranjero ha tenido unas ventas bastante notables. Solamente de su primera versión alcanzó la excelente cifra de 1.342.000 unidades colocadas.

La primera generación del modelo aparece en 1984 con el objetivo de reemplazar al modelo Fura (que no era más que un restyling del SEAT 127 CL). El diseño corrió a cargo de Giugiaro, que inicialmente iba a ser para Volkswagen teniendo en mente al sustituto del Golf. SEAT aprovechó el boceto y utilizó la base del Ritmo/Ronda para construirlo, lo que acarreó ventajas e inconvenientes: si bien se ganaba en habitabilidad al utilizar la plataforma de un compacto perdió en maniobrabilidad ya que el vehículo alcanzó un peso elevado y no se contaba con asistencia en la dirección... aparte del incremento del consumo de sus ya de por sí "gastones" motores Porsche.

La gama de motores inicial consistió (en gasolina) en bloques de cuatro cilindros en línea desarrollados con Porsche, los famosos "System Porsche". Éstos estaban disponibles con cilindradas de 1.2 y 1.5 litros respectívamente con 63 y 80 CVs (85 con la versión de inyección, 90 con la de carburador Weber). Posteriormente apareció la versión económica con el archiconocido bloque de 903 cm3 y 44 CVs (Ibiza Junior), un 1.5 potenciado a 100 CVs (SXI) y como tope de gama el System Porsche 1.7 con 105 CVs. Para los que buscaban economía de uso, SEAT ofreció el Ibiza con un motor 1.7 de procedencia FIAT que rendía 55 CVs y que movía con escasa alegría al coche.

Del modelo aparecieron muchas versiones especiales a lo largo de su carrera comercial, algunas específicas para cada mercado extranjero en el que estuvo a la venta y para alargar un poco la vida del modelo se le efectuó un restyling sobre todo estético ("New Style", 1991). Se rediseñó el frontal, se insonorizó internamente mejor y se actuó sobre la dirección aunque no se ganó demasiado con el cambio, pues seguía siendo pesada en las maniobras.

Finalmente aparece su sustituto (Ibiza II) en 1993, siendo un producto ya totalmente bajo el control de VW. No obstante la carrera del primer Ibiza prosiguió en lejanos países como Irán y China, en donde se estuvo produciendo hasta no hace demasiado tiempo ya que SEAT vendió las cadenas de montaje de la Zona Franca, donde su construcción tenía lugar.



El modelo representado es el de la terminación más alta en motor y acabados (GLX 1.5). El molde es un poco basto y cuesta reconocer un poco que es un Ibiza, por que las ruedas están bastante agrandadas (síndrome Donut!) y en la parte trasera un tanto bajas. Las ruedas no resultan ser muy realistas, pero no le quedan mal. Buen trabajo en los pilotos traseros y el interior, aunque no sea como par tirar cohetes. Existe el mismo modelo formando parte de la colección temática española de "SEAT", pero en mi opinión no le favorece nada el color escogido en esa ocasión. Me resulta curioso haber conseguido antes la versión del coleccionable francés, pero de ésto no me dí cuenta hasta que no ví las placas de matrícula.









Un Ibiza SXI, la versión "deportiva".





2 comentarios:

  1. Otro modelo que compartimos, Antonio.
    Me gusta este Ibiza, incluso mas que el modelo actual.

    ResponderEliminar
  2. El actual es extraño de diseño, pero no está feo (por lo menos para mí). Las versiones CUPRA son espectaculares, llegan a cerca de los 200 cv.
    El de la primera generación con sus motores Porsche eran buenos coches, pero de malos acabados. En uno como ése aprendí a conducir, tenía un manejo de la caja de cambios pesimo...
    Saludos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!