El Garaje Algabeño

El Garaje Algabeño
Mercedes Benz O317K "Jägermeister" de Minichamps (c) 2017 Antonio Sivianes Gaviño

martes, 24 de enero de 2012

Renault 5 "Supercinco" GTL de IXO/Altaya





Proviene de la colección "Nuestros queridos coches años 80", Ed. Altaya.

Producido entre los años 1984 y 1996, el "Supercinco" ("Supercinq" en francés) fue diseñado por Marcello Gandini a partir de un proyecto que empezó en 1978. El modelo fue fabricado en muchos países europeos y en Venezuela, totalizándose una cantidad cercana a los tres millones y medio de ejemplares. El modelo utilizaba el chásis de los Renault 9 y 11 por lo que era algo mayor que su antecesor, su tracción delantera y su motor colocado en posición anterior transversal. Existió con carrocerías de dos volúmenes de tres y cinco puertas y un derivado comercial con caja adosada denominado "Express".

El vehículo fue presentado por todo lo alto en París con la presencia del entonces presidente Mitterrand y contó con el favor del público, quien lo juzgó como un digno sucesor del exitoso modelo 5. Las críticas negativas tuvieron que ver con el hecho de que sus motores eran ruidosos o que había perdido bastante del espíritu de su antecesor, pero el comprador alababa su comodidad y suavidad en el cambio además de la habitabilidad.

El modelo contó con un amplio catálogo de motorizaciones, en gasolina o gasoléo pero siempre con arquitecturas de cuatro cilindros en línea. Los primeros contaban con un bloque de 1.1 litros y 48 CVs como inicio de gama, y terminaban con un 1.4 Turbo de 120 CVs que montaba la versión GT. En diesel, un motor 1.6 atmosférico con 57 caballos inicialmente que luego evolucionó para poder cumplir con las normas antipolución, pero vio reducida su potencia en dos caballos.

Del modelo existieron infinidad de versiones hasta su desaparición del catálogo en Eslovenia (ya había sido sustituido varios años antes por el Clio en Europa). Notables fueron la lujosa "Baccara" y el GT Turbo, una recordada máquina por el aficionado que conseguía sobrepasar los 200 Km/h.








Observando la miniatura de Altaya no puedo decir que me haya dejado un buen sabor de boca, sobre todo por lo basto del molde y la pintura aplicada en exceso que diluyen las formas del Supercinco. El interior parece algo más conseguido y hay cierta "vida" en el detallado externo. Lo bueno reside sobre todo en su bajo precio sobre todo teniendo en cuenta que no hay demasiado donde elegir si se quiere un Supercinco estándar (el GT ya es otro cantar, hay por ahí reproducciones mucho mejores como la de UH por ejemplo o la serie especial Alain Oreille).





















3 comentarios:

  1. Esta version del R5 no se vio en Argentina, esta muy lindo.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante el renault.
    nosotros hemos tenido la versión 3 puertas en nuestro país,
    y siempre fue un auto muy apreciado.
    supongo que un modelo de 4 puertas se hubiera vendido muy bien.
    el modelo se ve muy bien, lindas luces, lindas ruedas y linda trompa,
    es más de lo que se le puede pedir a un coleccionable.

    ResponderEliminar
  3. El modelo me resulta bastante familiar (aquí se vendió muchísimo) y por eso no lo acabo de ver bien del todo, pues puedo compararlo.
    Recuerdo haber visto, ya al final de su vida comercial aquí en España, que lo sacaban a un precio de "derribo" y bajo muchas series especiales.
    El Turbo es muy bonito y existe en 1:43, pero es caro de adquirir.
    Saludos y gracias por comentar!!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de reflejar lo que piensas sobre esta entrada!