El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Maybach DS8 Zeppelin de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 3 de enero de 2012

Mercedes Benz L 6600 S de Minichamps




Tras la devastadora guerra mundial, Alemania entró en un tiempo de reconstrucción (al igual que media Europa) y se hizo patente la falta de camiones pesados que contribuyesen al esfuerzo. La laguna se colmó en parte con la serie L 3500 a finales de los cuarenta, pero una década después esa gama de camiones más bien ligeros ya no bastaba y la competencia golpeaba fuerte a Mercedes Benz. Así que, para atender el transporte pesado y a larga distancia el constructor alemán presentó su serie L 6600 capaz para cargas de seis toneladas, estando caracterizado por su largo capó que alojaba un motor de gasóleo y un potente radiador para enfriarlo. Este motor rendía unos 150 CVs, que tenía que tirar de una caja que a menudo estaba sobrecargada de mercancías...

Con el paso del tiempo, y a pesar de la sucesiva elevación de potencia (hasta 200 CVs) se vio que el cocnepto quedaba sobrepasado por los nuevos camiones con cabina "chata" como los MAN y para 1962 la serie L 6600 (que era conocida anteriormente, a partir de 1954, como L 315) ya ni se exportaba, dejando paso a los famosos LP.


Si bien los camiones de Minichamps suelen tener bastantes menos detalle y refinamiento que los de SCHUCO, marca con la cual siempre los comparo, hay que decir que tampoco la diferencia es excesiva pero lo malo es que por precio andan parejos. Y por catálogo, creo que SCHUCO también gana por la mano. De todas formas, en este modelo no se echa de menos la falta de detalle aunque el molde es un poco "basto" y quizás con un poquito de exceso de pintura.

Lo he comprado precisamente para ver qué tal lucía enganchado al remolque frigo de Bären (de mi anterior conjunto de SCHUCO) y la verdad es que para mí queda más agraciado que con el MAN.
Y es que siempre preferiré, por bonito, a un camión de morro avanzado antes que uno chato. Es cuando parece un camión "de verdad".






















6 comentarios:

  1. hermoso camión el que posteas,
    francamente me cuesta creer que un minichamps tenga menos detalles que un schuco.
    en cualquier caso este camión se ve sobervio,
    me encanta los detalles que tiene,
    empezando por los colores y terminando por los accesorios camioniles que tiene.
    realmente impone respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La diferencia es a veces sutil, pero por norma general los SCHUCO (en camiones y autobuses) me parecen un puntito por encima. Sobre todo por finura de detalles.

      Eliminar
  2. Hermoso camion, creo haberlo visto en alguna casa de hobbies de por aqui.
    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos!
    Pues sí, los Schuco son más cuidadosos en los detalles y se asemejan más a la realidad.
    Pero en la mano, parecen como de papel...
    Ahora bien, agarras el Minichamps y pesa un quintal, y se ve algo más basto.
    En los autobuses no suele pasar... el Jagërmeister que puse es un modelo fino y muy detallado.
    Un saludo, se agradecen los comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Excelente!!!! Muy buena réplica, los colores y detalles son perfectos. Y para un camión, es muy importante el peso, le da como más cojones.
    Y es cierto, un camión "trompudo" es más camión que un frontal...

    Saludos y muy buen modelo!!!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!