El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

jueves, 26 de enero de 2012

Talbot Tagora 2.2 L de IXO/Altaya




Pertenece a la colección "Nuestros queridos coches años 80", de la editorial Altaya.

Presentado en el Salon de Paris de 1980 como el sustituto del Chrysler 180, siendo (como su antecesor) un fracaso de ventas. La parte mecánica era francesa, concretamente proveniente del modelo Peugeot 604 pero el exterior estaba diseñado por el estudio de diseño inglés de Royden Axe (recordemos que la marca Talbot, de origen inglés, fue repescada por el grupo PSA).

La base del Tagora era la del futuro Peugeot 505 y el objetivo era crear una berlina de alta gama que fuese realmente cómoda y de cierto gusto norteamericano. Para ello, el vehículo contaba con una gran serie de "gadgets" (fue el primer modelo francés en llevar ordenador de a bordo), suspensión independiente a las cuatro ruedas y una buena selección de motores provenientes de Peugeot, mención positiva aparte para el 2.3 turbodiesel de 80 CVs. Alimentados mediante gasolina hubo solamente dos bloques; un 4 cilindros en línea con 2.2 litros y el excelente 2.7 V6 de 165 CVs con el que el Tagora logró ser considerado como la berlina francesa más rápida del momento pues alcanzaba los 205 Km/h.

Lo cierto es que el Tagora era un buen coche, pero en el grupo PSA se creó un colflicto de intereses por el hecho de que ensombrecía al buque insignia de Peugeot, el 604 (al que sacaba casi 20 CVs de potencia). Así, la empresa matriz no evolucionó al modelo y además en esa época se desataron una serie de huelgas en la factoría de Poissy (donde se construía el Tagora)... para colmo por aquel entonces tenía lugar la segunda crisis mundial del petróleo. El Tagora había llegado en mal momento y ni PSA creía mucho en el coche, por lo que fue malvendido en los concesionarios. Aparte el hecho de que el cliente no tenía muy claro a qué marca pertenecía el automóvil y para colmo los acabados no eran de muy buena calidad.

Así que, tras haberse vendido solamente unos 20.000 ejemplares, termina en 1983 la aventura del Tagora con unos cuantos centenares de vehículos siendo trasladados a España, en donde se vendió muy poco y solamente las versiones de seis cilindros (era un coche muy caro, a la marca tampoco se le tenía mucho aprecio por aquí y además el país estaba en crisis).


Otro buen modelo de Altaya, grande y bien hecho, con bastante nivel de detalle. Es un coche un tanto exótico y muy parecido al Solara, aunque éste es como el hermano mayor. Aunque no era lo habitual, lo cierto es que en color blanco la miniatura gana bastante por el contraste de las partes negras y la delantera y trasera son igualmente buenas. Correcto el interior y también una realización de altura para las ruedas, con unas llantas totalmente inéditas y que dicen mucho acerca del cuidado puesto por el fabricante a la hora de producir la miniatura






La versión más completa y lujosa, la SX




2 comentarios:

  1. Uno de los pendientes de mi coleccion, vaya casualidad. Esta miniatura jamas se ha visto por aqui.
    Felicitaciones !

    ResponderEliminar
  2. No os perdéis demasiado, es una miniatura bien hecha pero muy discreta.
    El coche original era un tanque. Muy raro de ver por aquí, pero recuerdo haber visto uno cuando era adolescente. El resto, en fotos!
    Saludos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!