El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

miércoles, 18 de enero de 2012

Peugeot 305 GL de IXO/Altaya




De la colección "Nuestros queridos coches de antaño", edición francesa. Ed. Altaya.

El 305 fue un automóvil medio familiar producido por Peugeot entre 1977 y 1989 en la fábrica de Sochaux, sucediendo al modelo 304. Tuvo como rivales a vehículos tales como el Citroën GSA, el Renault 18, Ford Taunus o FIAT 131 hasta que apareció su relevo el Peugeot 405 (y no el 309 como su nombre podría sugerir). Las ventas totales del vehículo fueron de unos 1.600.000 unidades, la mayoría sobre todo en Francia y algunos paises europeos pero en el mercado inglés (que Peugeot consideraba muy importante) tuvo una discretísima acogida. En España es un coche totalmente desconocido pues en esa época existían fuertes aranceles que gravaban mucho las importaciones y no se llegó a producir en nuestro país.

Desde el momento de su lanzamiento este automóvil estuvo disponible con una clásica carrocería de cuatro puertas y tres volúmenes y una versión familiar break de cinco. También existió una versión furgoneta con los laterales de chapa para aquellos que buscaban un comercial ligero.

Los niveles de equipamiento dependían de la motorización escogida; así los niveles GL y GR recibieron los motores con potencias más bajas y el SR llevaba aparejados los bloques más prestacionales. En gasolina, recordemos que eran bloques (al igual que los diesel) de cuatro cilindros en linea y con cilindradas de 1.3 (65 CVs), 1.5 (74,80,89 CVs), 1.6 (de 94, para el GT) y 1.9 (con 105 CVs, montado en el GTX). Y los que primaban la economía sobre todo tenían disponibles los afamados motores diesel de PSA: un 1.5 de 49 CVs incialmente y su sustituto el 1.9 de 65 CVs proveniente del Talbot Horizon.

El 305 logró una larga y buena carrera comercial gracias a sus motores y al rejuvenecimiento de la gama gracias al restyling que se hizo en 1982 (Serie 2), sobre todo en aspectos estéticos con un nuevo y mejor interior y elementos externos renovados (paragolpes, faros, calandra, ruedas y pilotos traseros), aunque no se descuidó ni mucho menos la parte mecánica (se introdujeron nuevos motores y la posibilidad de la caja de cambio automática).


Otra notable miniatura de Altaya, en este caso de un coche que no conocimos en la Piel de Toro. Reconocemos inmediatamente el buen trabajo del molde y la pintura, en un color blanco que le sienta realmente bien y hace que podamos apreciar los detalles externos. Muy buenas (y humildes) llantas de chapa y, aunque el frontal es muy bueno, excelente parte trasera con los pilotos bien definidos y detallados. Tan solo vemos que el encaje de los cristales laterales traseros no está muy logrado, pero el interior es muy correcto y todo ello junto con un bajo precio de adquisicion hace que nos sintamos muy contentos con la compra.













2 comentarios:

  1. Parece que al ver tus modelos, estoy viendo mi vitrina !! jaja
    El 305, el Citroen Pallas y el Talbot Solara forman parte tambien de mi coleccion.

    Felicitaciones, colega !

    ResponderEliminar
  2. Eso está bien, refleja que tenemos buen gusto :)
    Saludos, colega!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!